43. Galletas de navidad

597 78 40

43. Galletas de navidad {1423 palabras}

Resumen: OS sin resumen

Bastante corto, solo fluff <3 Tenía planeado subir esto más cerca de navidad pero no pude con la emoción :'(


🎄 🎁 🎄

Narrador omnisciente

Viendo como sus padres se mueven de acá para allá, haciendo lo imposible para esconder regalos (que, sin duda, Niall ha visto), cocinando cosas para la noche, y a pesar de todo ello, hacer las cosas con una sonrisa en el rostro, hace que su hijo se frustre, al pensar en ¿cómo hacen para ser tan felices en un día como este?

Debe ser claro antes de empezar; Niall no sufrió ningún trauma o algo parecido para odiar la navidad de esa manera tan horripilante. Cuando sus padres le escuchan rechinar los dientes o gruñir al hablar de la cercana festividad, ellos siempre terminan diciéndole hijito, no es sano que albergues tanto odio siendo tan joven, destacando que él solo tiene dieciséis años.

Pero el rubio no puede evitarlo.

¿Porqué? Por la festividad en sí.

Nunca ha sido religioso o apegado a la religión como lo es su familia, así que cuando van a misa a las nueve de la noche, él no lo disfruta (y, a veces siente que hasta su familia no lo disfruta, sino que lo hacen por la tradición) y termina casi durmiendo en el incómodo asiento de madera. También, no le gusta hacer y deshacer el árbol de navidad, maldita sea; tener estrés porque sus padres se ponen a pelear diciendo es mejor el rosado, el próximo año lo hacemos de naranjo, o cosas por el estilo que terminan con él y su hermano eligiendo el color de las decoraciones. Al mismo tiempo, detesta la cena familiar. Hay veces que invitan a toda su familia, y no es que a Niall le caiga mal su familia, sino que... Los Horan son ruidosos desde tiempos inmemorables y hay veces en que el rubio solo quiere dormir porque soportar la navidad, ya lo deja cansado.

Entre otras miles de cosas que le hacen suspirar con enojo cada vez que se acerca aquella época del año.

Sin embargo, hay algo que le hace estar no tan detestable en la víspera de navidad justo ahora, y eso es ir a misa.

¿Pero qué? ¿No que la odiaba?

No si está Harry en ella.

Harry es un chico que se había mudado hace poco a la calle donde Niall vive, alrededor de un año atrás. Empezó a ir a la misma escuela del rubio, pero no comparten clases ya que su vecino es un año menor y es jodidamente- Dios mío. Niall quiere gritar cada vez que ve al rizado pasar frente a su casa, o ir frente suyo después de clases, camino a su hogar, porque el chico es tan lindo.

Y no solo en el término de lindo refiriéndose a la apariencia, sino que... Harry es tierno, adorable. Hay veces en que lo pilla en los almuerzos haciendo muecas extrañas con su boca, sin comprender algunas cosas que ve o hace, pero las muecas son tiernas, sobre todo cuando frunce el ceño en total confusión y se gira al chico moreno que lo acompaña en los almuerzos, preguntándole quién sabe qué. También, a veces escucha cómo el castaño dice cosas sin sentido mientras está concentrado, o cuando está estudiando en los pasillos de la escuela y pone su lengua entre sus labios, enfocándose en el estudio.

Es adorable, y quizá por eso a Niall le gusta tanto, o mejor dicho, le atrae, porque no sabe si esa emoción al ver al menor se debe a algo normal o a otra cosa que ni él sabe explicar.

Narry One Shots¡Lee esta historia GRATIS!