Estaba muy contenta, porque mañana quedé con David para ir al cine.

Me encanta David, a pesar de que no sea muy guapo, pero es ¡tan bueno!. Me ha ayudado en el examen de matemáticas de progresiones y gracias a él he aprobado. Y también me ha ayudado en muchas cosas más. Está claro que David es un cielo.

Conocí a David en primero de la eso. Nunca había hablado con él en ese momento.¿Por qué no me había fijado en él antes? ¿No os ha pasado eso alguna vez?.

Al día siguiente, recibí un Whatsapp de él en el que me decía:

''Hoy no vamos a quedar. Esto se suspende''.

Ese mensaje me dejó trabada. ¿A qué venía esto?:

''¿Por qué?''

''Porque no quiero estar con una tía como tú. Eres una cualquiera, vas de bonita, y te crees la mejor. No me van ese tipo de chicas''.

En serio...esta situación empezó a sacarme de quicio:

''Eso no es verdad. ¿Quién te ha dicho eso?''.

''Mis amigos''.

Le escribí esto:

''Que sepas que me acabas de decepcionar mucho. ¿Por qué te crees lo que te dicen tus amigos de mí? ¿Acaso ellos me conocen? No, pues no les hagas caso. Cónoceme primero y luego piensa lo que quieras. Y me da rabia que canceles la quedada de hoy, yo quería quedar contigo hoy...''

Me respondió:

''No me creo lo que dicen mis amigos, es que es la verdad. No te conocen, pero tienen razón''

Empecé a ponerme más nerviosa y frustrada. ¡¡Jamás me había esperado algo así de David!!:

''Que te den un rato, David. Adiós''

Ese fue el último mensaje que le envié. Me respondió con un mensaje antipático pero pasé de responderle.

Mi conclusión de esto es que David me ha decepcionado mucho. Muchísimo.

A dos vidas¡Lee esta historia GRATIS!