31. Roces en partes íntimas {1100 palabras}

Resumen: OS sin resumen

Advertencia: OS ligado a "Cuatro chicos de los que me enamoré", situado en la época del primero.

• • • 

Narrador omnisciente

Niall había despertado esa mañana extraño. Muy extraño. Hace unas semanas había sido su cumpleaños y toda su preciada pero vergonzosa familia acudió a la celebración. Todavía recuerda una cosa que su tío había dicho, algo como "Bueno, a los doce ya estás pasando a ser adolescente, y sufrirás cambios", a lo que él no le dio importancia.

Bueno, esa mañana, él creyó que había sufrido uno de esos cambios, y entre confundido y avergonzado, se adentró a la habitación de su hermano, recibiendo como respuesta a sus preguntas un simple Oh, estás creciendo, enano.

Y cuando cuestionó sobre despertar con sus partes íntimas mojadas con algo extraño, y a veces despertar con su cosito algo despierto, su hermano, tan bueno como siempre, le respondió que era normal, que no se asustara, y que definitivamente no era pipí.

A diferencia de como dijo Greg, Niall si se asustó. Era algo nuevo para él. Algo que nunca había sentido. Y no tenía idea porqué demonios, cuando despertaba con su cosito despierto, si de la nada se pasaba a llevar con su mano o lo rozaba para ver si estaba bien (sí, exacto), dejaba salir gemidos a los que él no estaba acostumbrado.

Odiaba ese cambio. Se sentía débil cada mañana por ese problemita.

Y cuando Harry, su mejor amigo le insistió tanto para poder hacer una pijamada y quedarse a dormir a su casa, se asustó. Se negó varias veces, poniendo excusas que ninguno de los dos se creía, hasta que finalmente dijo que sí y rogó con todas sus ansias que eso no le pasara esa noche.

Tan inocente como siempre, y ajeno a lo que su mejor amigo le pasaba, Harry también insistió en dormir con él porque ni loco dormiría en el suelo, según sus palabras.

Y Niall, bueno, él aceptó.

Ya siendo las tres de la mañana (porque ninguno de los dos podía soportar más el sueño), Niall estaba cohibido ante la presencia de su mejor amigo a su lado. No podía quedarse dormido, por más que supiera que tenía sueño. Y cuando Harry, en un tono cansado, le había dicho algo como porqué sigues despierto, el rubio intentó hacerse el dormido.

"Me has estado mirando como por media hora, Ni" Había dicho, haciendo un puchero, y pesar de que era noche, el otro lo pudo ver.

"Lo siento"

"¿Estás bien?" Preguntó Harry, preocupado por su mejor amigo, y acercándose a él.

Niall no pudo hacer más que alejarse de su cuerpo, porque su cosito había comenzado a despertarse sin razón y él no quería que lo viera en ese estado, o mucho peor, escucharlo soltar uno de esos gemidos.

"Sí, sí, es solo que no estoy cansado"

"Entonces hablemos"

Allí comenzó el infierno de Niall.

Comenzando con que el castaño no recibió la indirecta de que su mejor amigo no lo quería cerca y por eso dejaba tanto espacio en la pequeña cama de una plaza y media, sino que, mandó todo a la mierda y apoyó su cabeza en el pecho de Niall, entrelazando sus piernas sin razón.

Y el rubio tuvo que aguantar porque no quería herir los sentimientos de su amiguito.

Aún así, parecía que el mundo quería conspirar contra él, porque finalmente Harry entendió que lo quería lejos, pero, ofendido, no se alejó. Se acercó más a él, subiéndose encima suyo con el ceño fruncido, y bueno, Niall ya no pudo aguantarlo, porque su trasero rozó con sus partes íntimas y tuvo que soltar un gemido.

"Oh"

Eso dijo Harry. Solo eso.

Miró por debajo suyo, sintiendo la extraña sensación de tener algo chocando con su trasero, y luego volvió a mirar a su mejor amigo.

"¿A ti también te pasa?"

"¿Qué?"

Niall estaba sorprendido. Sorprendido de que su inocente Harry también estuviera pasando por lo mismo que él, porque no lo entendía, si era como un terrón de azúcar-

Sí, muchas cosas pasaban y él ya no podía seguir tratando a Harry como la cosa más inocente del mundo.

Pero la forma en que lo había dicho... Dejaba claro que no tenía ni la menor idea del asunto.

"Eso. Tu cosita se te para. Gemma me explicó que era normal y que no tuviera miedo cuando pasara" Murmuró Harry, bajándose de encima suyo, pero sin desviar su mirada de la entrepierna de Niall, haciéndole sentir incómodo "Y que era normal que me la tocara. Eso sí, que me lavara las manos después de eso, y también a mi cosito-"

"¿Hablaste de Gemma sobre esto?"

"No le hablé sobre eso. Ella lo notó cuando yo caminaba al baño y me soltó todo lo que escuchaste"

Allí estaba. Harry lo hacía ver como algo de siempre, no algo nuevo, como si no tuviera miedo de ello. Niall se encontraba atemorizado.

"¿Te la has tocado?" Cuestionó el rizado, sin pensar dos veces si su pregunta estaba bien.

"¿Qué?"

"Ya sabes, así..."

"H-harry, no-"

Dejó salir un suspiro acompañado de una queja. Harry le había pasado su mano por encima de su pijama, y aunque ni siquiera le haya tocado directamente la piel, se había sentido bien, a la vez que mal. Niall no entendía la nueva sensación de todo eso.

"Después te limpias, ¿vale?"

Eso había dicho Harry antes de volver a pasar repetidas veces su mano por encima de su entrepierna, y él no puso objeción. Se quedó quieto, respirando entrecortado e ignorando la mirada de su mejor amigo puesta en él, porque estaba avergonzado.

No tenía idea qué le pasaba, pero aún así, quería más de ello.

Y cuando estuvo a punto, cuando sintió aquello de lo que su hermano le había hablado, no pudo desviar su mirada de los ojos verdes de Harry, porque hubo algo allí que le provocó gemir en voz alta y alzar sus caderas, hasta que lo hizo.

Se corrió, mojando y manchando el pijama de dinosaurios que llevaba puesto. Ni siquiera le importó un poco.

Se había corrido con las caricias de su mejor amigo en su entrepierna, y ya no se sentía avergonzado. Porque algo en la mirada de Harry le transmitió seguridad, y que no había nada de que sentirse abochornado.

FIN

• • •

oli.

para que sepan, estaré haciendo los momentos relacionados con "cuatro chicos de los que me enamoré", porque puedo y pq quiero :v y pq a bastantes les gustó y además me siento inspirada <3

lov

Narry One Shots¡Lee esta historia GRATIS!