*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

-¡No me lo puedo creer!-exclamó mi madre. Si le hubiese afectado más la noticia, se le habría caído el plato que estaba fregando.

Mi madre ya sabe que he roto con David. Y también los motivos por los cuales, he roto con él:

-¡Qué chica más mala por dios! Hija, te voy a decir una cosa, pero no como madre, sino como una persona con unas determinadas experiencias vividas.

-Dime.

-Una persona nunca nace siendo mala. Siempre hay unas causas que llegan a esa actitud. Yo creo que si Carla ha montado ese follón, es porque te tiene envidia.

¿Envidia?, ¿envidia de mí?. Está flipando:

Fui al salón y cogí los dos platos del postre. Los dejé en el fregadero para que mi madre siguiera fregando:

-Estás loca.

-No hija no. Cuando estabas con Álvaro, ella sabía perfectamente que él te quería a ti y no a ella. Y como no lo asumía, pues quiso cometer esa locura. Ella sabe que eres mejor que ella y eso le molesta. Y cuando una persona tiene envidia es por celos e inseguridad.

-¿Tú crees eso mamá?.

-Sí hija sí. Sandra, tengo cuarenta y cinco años y ya conozco las intenciones de los adolescentes en determinadas situaciones. Ah, y otra cosa.

-Di.

-No me puedo creer que Álvaro esté saliendo con esa tonta del culo...Ha caído muy bajo.

-Yo también pienso lo mismo. Ah por cierto, mañana quedé con él para tomar algo, pero como amigos ¿eh? Me lo pidió él, que conste.

-Hija, ¿tú crees que te seguirá queriendo?.

La pregunta de mi madre me trabó un poco:

-¡Ay mamá! Claro que no. ¿Cómo me seguirá queriendo si está con Carla?.

-Hay personas que tienen relaciones con otras para olvidarse de sus ex.

Cuando mi madre me dijo eso, recordé a cuando quise empezar desde cero con David para olvidarme de Álvaro. ¿Y si Álvaro habrá hecho lo mismo con Carla para olvidarse de mí?.

-Además-siguió hablando mi madre:-Aunque conozca poco a Álvaro, con lo buen chico que es, es casi imposible que le guste una niñata como Carla.

Otra vez a lo mismo: volver al maldito pasado...

A dos vidas¡Lee esta historia GRATIS!