37. Me dejó {1547 palabras}

Resumen: OS sin resumen

• • •

Narrador omnisciente

Sus caderas se mueven al compás de la música mientras siente las manos del otro en su cuello, doblando ligeramente su cabeza para tener más acceso a esa zona. Suelta un jadeo y se separa de él, mirándolo a los ojos por un segundo. Todavía no lo besa. Y Niall quiere besarlo. Y joder, es cierto que tiene unas copas demás y todo, pero necesita besarlo.

¿Porque no lo ha besado? Se cuestiona Niall.

Entonces, lo hace. Mira unos segundos más sus ojos, y se cuelga de su cuello para unir sus labios.

El rizado se muestra confundido, y Niall no entiende esa confusión. Al fin y al cabo, a eso han venido los dos, ¿no?

Sin embargo, poco después de empezar el beso, el chico que tiene al frente le responde, acercándose a su cuerpo, y haciéndole sonreír. Sus labios se sienten casi inexpertos, pero Niall no lo culpa. Nadie puede besar del todo bien cuando está borracho. Quizás él también esté besando de la misma forma.

Siente sus manos adentrarse por debajo de su camiseta, sintiendo su piel sudada debido al reciente baile que han tenido. Él tampoco se queda atrás. Arrastra sus dedos por la tela de la camisa que lleva el desconocido, y se detiene en el cinturón de su pantalón, comenzando a desabrocharlo.

"Aquí no" Le escucha jadear, pero Niall no está satisfecho con eso.

"¿Tienes un auto?" Pregunta, separándose apenas unos centímetros.

"Es de mi mejor amig-"

"Me vale mierda, vamos" Masculla sin pensarlo, porque está caliente y el chico también parece estarlo.

Es como un premio para él. Todos esos meses absteniéndose porque su novio decía todavía no, Niall, no quiero lastimarte, y ese mismo día puede ser libre porque ya habían terminado. El rizado parecía un premio entregado por los dioses al no tener sexo por casi seis meses.

"Espera" Lo detiene el chico, empezando a impacientar al rubio. ¿Acaso no quería? "Me gustaría saber tu nombre antes de irnos"

Sonríe, mostrando sus blancos dientes.

"Niall" Responde, sin dudarlo dos veces, al estar tan desesperado por irse "¿Y tú, cariño?"

"Harry"

Susurrando el nombre que ha escuchado, vuelve a empujar al rizado y lo guía hasta la puerta del club, ansioso. Y, por suerte, el auto que ha mencionado el otro no queda tan lejos, y aunque la calle en la que está estacionado es un poco transitada, a Niall no le puede interesar menos.

"¿Por qué tienes tú las llaves si es de tu 'mejor amigo'?" Cuestiona el rubio, curioso al momento en que Harry abre la puerta de la parte trasera sin problemas.

"¿Por qué no mejor entramos y te olvidas de ello?"

Uh, piensa Niall. Está bien, así me gusta.

Entran al auto soltando una risa cuando el castaño se pega con el techo de este. Pero pronto ese ambiente divertido se ve interrumpido porque Niall ha vuelto a posar sus labios sobre los suyos, rápidamente poniéndose encima de él. Jadea por ese acto, separándose un poco para quitarle su remera blanca.

Sus manos recorren su cuerpo de una manera ansiosa, queriendo tocar más de su piel, molesto a tener ropa separando la calidez de su cuerpo. Es por eso que no duda dos veces en ayudar a Harry a quitarse la camisa, y atacar directamente a su cuello, bajando sus manos al cinturón de los pantalones que el rizado lleva.

Narry One Shots¡Lee esta historia GRATIS!