10. El chico de mis sueños {930 palabras}

Resumen: OS sin resumen

• • •

Narrador omnisciente

"Oh... Así que tiene el cabello rubio..."

"¿Eh-? ¡Louis!"

Un día nuevo comienza, y Louis cumple con la misma rutina de todos los días, que tiene hace más de veinte años; molestar a Harry y hacerle la vida imposible. Obviamente, de un buen modo. Los mejores amigos siempre harán las cosas con una buena intención por detrás.

Reírse de su mejor amigo, cómo no.

Harry cierra el cuaderno que se encuentra encima de la mesa, y gruñe con desaprobación hacia Louis. El chico levanta las cejas, bebiendo de su café, y entregándole al rizado el té helado que siempre pide antes de comenzar su día. Harry lo acepta con una mueca en sus labios.

"¿Cuántas veces te lo tengo que decir...?"

"No te metas en mis dibujos, Louis" Imita el más bajo -y, aunque Harry no quiera tomar en cuenta su voz, Louis lo hace con intenciones de burlarse de él, haciendo su imitación con un tono más alto del normal-, dando un mordisco a su barra de cereal "Pero Harry, dios mío... Me indigna que no sepas que soy tu mejor amigo, y como mejor amigo, sé todo de ti, y como sé todo de ti, sé exactamente lo que tienes en ese cuaderno, y como sé-"

"Hmm" Lo corta el rizado. Bebe de su té helado con una sonrisa en sus labios "¿Ya terminaste?"

"Todavía no" Murmura, y prosigue poco después "Y como sé lo que tienes en ese cuaderno, sé que en cada hoja hay un boceto del mismo chico que has dibujado por veinte años"

Harry no contesta. Guarda su cuaderno, sano y salvo en su mochila, y se la cuelga al hombro, comenzando a retirarse de la cafetería.

(Y puede que a Louis parezca no importarle, pero le importa, y no puede evitar seguir a su mejor amigo con la mirada hasta que está afuera, en la espera de él. Harry nunca se da cuenta de los ojos de Louis en su mochila, esperando que ese estúpido cuaderno salga por arte de magia y se abra ante él igual que su exnovio hace un par de-

Louis agita la cabeza. Vuelve al mundo y se levanta rápidamente, siguiendo los pasos de Harry)

"Así que... ¿Rubio, eh?" Pregunta Louis, un poco acalorado debido a los recientes recuerdos, y teniendo en cuenta que su conversación había quedado pendiente.

"Hm- Sí" Responde Harry, tan comunicativo como siempre.

"Todavía no creo que hayas tenido que pasar veinte años, o incluso más, esperando a saber el color de su cabello"

"Ya lo sabía"

"¿Eh?"

Louis lo sigue cuando Harry cruza la calle.

"¿Cómo es eso?"

"No lo pintaba porque siempre revisas mi cuaderno" Contesta, mirándolo con reproche "Y porque estás convencido en que eres un detective privado que me ayudará a encontrarlo"

"¡Solo imaginalo!" Grita Louis, extasiado "Hombre de Doncaster encuentra al chico con el que su mejor amigo ha estado soñando durante veinte años y del cual está enamorado sin razón aparente..."

"En tus sueños"

"Literalmente" Louis aparece delante suyo, con los brazos extendidos, demostrando su emoción. Levanta las cejas "Seríamos la sensación de Londres"

"Sí" Murmura Harry, porque no tiene nada más que hacer, y porque quiere que su mejor amigo se calle de una buena vez "Ahora bien, ¿podrías dejar pasar a la gente? Te recuerdo que últimamente hay muchos turistas y podrías golpear a uno de-"

"Auch"

Harry abre los ojos, deteniéndose en su sitio. Había sentido un pequeño empujón en su hombro, como si alguien solo hubiese chocado con él, pero pronto se dio cuenta que con la persona la cual había chocado, no tenía la suficiente fuerza como para pensar que había sido un simple empujón, porque... Está tirado en el piso.

"Lo siento, no te vi"

"Está bien, no me suelen ver por aquí" Suelta el chico, porque sí, es un chico, con un acento diferente y con la piel blanca como la leche.

Harry suelta una risita nerviosa, y ayuda a recoger sus cosas al chico delante suyo. Recoge unos lápices, un celular, audífonos, y oh- un cuaderno abierto.

El rizado lo toma, dispuesto a pasárselo al chico con el que había chocado, pero se detiene al darse cuenta de que el cuaderno tiene un dibujo.

Y era perfecto. Sus labios estaban perfectamente delineados, sus ojos, pintados de un verde igual a los suyos, y sus rizos, viéndose naturales, aunque sea un pequeño dibujo.

Es él. Es Harry.

¿Por qué un chico tendría un dibujo tan igual de-?

Sus ojos se topan. Harry traga saliva al comprobar que, su cabello, aunque sí es rubio, tiene raíces castañas que él no había notado. Sus ojos, azules como el cielo, tal cual él los había imaginado. Y su rostro...

"Tú..."

Lo que dicen es solo un susurro entre todo el bullicio de gente que transita por las calles de Londres, pero no es necesario que los demás estén pendientes de ello. Porque los dos son lo únicos que importan. Ya que, cada uno, aún sin saber el nombre del otro, se había dado cuenta.

Harry desvía su mirada hacia Louis. El más bajo tiene su boca abierta, por lo que Harry puede comprobar que por fin no está soñando, que es la vida real, que-

Vuelve a fijar sus ojos en los del chico en frente suyo. Es él.

Es el chico de sus sueños.

FIN

• • •

Weeeee, lo hice en una noxe, no me golpeen, yo solo tuve la idea y la lleve a cabo:(

Los amo, voten y comenten <3

Narry One Shots¡Lee esta historia GRATIS!