34

998K 87.6K 390K
                                    

¿Él era la oscuridad?
¿O la oscuridad era él?


La Sombra, que actuaba por impulso y no con inteligencia, quiso atacar primero.

Como un animal dispuesto a matar corrió a toda velocidad hacia Ax. Su furia contorsionada y lo que una vez fue su boca abierta repleta de dientes afilados y podridos ansiosa de arrancar piel, me hicieron sentir que derribaría a Ax y que me aplastaría a mí también en el trayecto por seguir pasmada en el suelo detrás de él como una tonta.

Pero este Ax no era el Ax que conocíamos. La información entró en mi mente, tal vez enviada por la chica:

Dentro de Ax siempre habían existido dos estados y el que acababa de despertarse era su más puro salvajismo, el alma de su progenitor, la naturaleza para la que había sido creado. Era la parte de la que Campbell había hablado, la que era capaz de destruir al mundo si se le antojaba y de defenderse utilizando al resto de STRANGE, porque los demás solo estaban para que él los usase. Vyd, la chica, los otros de Strange... Todos eran sus marionetas, sus servidores, sus armas y podía destruirlas o volverlas más fuertes si lo necesitaba. Justo como estaba haciendo en ese momento.

Un poco antes de que la criatura extendiera los brazos hacia adelante para agarrarlo, Ax elevó una mano hacia adelante. En respuesta a la orden, el Vyd controlado arrojó una descarga de electricidad que usó como conductor varios de los cuerpos tendidos en el suelo. El chorro se expandió muy rápido de uno hacia otro cadáver de manera consecutiva hasta que formó una red eléctrica alrededor de La Sombra. Las paredes de corriente se redujeron de golpe contra la criatura y eso lo tumbó al suelo.

A pesar de eso, se puso en pie de nuevo muy rápido. Recurriendo a otra idea para atacar, empezó a rasgar con desespero la piel de su propio brazo con una de sus oscuras garras. La piel debía de ser más dura de lo que parecía porque unas chispas amarillas comenzaron a brotar. Estaba intentando... ¿crear fuego?

De todas formas, no lo consiguió. Ax apretó la mano extendida en otra orden y La Sombra recibió un golpe mental por parte de la chica, tan fuerte que perdió el equilibrio entre un chillido de dolor y se llevó las manos al lugar en donde debían estar sus orejas, lugar en el que en realidad tenía solo dos agujeros. Comenzó a sacudir la cabeza con desesperación y demencia, quejándose e intentando luchar contra algún ruido demasiado fuerte que le hacían oír solo a él.

Ax entonces aprovechó ese aturdimiento. Avanzó hacia él con su altura poderosa y sobrenatural, y aunque la criatura retrocedió entre un gruñido y una sacudida, no pudo hacer nada. Ax le lanzó un potente golpe a puño cerrado que lo  arrastró hacia atrás. Luego no le permitió levantarse y fue de nuevo por él. La criatura trató de alejarse, arrojar un arañazo salvaje para defenderse y cubrirse los oídos, pero Ax le arrojó otro golpe.

Y luego otro.

Y otro más.

Todos con un impulso furioso, salvaje, inclemente.

La Sombra, negada a perder, trató de volver al ataque. Su recurso fue lanzar un chillido muy alto y agudo que me obligó a cubrirme los oídos y que de alguna forma rompió la influencia mental de la chica. Aprovechó el ser liberado y arremetió contra Ax con desesperación.

En el caos, ambos cayeron al suelo. La Sombra intentó morderlo, pero él puso sus manos en su cara e intentó contrarrestar la fuerza. Durante ese forcejeo pareció que La Sombra despedazaría a Ax, pero él logró voltear la situación para retenerlo debajo de sí y sin parar comenzó a lanzarle puñetazos más fuertes de lo que un humano cualquiera podría soportar.

Quise que lo matara de una vez. No por la rabia que sentía al pensar que esa criatura había matado a Jaden en el accidente, sino porque también entendí, o la chica me hizo entender, que ya no era nada. El mellizo ni siquiera tenía consciencia propia. Lo poco que quedaba de algún comportamiento provenía de Ax, no de un humano. Estaba compuesto por salvajismo, impulsos y sed de sangre. Todo lo que se movía a su alrededor, para La Sombra era estorbo o alimento.

S T R A N G E © [Parte 1 y Parte 2]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora