Si os digo la verdad, me parece fuerte que Carla se haya avergonzado de David, y que luego, siga quedando como una niña que nunca ha roto un plato en su vida.

Me ha sorprendido que David haya sufrido lo mismo que he sufrido yo cuando él se avergonzaba de mí por culpa de las críticas de sus amigos. ¿Me habrá hablado hoy, después de tanto tiempo ,por eso?.

En el recreo, les conté todo lo que me dijo David acerca de su vida, de lo que le pasó con Carla y de lo que pensaba sobre mi ruptura con Álvaro. También les dije que quería olvidarme de Álvaro y que quería empezar desde cero con David:

-Hay una cosa que no entiendo:-¿Por qué te ha hablado ahora después de tanto tiempo?-preguntó Irene.

-No lo sé la verdad-respondí.

-Y otra cosa Sandra. Lo que voy a decir ahora es lo que pienso pero David es el doble de gilipollas que Álvaro.

-Álvaro no es gilipollas Emily-rectificó Lucía, la cual, se sorprendió bastante cuando se enteró del vídeo.

Empecé a recordar cuando le mostré el vídeo a Álvaro y Lucía e Irene se enteraron de lo sucedido….

-¿Pasan esas cosas cuando estás enamorado? ¿En serio? Porque si te parece bien, en la próxima verbena me morreo con otro, y mejor delante de tus narices, a ver qué te parece-le respondí, bastante enfadada-

Álvaro no supo qué decir, por lo que se fue y me dejó sola, delante del público mientras me miraba. He quedado como una puta imbécil…

Y encima se fue, parece que estaba avergonzado después de lo sucedido, por lo que no tuvo respuesta ante mi pregunta.

Yo también me fui, y hecha una mierda.

Pero hay una cosa que no sé…después de lo sucedido, ¿sigo siendo su chica?:

-¡Sandra! ¡Espera!-me dijeron dos voces.

Me di la vuelta. Eran Irene y Emily:

-No queremos que estés mal Sandra. Y tenéis que solucionar esto-me habló Irene.

-No Irene, no. Es una pérdida de tiempo. Lo hecho, hecho está.

-¿No crees que estás siendo un poco dura con él?-preguntó Emily.

-¡¿Un poco dura?! ¿Pretendes que le perdone después de haberme puesto los cuernos?-le grité a Emily.

-Sandra, relájate. Mira, entiendo tu situación ¿vale?. No queremos que estés mal ni que estés sufriendo por él, pero es normal que estés así ya que estás enamorada de él. Te dejaremos sola para que reflexiones y pienses si vas a romper con él o no, pero quiero que sepas que siempre nos vas a tener aquí, para lo bueno y para lo malo, porque en eso consiste el grupo SEIL- explicó Irene.

-Exactamente. Ahora pasa de él. Ni le hables, que vea que estás cabreada-dijo Emily.

-Eso no hace falta, Emily. Con el tortazo que dio es más que suficiente…bueno en parte se lo merecía.

Acabé llorando más, pero esta vez de alegría. Son amigas de verdad J:

-Gracias chicas-les dije y las abracé:-Os quiero.

-Y nosotras a ti-dijo Emily:-Otra cosa, si no está Lucía aquí, es porque está con Álvaro. Lo más probable es que mañana Lucía nos cuente qué le ha dicho Álvaro a ella.

Y así es. Lucía habló con Álvaro de lo sucedido. Esta fue su conversación:

-Quiero que me expliques la verdad Álvaro, porque cuando vi ese vídeo me estaba quedando a cuadros.

-No me acuerdo de lo que ha pasado Lucía.

-¿Cómo que no te acuerdas Álvaro? Tienes que acordarte de algo por lo menos…

-Lucía no seas pesada por favor-le dijo en un tono borde:-No me acuerdo de lo que ha pasado. Lo único que sé es que besé a Carla o ella me besó a mí. No tengo ni idea, en serio. Pero lo único que sé ahora mismo es que después de esto, nunca recuperaré a Sandra. Lucía yo la quería a muerte.

-Lo sé Álvaro, pero es mejor que ahora no hagas nada. Está fatal, horrible. Ayer quedamos para ir a ver Carrie, una película que a Sandra le encantaba y ni siquiera fue. Se quedó en su casa estudiando Biología y a la vez hecha una mierda.

-Vale, te haré caso ya que la conoces muchísimo.-dijo Álvaro, acabando la conversación.

-Te sigue queriendo-dijo finalmente Lucía:-Por lo que, es una pérdida de tiempo que le des calabazas a Álvaro. Y que quieras empezar algo con David. En serio tía, ¿por qué? Hace nada estabas llorando y hecha un cristo porque Álvaro te ha puesto los cuernos y ahora quieres empezar de cero con David. No le encuentro la lógica.

-Es verdad, es una pérdida de tiempo-afirmó Irene:- Seguramente David te habrá hablado por el rumor de que Álvaro te ha puesto los cuernos. Piensa ¿te ha hablado David en otra ocasión aparte de esta? No, ¿verdad? Pues ahí tienes la respuesta.

Están equivocadas, pero paso de discutir con ellas. Mi cabeza está pensando en David, en empezar de cero con él y en olvidarme de Álvaro. Son mis próximas metas.

A dos vidas¡Lee esta historia GRATIS!