*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

La reacción de los padres de David fue bastante pésima. Ellos ni siquiera sabían que su hijo estaba sufriendo depresión, ni que sus ex amigos se estaban metiendo con él. Estaban fatal, y se sentían demasiado culpables de la muerte de su hijo.

Decidieron enterrar el cuerpo de David, en lugar de incinerarlo, y hoy era el entierro. Era un día demasiado triste, apagado y muy silencioso.

La primera en llegar fue Celeste, y luego llegamos yo y Emily. Lucía e Irene iban a llegar más tarde:

-Hola Celeste-la saludé.

Celeste me abrazó y yo le di un beso en la mejilla. Desde que hicimos las paces, estamos más unidas que nunca, y nuestra relación ha sido buenísima:

-¿Cómo estás?

-Bien...-me respondió:-Bueno...ya me entiendes.

Emily la abrazó:

-No te preocupes-le dijo:-Seguro que David te ha querido muchísimo.

-Lo sé. Me ha querido. Al igual que yo a él.

-Mis sentimientos por él ya no son los mismos que cuando comencé a salir con él-comenté:-Pero no voy a negar que fue un buen chico-y se me pusieron los ojos vidriosos. Es imposible no llorar en este día, ni en los que nos queda...

En ese momento, me acordé de cuando fui a cada de David y vi en su cuarto una foto enmarcada en la que salían él y Celeste. Ayer fui a su casa a recogerlo y a entregárselo a Celeste hoy mismo. Y lo traje.

Lo saqué de mi bolso negro y se lo entregué:

-Ten-le dije a mi amiga pelirroja, y se lo entregué:-Es una foto que tenía David en su cuarto. La vi cuando me quedé a dormir en su casa. Ahora que ya no está con nosotros, es mejor que ahora la tengas tú.

-Gracias-me dijo:-Te agradezco tanto lo que estás haciendo por mí.

Luego, vino Lucía acompañada de Álvaro (no estaba con Carla, cosa que me extrañó) y de Irene. Y más tarde vinieron sus compañeros y toda su familia.

Fue un día bastante triste. Echo mucho de menos a David, pero su depresión ha llegado a esos límites y ya no podemos hacer nada. Todo se arregla en la vida menos la muerte, por lo que, la muerte de David no se puede arreglar.




El entierro no ha estado mal. Pero tampoco bien. Menos mal que no vinieron los ex amigos de David, porque entonces, ellos también estarían enterrados. Es más, quemaría su cuerpo antes de enterrarlos. Les guardaré tanto rencor...

Álvaro decidió acompañarme a mi casa y cuando llegamos a la puerta de mi casa:

-Sandra.

-Dime.

-¿Sabes quién es la persona que se hizo pasar por ti?

La pregunta de Álvaro me dejó helada.

Sin embargo, todavía no le puedo dar una respuesta. Necesito conseguir pruebas de que en realidad fue Carla. Si la acuso sin pruebas, quedaré como la mala de la película, y Álvaro se enfadaría conmigo.

Aunque es que...no sé si a Álvaro de verdad le gusta Carla, porque cada vez que la nombro, intenta cerrar ese tema, y me extraña demasiado. Aquí hay gato encerrado:

-No te lo puedo decir, lo siento. Adiós.

-Adiós entonces-me dijo:-Oye...¿te puedo hacer una pregunta?.

A dos vidas¡Lee esta historia GRATIS!