10

233K 28.9K 55.3K
                                    

10

Uy, ¿y esa juguetona chispita?


DAN Y NOLAN.

—¿Dan? —susurró Nolan—. ¡Dan! ¿Estás muerto?

Estaba inclinado sobre el cuerpo de Dan que reposaba en la camilla de aquella habitación médica de la organización, porque, finalmente, después de haber pasado varios minutos llamándolo, el condenado estaba abriendo los ojos.

Bueno, no se veía nada bien. Seguía luciendo débil y le habían puesto un collarín porque Ax le había fracturado el cuello al intentar ahorcarlo, pero al menos estaba vivo.

—Ya quisieras eso, ¿no? —logró decir Dan con la boca pastosa—. ¿Qué ha pasado? ¿En dónde está Mack?

—¿No deberías preguntar primero por tu hermano? —Nolan hundió las cejas, dramático como siempre—. Llevas dos días inconsciente.

Dan quedó desconcertado.

—¿Dos días? ¿Qué me pasó?

—Que Ax te partió tu madre bastante feo —dijo Nolan con obviedad—. ¿No te acuerdas?

No parecía acordarse. Lucía muy desorientado y adolorido. Su cabello rubio también era un desastre. Ni rastro del Dan bien arreglado y perfecto de todos los días, eh. Chistoso.

—¿Por qué hizo eso?

—Por salir con Mack, lo cual definitivamente fue una mala idea —Nolan aprovechó para aclarar—. ¿Cómo no lo recuerdas? Todo el mundo lo sabe, ¡esto casi se cae a pedazos, fue loquísimo!

—No me acuerdo casi...

Raro, pero no había tiempo para perder. Nolan se enderezó. Llevaba puesto el uniforme de los soldados que entrenaban en la organización, unos pantalones oscuros, una camisa blanca y botas trenzadas. Habría quedado genial en una foto, pero ya no había espacio para esas cosas de gente normal.

—Como sea, ¿crees que estás listo para levantarte de ahí? —le dijo a Dan con urgencia—. No es buen momento para que estés en una camilla. Algo malo va a pasar.

—¿Pero en dónde está Mack? —Dan en verdad estaba muy perdido.

—La tienen en una celda, pero debo dejarla ahí por ahora —explicó muy rápido, gesticulando con las manos y moviéndose por la habitación—. Estoy aquí porque tuve que aceptar ayudar a Gesher en algo o de lo contrario me habrían lanzado a una a mí también. Todo está así de descontrolado porque Ax explotó y eso hizo que unos soldados murieran. ¡¿Ven por qué deberían hacerme caso?! ¡Ax no iba a reaccionar feliz de la vida al ver a Mack con otro! ¿Cómo es que nadie esperó que el tipo con la fuerza sobrenatural se volviera más peligroso si se enojaba? ¿Qué rayos les pasó a ambos por la cabeza?

—Ya va, ¿ayudar a Gesher en qué? —Dan se confundió más a pesar del regaño.

Nolan se detuvo de nuevo frente a la camilla.

—Tienes que levantarte —insistió, e intentó impulsarlo por el brazo para que se sentara—. Sin Ax y sin Vyd, tú eres lo más cercano a fuerza porque fuiste entrenado.

Pero Dan soltó un quejido por el movimiento y su expresión demostró un dolor genuino.

—¡No, Nolan, no tengo nada de fuerza ahora! —se apresuró a decir, zafándose de su agarre para que no tratara de levantarlo—. Me duele mucho el cuello y todo el cuerpo, ¡déjame!

—¡Que sí puedes!

Entraron en un pequeño momento de hermanos tercos porque Nolan insistió y Dan se rehusó, e incluso se manotearon, hasta que Dan ganó y Nolan se alejó de la camilla, muy frustrado.

S T R A N G E © [Parte 1 y Parte 2]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora