56 - Parte 1

78.6K 8.3K 5.6K
                                    


El bucle, el pasado y la gran y crucial petición

Parte 1

NOLAN

A pesar de que la orden que dio Nolan fue la de retroceder los acontecimientos, el individuo número tres empezó a contrarrestarlo y a resistirse a que sus poderes fueran controlados.

Porque aunque su cuerpo era infantil, su mente era adulta, y su fuerza inmensa. Nolan estuvo tan seguro de eso como lo estaría cualquiera sobre una parte de su propio ser:

Ese individuo había dormido por años y por eso no había crecido físicamente, pero su energía se había desarrollado cada día, y era poderosísimo.

Pero dominado por su dolor y su ira, Nolan no quiso ahondar en la existencia del número tres y solo trató de imponer su control para hacer retroceder los dolorosos sucesos que habían destruido su alma y su juicio.

Eso, por supuesto, produjo un choque de energías. El tratar de mantener el presente y el tratar de restaurar el pasado resquebrajaron el equilibrio del tiempo, estallando en un caos:

Primero, la niebla que estaba paralizada en el suelo empezó a fluir con rapidez.

El cielo oscuro comenzó a poblarse de nubes grises como plomo, cargadas de lluvia.

Se oyeron truenos, pero el aire se tornó caliente y denso.

Los árboles se inclinaron contra un repentino viento intenso que empezó a soplar a una velocidad muy acelerada.

Luego los cadáveres se levantaron. La criatura se movió, y entonces cada una de las cosas que habían sucedido esa noche empezaron a ir hacia adelante y hacia atrás como un error:

La muerte de Gesher, la muerte de Vyd, la decapitación de Ax, la muerte de Dan, los disparos de Mack.

Todos volvieron a morir. Luego revivieron. Volvieron a morir. Revivieron. Murieron. Revivieron. Todo en un bucle acelerado y caótico.

Pero ese efecto no se limitó solo a lo que alguna vez ocurrió en esa área del jardín. El efecto del tiempo descontrolado se expandió e hizo explotar otros miles de momentos pertenecientes a otras cosas que habían pasado en aquel pueblo.

Los escenarios se reprodujeron en torno a Nolan y al número tres, siendo ellos los ejes centrales de ese torbellino. Y fue un caos porque a la vez se superpusieron sobre las muertes que ya se habían estado repitiendo, sobre las cosas que habían pasado en la mansión, sobre los momentos vividos en el jardín.

Fue como poner una capa de película sobre otra y sobre otra y sobre otra sin fin. Se mostraron todas las personas que habían pasado por allí. Cada una de las conversaciones que se habían tenido. Interminables flashes de historia. Un sinfín de voces superpuestas.

Aquello pudo haber aturdido a cualquiera hasta la muerte porque era un remolino de vivencias y sonidos, pero por estar conectado al infinito y omnipresente poder del tiempo, Nolan los entendió.

Simplemente tuvo la inexplicable capacidad de oír y ver todo a la vez. Cada voz. Cada escena. Cada recuerdo. Él pudo captar cada uno en su momento preciso, sin perderse nada. Sin marearse. Sin desorientarse. Fue como ser el cerebro, los ojos y los oídos del mundo entero.

Así que vio desde los primeros pasos de la pequeña Mack en ese jardín...

...pasando por las proyecciones de la verdad de la chica número dos...

...hasta la crucial conversación que Godric tuvo con Jael en el pasado acerca de la caja y de la verdad sobre los STRANGE.

El impacto de la revelación debilitó bruscamente la imponencia de su control. No se lo esperó, por eso quiso mantenerse aferrado a la cabeza de en medio.

S T R A N G E © [Parte 1 y Parte 2]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora