47. No me gusta dar besos {1614 palabras}

Resumen: OS sin resumen

¡Feliz 2018!

  • • • 

Narrador omnisciente

 "No me gusta dar besos, Ni"

El nombrado no se ve impresionado por lo que ha dicho Harry. Continúa arreglando la manta en la que se sentarían, bajo la luz de la luna. Era una rutina que los dos habían llevado desde que el castaño se mudó a Irlanda, se volvieron amigos y comenzaron a acercarse. Ya se volvió una costumbre al ser novios oficialmente, y cada vez que lo hacían, corrían ese riesgo de ser pillados por los padres de Niall o Harry, pero a ninguno de los dos le importaba porque, según lo que ellos pensaban, estaban seguros que para los adultos, ellos eran solo niños que se esconden para jugar un poco.

Tienen quince años recién cumplidos, pero sus padres ya sospechan que entre los dos ya hay algo más que una amistad.

"¿A mí?" Cuestiona el rubio, usando un tono de broma "¿No te gusta besarme, Harry?"

"No es que no me guste besarte, Ni... Es que..."

Allí se pierde la oración del rizado, pero Niall no lo culpa. Sabe que Harry es tímido; sabe que antes de que él le robara un beso en su fiesta de cumpleaños, nadie le había dado uno; sabe que entre los dos, él tiene más experiencia en un beso que el castaño sentado unos centímetros lejos. 

"No tengo idea de cómo dar besos" Finaliza Harry, y si no fuera por la tenue luz que entra por la ventana, el irlandés no habría podido ver aquel sonrojo en el chico que tanto le gusta.

"¿Y?"

"Por tanto, no me gustan" Murmura, como si fuera obvio. Lleva su mano derecha al bowl donde tienen dulces, bajo la atenta mirada de su novio "Son... Complicados"

"Es solo un choque de labios, Harry" Dice, quitándole importancia "Y sí, hay veces que se usa la lengua, pero-"

"B-basta" Le interrumpe el otro, sonrojado. Los dos se miran por unos segundos "No me gusta darlos porque te decepciono cuando lo hago. Es mejor evitarlos"

"No me decepcionas" Niall sonríe, y pasa sus dedos por la mejilla del castaño "Quizá lo pienses demasiado, pero está bien. Con el tiempo aprenderás"

"Q-quiero aprender ahora"

"Acércate, entonces"

Harry abre los ojos, haciendo completamente lo contrario al alejarse del otro, casi saliendo de la manta donde están sentados.

"N-no contigo"

"No podrás con nadie más porque eres mi novio, Harry. Solo mío"

"Pero me avergüenza"

Nial ríe, haciendo mínima la distancia que segundos antes, el rizado había creado. 

"Está bien" Intenta tranquilizarlo, inclinando su cabeza hacia un lado "Solo tienes que dejarte llevar"

"¿C-cómo? Es imposible. Necesito saber dónde deben estar las manos, hacia dónde inclino mi cabeza, coordinar mis movimientos contigo, cerrar los ojos... Son muchas cosas y es estresante porque-"

"Deja que te bese. No pienses en nada de ello"

Intenta no sonrojarse más de lo que ya está, y cierra los ojos fuertemente. Percibe el aliento de su novio, sus manos recorriendo sus brazos hasta llegar a su cuello, acercándolo un poco más hacia él, y Harry se desespera, porque Niall siempre hace eso a la hora de besarlo; esperar por ese momento, ir lento, y tomar de improvisto al rizado.

Narry One Shots¡Lee esta historia GRATIS!