33. Lo que necesita para comer {2070 palabras}

Resumen: Niall solo quería ser bueno

• • •

Narrador omnisciente


Observa con aburrimiento como la última chica que ha dejado la propina sale del local, riendo de algo que ha dicho una de sus amigas. Otro empleado se acerca a la puerta, poniendo el letrero de 'cerrado', y soltando un suspiro cansado.

"Por fin, joder" Le escucha murmurar, y Niall no puede estar más de acuerdo con él.

Lleva unos tres meses trabajando en Lovely House, un restaurante al que él solía ir cuando, años atrás, vivía por la zona. Luego de unos años, terminó cambiándose de casa bastante lejos y no volvió a encontrarse con el local de comida hasta cinco meses antes, y cuando iba de camino a su primer día de universidad y su grupo de amigos de un día le invitó a ir para conocerse mejor.

No hizo falta rogar mucho por el puesto de cajero. Niall es amable, se ve lindo en camisa y corbatín, y casi todos salían con una sonrisa del rostro luego de que él dijera "Gracias por venir a Lovely House, tenga un lindo día", además que, como venía de pequeño, la dueña del local tenía un poco de preferencia por él y quizá le haya ofrecido el trabajo cuando Niall mencionó algo de Se hará ese festival de música pronto y quiero que ir, pero no tengo dinero, a lo que ella no dudó en responder que había un puesto para cajero.

Es aburrido, debe admitirlo. No es divertido repetir todos los días (o mejor dicho, los lunes, miércoles y viernes, según su horario) que tenga un lindo día cuando él ha tenido una pésima semana en la universidad y tiene que entregar trabajos o dar exámenes, pero lo soporta, porque la paga es buena, y además se ha hecho amigos allí. Liam, por ejemplo; un mesero, hijo de la dueña, que no había ido ese día por un supuesto resfriado (sí, claro, piensa el rubio al recordarlo), o Louis, otro mesero, y que no estaba en la universidad por falta de dinero al  tener que cuidar de sus hermanos y hermanas, pero que en el fondo, tenía un buen corazón y le sacaba varias risas a lo largo del día.

Tiene que admitirlo; trabajar en Lovely House no es tan malo.

"Niall, ¿podrías sacar la basura, por favor?"

Excepto cuando tiene que sacar la basura.

Mira a Louis salir con sus cosas, casi corriendo, y el castaño le dedica una sonrisa apenada.

"No dejé hecha la cena y tampoco he comprado algo, así que-"

"Está bien" Le responde, interrumpiéndolo "Corre, y dale saludos a tus hermanas"

"Estás loco" Dice Louis "Ellas te aman, seguro se crean ilusiones y, como hermano mayor, no quiero eso"

Luego de decir aquello, sale por la puerta delantera (cuando el muy idiota sabe que tiene que salir por la trasera) y Niall suelta un suspiro. Ve a la chica de la limpieza pasar los paños húmedos por las mesas para quitar restos de comida, a lo que él gruñe; no le puede pedir a nadie que lo haga.

Deja su puesto, soltando algunos botones del cuello de su camisa, y entra a la cocina con una sonrisa. Karen, la cocinera y dueña del restaurante también le sonríe mientras camina hacia él.

"Te dejé unas sobras, están en un plato de plástico"

"No debió preocuparse..."

"Dios mío, niño, pasas toda la tarde aquí sin comer y cuando te ofrecen comida la rechazas. Juro que algún día voy a-"

Narry One Shots¡Lee esta historia GRATIS!