2. Distancia {4469 palabras}

Resumen: Niall y Harry están a muy poco de cumplir seis meses... Separados.

Advertencias: SMUT.

• • •

Niall

La mayoría de la gente que tiene pareja desearía tener el día de su aniversario junto a él o ella, pasándola bien y recordando el porqué están tan enamorados. Yo, sinceramente, daría todo por estar por lo menos un día al lado de mi novio.

Hace seis meses (los tengo contados) Harry se tuvo que ir de Irlanda hacia Seattle, por el trabajo de sus padres. Llevábamos exactamente dos semanas de novios cuando su familia decidió decirle a Harry que esa misma semana ellos iban a mudarse, y posiblemente no iban a volver. Y yo no soy tonto, porque los padres de él sabían que estaba saliendo conmigo, y que nuestra relación iba en aumento con el paso de los días, así que seguramente habrán adelantado la fecha de mudanza para "hacer la despedida menos dolorosa", o eso es lo que quieren hacernos creer.

Pero Harry y yo, obviamente, no lo dejamos, y no dudamos nunca de dejarlo. Los dos estábamos muy convencidos de que nuestra relación perduraría y que cuando él terminase su último año (todavía no lo terminaba, le quedaban unos meses) vendría y podríamos estudiar donde lo habíamos programado, comprar una casa y vivir felices para siempre. Pero no te preocupes, no es que lo hayamos dejado o que estemos peleados, si no que, hace no mucho que empecé a sentir una especie de vacío en mi pecho, como si ya no tuviera confianza en él...

Y eso era lo que más me preocupaba; no tener confianza en Harry, el chico más lindo y adorable que existe en el mundo (o así es como yo lo veo). Es imposible no poder amarlo, pero ahora, que él no me ha llamado como lo hacía antes, que no quiere tener llamadas de Skype conmigo, y que, no responde casi ningún mensaje que le dejaba, se siente como si estuviera cortando conexiones conmigo. ¿Por qué?

¿Por qué ya no quiere hablar conmigo?

¿Por qué ya no contesta mis mensajes?

Simplemente, ¿por qué?

Y eso me lleva a cómo estoy ahora, en mi casa, fingiendo ser parte de mi familia. No recuerdo la última vez que hablé con él, que vi fotos de él, que saqué una sonrisa de su cara... Y el que esté evitándome de alguna forma me está matando, de a poco. Mi celular se descargó y no lo he vuelto a cargar por miedo a encontrarme con nada. Mi computadora está guardada en algún lugar de la casa, y mi familia no tiene teléfono fijo, así que, de cierta forma, yo también lo estoy evitando.

Pero claramente, mi madre no puede dejar que me deprima sólo, no. Ella ha estado observándome y cada vez que sale me grita un "Habla con Harry esta noche", para luego dejarme sólo, con mayor tristeza aún.

Por eso es cuando me sorprende un día, en el que ella me grita "Carga tu celular y luego llama a Harry", dejándome con más dudas acerca de lo que ella sabe o no. Pero no perdía nada con intentarlo.

Cargué mi celular, pero no lo prendí. Dejé cerca de una hora cargándolo cuando decidí que ya tenía la carga suficiente para tener una larga, muy larga charla, porque yo estaba seguro de que le preguntaría a Harry que estaba pasando con nosotros, y hacia donde íbamos con todos estos juegos.

"Tiene 31 mensajes de voz, 35 llamadas perdidas y 68 mensajes"

Eso es todo lo que me aparece en mi celular a la hora de prenderlo. Mis ojos se abrieron y no podía creérmelo, era como si realmente fuera famoso.

Revisé todas las llamadas perdidas; de Harry, y una de mi madre.

Vaya. Es increíble como mi novio se preocupa más de mi que mi madre.

Narry One Shots¡Lee esta historia GRATIS!