49. Me acuerdo de lo que pasó {3439 palabras}

Resumen: OS sin resumen

Dejenme contarles la linda y educativa historia de cómo una amiga mía y su pololo empezaron a pololear

• • •

Narrador omnisciente


Sabrina, su mejor amiga, había estado pensando durante todo el mes de septiembre si era una buena idea celebrar su cumpleaños a lo grande, y con esto se refiere a invitar a una gran cantidad de estudiantes de la escuela (que conociera o no) a su casa para celebrar aquellos dieciséis años que estaba por cumplir, a lo que Niall simplemente pensó que estaría bien; la chica era de fiestas, bastante conocida, pero nunca se había atrevido a hacer algo en su casa. Niall simplemente le dijo que lo peor que le podía pasar era que alguien rompiera algo; y los de su escuela no estaban tan locos.

Solo se cumple dieciséis una vez, le había dicho Niall. Y joder, Sabrina siguió esas palabras tal y como el rubio dijo, porque ni siquiera eran las doce cuando la casa de la chica se encontraba llena, con chicos y chicas bailando al ritmo de la música, algunos retirándose al baño para hacer cosas que Niall sabía a la perfección (tampoco es tan tonto, él saben que habían traído marihuana o algo parecido para la ocasión),  notando que Sabrina estaba demasiado ebria y quizás un poco fumada, al verla irse a la cocina con aquel chico que coqueteaba siempre que tenía oportunidad.

Aburrido, Niall suspira y bebe un poco de lo que se ha preparado. Él no es de tomar; no le gusta el sabor del alcohol y siente que cuando le ponen algo aquel mal sabor sigue sin irse, pero algunos de los invitados habían traído cerveza y con eso él se las podía arreglar. Tiene la costumbre de decir que no necesita alcohol para pasarla bien en una fiesta, y de hecho, la mayoría de las veces es así; pero se siente un poco cohibido con tanta gente a su alrededor que no conoce y que, demonios, no está dispuesto a conocer.

A lo lejos, ve a otro de sus amigos, James, estar sentado en un pequeño sofá junto a su novia y a un chico que, luego de acercarse un poco más a ver quién es, reconoce que es Harry. El sofá es tan pequeño que apenas caben ellos tres, con la novia de James sentada un poco encima del chico, mientras que los dos hablan con Harry, quien parece estar igual de aburrido que Niall, mientras bebé algo que el rubio no logra saber qué es.

Harry es un chico simpático. Él, Harry, James y la chica (mejor llamada como Tessa), van a las misma clases, por lo que se conocen bastante bien, sobre todo si el rizado es tan... Llamativo. Es chistoso, a decir verdad. Tiene un humor extraño, que casi siempre la gente no logra entender, pero que le saca sonrisas a todas las personas que le rodean.

Y a quién va a engañar. Niall sabe que Harry es bastante guapo, considerando los animales que tiene como compañeros de clase.

Harry, sin duda, es el más pasable.

"¡Niall!" Exclama Tessa, y al nombrado le sorprende que la chica aún no se duerma. Ella es de esas que van a una fiesta solo a marcar presencia; al igual que él, no toma "Menos mal que vienes acá. Harry nos estaba contando una de sus  interesantes aventuras cuando fumó marihuana cerca de la playa y tuvo que huir de unos chicos que estaban en las mismas condiciones que él"

Niall asiente con la cabeza, sin comprender del todo. Busca espacio entre los tres chicos, sin encontrar obviamente; y decide mandar a la mierda todo y se sienta en el regazo de Harry.

Ninguno de los tres luce sorprendido. Niall siempre ha sido de aquellos que piensan que esas cosas que podrían pasar por sexuales son solo ideas de los demás cuando sus intenciones son completamente buenas.

Narry One Shots¡Lee esta historia GRATIS!