17. Pequeño Niall {1514 palabras}

Resumen: Harry tiene seis años y desde que entró al mismo curso que Niall, ha estado molestándolo, logrando que el chico no le entregue una invitación de cumpleaños. Furioso, Harry está dispuesto a hacerle saber a Niall que no se quedará con los brazos cruzados.

• • •

Narrador omnisciente

"¡Harry!"

El aludido no mueve ni un pelo, sosteniendo la pequeña carta con decoraciones de autos entre sus manos. Y es que no puede moverse porque está completamente indignado, porque aunque hace poco haya aprendido a leer y no sea el mejor leyendo, claramente puede saber que el papel que sostiene es una invitación de cumpleaños, invitación que él no ha recibido, y eso que están en la última hora del día.

"Se suponía que no verías eso" Dice el mismo niño que antes le gritó, Liam, quien le arrebata la carta de sus manos y lo mira con miedo.

"¿Por qué no lo podría ver?" Pregunta el rizado, mirándolo con el ceño fruncido.

"Porque eres mi mejor amigo, y te conozco, y sé que si no te invitaban a un cumpleaños ibas a enojarte"

El castaño vuelve a fruncir el ceño. Liam dice la verdad, pero es que... ¿Cómo no lo van a invitar, cuando él es de lo más simpático?

"¿De quién es el cumpleaños?" Cuestiona, sin borrar su disgusto de su rostro.

"Harry-"

"¿De quién?"

Liam lo mira por unos segundos, sin querer revelar la respuesta. Luego, se rinde, ya que probablemente su mejor amigo encuentre la forma de saber de quién es la celebración.

"De Niall"

Harry no lo piensa dos veces. Deja atrás a Liam, saliendo de su salón de clases, y camina entre los niños que juegan en sus últimos minutos de recreo, buscando al pequeño Niall, un niñito de tez blanca, ojos azules y cabello rubio. El mismo niño que ha estado molestando en esos años que llevan juntos en el curso.

"¡Niall!" Grita, enojado, furioso con todo el mundo, porque él merece esa invitación más que nadie.

El rubio no tarda en girar su rostro hacia esa exclamación, y se sorprende al saber quién es la persona que lo llama. Entonces lo sabe. Sabe que Harry ya se dio cuenta que no está en su lista invitados.

En menos de diez segundos, el rizado ya se ha subido al castillo de madera que está en el patio, donde vio la cabecita del irlandés asomarse. El timbre se escucha, y a él no puede importarle menos al ya tener un objetivo en mente.

Ve a los amiguitos de Niall salir corriendo hasta sus clases, dejando atrás a su amigo, quien se ha quedado quieto al encontrarse con los ojos verdes de Harry, analizándolo, sin querer decir nada.

"Niall" Habla Harry, sin gritar, sin querer llamar la atención, y por suerte, el castillo donde están está bastante tapado, o por lo menos, no se alcanza a ver muy bien desde su salón de clases "¿Por qué no me has invitado a tu cumpleaños?"

El rubio desvía su mirada, jugando con sus dedos.

"Porque no quería que mi mami viera que me estás molestando"

"Yo no te molesto" Replica el otro, y obviamente es una mentira, pero estando enojado e indignado, no quiere darse cuenta de la verdad.

Niall suspira, inflando las mejillas, y luego intenta pasar por el lado del castaño, porque él no es irresponsable y nunca ha faltado a una clase, además de que su mami estaría decepcionada de él si sabe que faltó a una clase. Sin embargo, a pesar de que se quiere ir, su plan se ve arruinado cuando el niño no le da el paso, poniéndose delante.

Narry One Shots¡Lee esta historia GRATIS!