Al día siguiente, estuve en el recreo con Emily y con otras dos amigas más: Irene y Lucía. Juntas somos el grupo: SEIL. (S: Sandra E: Emily I: Irene L: Lucía).

Les comenté la trágica idea de actuar en la película con Álvaro. Está en la clase de Lucía e Irene, pero ellas no cogieron ATU, sino religión:

-Sandra, de niño seguramente era un niñato pero la gente cambia con la edad. Álvaro ha cambiado, está mucho más maduro que antes- me dijo Lucía.

Las palabras de Lucía son sinceras pero igualmente no puedo creérmelo. Para creérmelo del todo tengo que verlo con mis propios ojos:

-Además en el fondo te atrae- me dijo Irene pícaramente.

-Sólo que como eres orgullosa no sabes admitirlo- habló Emily.

…¡Vale sí! Me parece guapo ¿y?. Por lo menos no soy como otras que lo largan por ahí para que Álvaro se quede satisfecho:

-Pues no. Estáis equivocadas, pero eso sí quiero comprobar que tienes razón, Lucía. Me voy a quedar sólo como actriz en la película para trabajar con él y para ver si realmente ha cambiado.- le dije.

-¿Y si apostáis?- preguntó Emily.

-No sé si sería muy buena idea. No quiero que os peléeis- habló Irene.

- ¿Estás loca Irene? ¡Claro que no! ¿Por qué nos íbamos a pelear por un chico?- preguntó Lucía.

-Y especialmente por Álvaro- nombré:- Si gano yo la apuesta me prestarás tus preciosos tacones para fin de año.

-¿Y cuáles me pongo si son los únicos que tengo?.

-Te los presto yo Lucy, no te preocupes. Ya sabes que soy una fan de la moda- le dijo Emily.

-Vale gracias Emily. Pues… si gano yo la apuesta, quedarás con Álvaro y tendrás una cita con él.

¡¿Qué?! ¡¿Una cita con Álvaro!? Joder, espero que gane yo la apuesta. No tengo una cita desde hace casi un año. No quiero tener una cita y menos con Álvaro:

-No te obligo a que salgas con él, porque sería de zorra y ya sé cómo eres tú con los chicos- me dijo Lucía.

-Más te vale.- le dije muy seria.

Rezo para que yo gane la apuesta y sinceramente, no vale la pena hacer esa apuesta, en fin. Yo misma sé que Álvaro no ha cambiado y que nunca cambiará. Seguirá siendo un estúpido donjuán.

A dos vidas¡Lee esta historia GRATIS!