5

333K 45.3K 151K
                                    

En el capítulo anterior para quienes no se acuerdan: Mack y Dan fueron a una cita y cosas extrañas empezaron a pasar. Gesher y los guardias acusaron a Vyd de esos sucesos inusuales y si se lo llevaron. Mack estuvo a solas con Dan y antes de que Dan la besara, Ax apareció y lo ahorcó. Luego Ax se desplomó, débil. Ahí terminó el cap.

5

MACK


—No sabemos muy bien qué está sucediendo, pero me advirtieron que si Ax mata a alguien tomarán medidas... desesperadas.

El padre de Nolan me había detenido en uno de los pasillos para decirme eso con urgencia.

Y era obvio que las medidas "desesperadas" podían ser atacarlo para que se detuviera, porque no sabíamos qué estaba haciendo, pero era muy peligroso.

La situación estaba así: habían logrado meter a Ax en una de las habitaciones médicas, pero luego no se había dejado tocar, había golpeado a los guardias y aunque lucharon por atarlo, él había creado una especie de niebla oscura a su alrededor que era sorprendentemente dañina para quien la inhalaba. Debilitaba, hacía vomitar a las personas y causaba efectos "extraños". Tenían rodeado el perímetro para proteger al resto, por lo que el sitio estaba lleno de guardias corriendo por todos lados, gritando y recibiendo órdenes, pero nadie lograba avanzar mucho o entrar.

—¿Sigue herido? —pregunté.

—Sí, pero no se sabe por qué —dijo Teodorus—. Como sea, toda la energía oscura que está causando caos proviene de él. Y Dan está estable, pero... un poco más y pudo haber muerto.

A Dan también se lo habían llevado urgente en una camilla, porque aunque Ax lo había soltado, por alguna razón había entrado en un estado de asfixia. Yo misma los había seguido y lo había visto retorcerse con las manos en el cuello, luchando por conseguir aire. La imagen de él con los asistentes médicos a su alrededor gritando que necesitaba oxígeno, me había dejado confundida y asustada, porque no tenía respuesta para la actitud tan agresiva de Ax. Quería defenderlo, asegurar que él no mataría a nadie, pero... no sabía qué decir o hacer.

La forma en la que se había presentado... Ax lucía capaz de acabar con cualquiera. Incluso había noqueado a dos guardias para liberarse.

—¿En dónde demonios está Nolan? —solo pude quejarme, inquieta.

Otro que también había hecho algo raro. Después de que se llevaran a Ax, había desaparecido y no lo había encontrado por ninguna parte. Lo necesitaba en ese momento, pero ni rastro de él.

Teodorus me tomó por los hombros, preocupado.

—Escúchame, Mack —me dijo, serio, mirándome a los ojos—. Esto no es algo que se resolverá por sí solo. Debes acercarte a Ax. Está dentro de su estado oscuro y hay que sacarlo de allí, porque no sé si lo sabes, pero su transformación sucede por fases.

Por supuesto que no lo sabía. Buena información para soltar en ese momento, ¡¿no?!

—¿Por fases?

—Lo que has visto de Ax en el estado oscuro puede ser solo una de ellas —asintió—. Es decir que hay más. Es por eso que no debemos permitir que avance. Tú lo conoces, tú tienes un lazo con él, debes intentarlo.

Solo lo miré, ahí parada frente a él, sin ningún tipo de poder o de fuerza capaz de contrarrestar a un individuo de Strange. En parte estaba asustada porque las cosas no habían salido como yo había esperado, sino todo lo contrario, de una forma que no era capaz de entender. Dan casi muerto, Ax herido y agresivo, Nolan desaparecido, la organización entera cayéndose a pedazos, guardias corriendo, Teodorus sudando y al borde de los nervios. Y por otro lado... Solo quería defender y ayudar a Ax, pero, ¿cómo?

S T R A N G E © [Parte 1 y Parte 2]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora