Al día siguiente, me desperté con la misma tristeza que ayer pero no voy a negar que me siento mejor :)

Fui a clase y vi a Diego con sus dos mejores amigos: Víctor y Nacho:

-Hola chicos-les saludé.

Diego me dio un beso en la mejilla y me abrazó fuerte:

-¿Estás mejor?-me preguntó.

-Sí-respondí:-Fue todo gracias a ti.

-¿Lo preguntas por lo de ayer?-preguntó Nacho, refiriéndose a mi ruptura con Álvaro.

-Sí-respondió Diego.

-¿Y estás mejor?-volvió a preguntar Nacho.

-Sí, pero igualmente Álvaro no va a recibir mis disculpas. Y menos una segunda oportunidad.

En ese momento, vi a las chicas SEIL subir las escaleras. Se acercaron a hablarme:

-Nosotras te matamos-me dijo Emily:-¿Sabes cuántos mensajes te hemos enviado?.

-Podías haberla llamado-habló Diego:-Y fue la mejor solución.

-Mierda-se quejó Lucía:-Pues no se nos había ocurrido.

-No somos nada creativas, chicas-opinó Irene.

Vi a Álvaro subir las escaleras. Se quedó mirándome, al igual que yo a él, pero unos segundos más tarde, le quité la mirada y me puse a hablar con mis amigos, para disimular.

El día de hoy fue un día normal y corriente. No obstante, después del recreo, tenía ATU y hoy tocaba grabar:

-3,2,1...¡Acción!.

-Leire, yo...no era mi intención hacerte daño.

-El daño ya está hecho-le dije:-Nunca te he visto capaz de hacerme esto Erik. ¿Cómo has podido ser capaz de acostarte con otra chica?

Esta escena me hizo recordar a cuando ayer rompí con Álvaro. ¡Dios! Es que todo lo que me pasa con Álvaro sale en la película pero con diferentes personajes. ¿Será o no será casualidad?:

-Yo te quiero y lo sabes Leire-me dijo.

-Erik, asúmelo de una vez. No te voy a perdonar-le contesté.

Estaba llorando. Mis lágrimas no eran falsas, eran de verdad. Esta escena me hacía recordar un montón a lo que sucedió ayer. Recordar momentos malos te hacen llorar y derrumbar, como es en este caso:

-No me puedo creer que seas tan imbécil de no creerme y de saber que te sigo queriendo, Sandra.

Me di cuenta de que esa frase que dijo Álvaro, no estaba en el guión. Además en lugar de llamarme con el nombre de mi personaje, me llamó con mi verdadero nombre.

Ese comentario me ha hecho perder papeles y le metí un tortazo delante de todos mis compañeros. La profesora no estaba porque había faltado y el profesor de guardia nos dejó trabajar grabando la película:

-¡Ey!-exclamó Emily.

-Eso no estaba en el guión-comentó Diego.

Salí del aula, después de haber hecho el ridículo delante de mis compañeros.

Emily y Diego salieron del aula y me siguieron:

-Sandra-me dijo Emily:-No puedes seguir así. Tienes que asumirlo ya.

-No puedo tía. Es que es muy difícil-le respondí a la vez que mi mejor amiga me abrazó.

-La culpa no la tiene Sandra-le comentó Diego a Emily:-El comentario de Álvaro fue un poco fuerte, porque encima lo dijo mientras estábamos grabando y delante de todos los compañeros.

-Se ha pasado un poco-habló Emily:-Pero ya no puedes seguir así-me habló a mí:-Tienes que demostrarle que eres una persona fuerte y no una debilucha.

Lo que dijo Emily era verdad. Tenía razón pero en esa situación es difícil ser fuerte:

-Se va enterar-dijo Diego:-Ya me está empezando a tocar los huevos.

Entramos en el aula y Diego se acercó a Álvaro:

-¿Te vas a relajar ya con Sandra?-le preguntó a Álvaro:-Como le vuelvas a hacer algo te parto la cara.

Emily los separó:

-¡Diego!. ¡Rélajate!-le exclamó:-¡No hagas ninguna tontería!

Este día tampoco me fue bien...

A dos vidas¡Lee esta historia GRATIS!