Tres.

2.6K 213 21

Ally y yo estábamos sentadas en la fea y fría sala de espera del hospital. Aún me sentía algo mal, los dolores de cabeza seguían y ayer había buscado sobre los síntomas de embarazo y ese no era uno de ellos.

Estaba mucho más nerviosa que ayer, tenía dos opciones; le pediría al doctor que me sacara sangre para ver si estaba embarazada, pero que sería un secreto entre ambos. Y la otra opción era sólo decirle que tenía un gran dolor de cabeza.

Opté por la primera, pues Sam no me había dejado de decir que quería saber si en verdad estaba en negativo y no les mentiré al decirles que yo también.

La doctora pasó a tres personas antes de que a mi, y después pronunció mi nombre. Me levanté de la silla con mucha lentitud, me giré a ver a Ally y ella sólo me sonrió.

Devolví mi mirada a la doctora y le sonreí por cortesía. Entré al blanco y aún más frío con consultorio y tomé asiento frente al escritorio.

La doctora cerró la puerta y después tomó lugar detrás del escritorio frente a mi.

-¿En qué te puedo ayudar, Camila Maloley?.-Preguntó después de leer mi nombre en un papel.

-He tenido dolores de cabeza que me dan ganas de golpearme contra la pared, y algunos mareos junto con náuseas.-Dudé mucho en decirle lo último, pero lo hice.

-¿Sufres de migraña?.-Preguntó y tomó la cosa esa con la que escuchan tu corazón.

-No, para nada.-Le dije, ella me indicó que subiera a la camita que tienen ahí y así lo hice.

-¿Alguna otra enfermedad?.-Traté de recordar alguna enfermedad de verdad, y pues no había sufrido de nada.

-Ninguna, no soy alérgica a nada y nunca me he roto nada, algunos meses atrás estuve en el hospital por anemia, pero ya está todo bien.-Le sonreí como una niña pequeña y ella río levemente.

-Quizás tus dolores de cabeza son por estrés, o porque comer mucha carne de puerco, esas son opciones. ¿Tienes familiares que sufren de migraña?.-Y aquí mi problema, Si.

-Mi mamá, un poco.-Respondí.

-Puede ser hereditario.-Asentí.

-Los náuseas y el mareo..-Se susurró así misma.-¿Tienes novio?.

-Hemos usado proyección.-Dije rápidamente.

¿Qué acaso las náuseas y el mareo no pueden ser por otra cosa?.

-Los condones no son cien por ciento seguros, ¿te has hecho alguna prueba de lo que estoy pensando?.-Suspire, y asentí.

-Salió negativo, sé que las pruebas tampoco son seguras, y hace menos de tres semanas tuve mi periodo.

-No perdemos nada con una última checada, no dolerá.-Asentí, no tenía otra opción.

Mientras la doctora iba por los utensilios necesarios para sacarme sangre le mandé un mensaje a Sam de lo que estaba pasando. Él me dijo que no le dijera el resultado por teléfono, y que lo esperara hasta llegar a casa, le respondí que estaba bien con ello.

-Listo Camila, esto tardara sólo unos segundos.-Colocó un poco de alcohol en un algodón y después tomó mi brazo.

-¿Dolerá?.-Siempre le he tenido un pánico a las agujas, no sé como Nate puede tener tantos tatuajes.

-Como un piquetito de hormiga.-Dijo, volteé a otro lugar para no ver la aguja y cerré los ojos al sentirla atravesar mi piel.

La doctora me sacó poca sangre y después me dijo que me esperara en la sala de espera unos quince minutos. Le pedí esperar ahí para que Ally no me atormentara con preguntas y ella aceptó.

Se fue del consultorio y en eso pude ver mi teléfono y los mensajes de Sam.

"Sammy♥: ¿Qué crees que salga?"

"Me da miedo"

"Sammy♥: A mi igual, pero Cami, ¿te imaginas tener un bebé?" Sonreí.

"Serías un lindo papá, daddy"

"Sammy♥: Y tú una sexy mamá, lil mama ;)"

Idiota.

"Ya lo sé, pero aún así, no quiero un bebé Sam"

Estaba hablando muy enserio, tenía mucho miedo, y me moría de la angustia. ¿Qué haría si las prueba salía positiva?. Mi estómago comenzaría a crecer, una vida dentro de mi, alguien más a quien alimentar, me pondría gorda, las fans me odiarían más. Sam sería papá, Nate me mataría, a Sam, y a la cosa esa. Mis padres me darían un gran sermón y Stew, Stew no haría nada.

La doctora llegó unos minutos después con su rostro neutro. ¡Por Dios!. Suspire, me quité el algodón del brazo y la miré atenta.

-¿Quieres abrirlo aquí?.-Preguntó, miré los papeles.

Era un sobre, cerrado.

-¿Los resultados son claros?.-Ella asintió.

-Claro, y si tienes una duda, puede recurrir a mi.-Asentí.

-Los abriré en mi casa.-Ella me entregó el sobre, lo sostuve entre mis manos y lo guardé en mi pantalón.

Salí del consultorio, agradecí a la doctora y contesté las preguntas de Ally con que era una migraña.

Ambas nos subimos al auto, mientras en el camino le texteaba a Sam que estaba a punto de llegar a casa con los resultados. Él me dijo que ya estaban en casa.

Llegamos y efectivamente, el auto de mi novio y de mi hermano estaban en la cochera.

Salí del auto, saludé a Nate y le dije a Sam que subieramos. Ally y Nate salieron al patio, y Sam y yo subimos a nuestra habitación.

-¿Son seguros?.-Preguntó con el sobre en sus manos y viéndome atentamente, asentí.

-Están extraídos de mi sangre, estos si son imposibles que fallen.-Miró de nuevo el sobre, y comenzó a romperlo.

Cerré los ojos, suspire y me senté en la cama. Escuché a Sam mover los papeles, y abrí los ojos.

-Camila, aquí dice que...-Seguía leyendo.

-¿Qué, que joder?.-Pregunté con un nudo en mi estómago.

-Vamos a ser papás, hay una cosa que crece dentro de ti.-¿Qué?. Sentí que todo me daba vueltas, y negué.

-Sam, no juegues.-Dije asustada y me levanté para pararme junto a él.

Tomé los papeles de sus manos y comencé a leerlos. Mi nombre, datos, y más cosas así, hasta que.

Resultados de Embarazo; Positivo.

Trague en seco. Y sentí una lágrima caer de mi ojo, miré a Sam, él estaba sonriendo.

-Amor, ¡vamos a ser papás!.-Dijo, feliz, se acercó y me abrazó. Le correspondi.

Pero yo no estaba feliz, él no tenía ni idea de todo lo que yo estaba pensando en estos momentos.


The Sky isn't the Limit | Sammy Wilk¡Lee esta historia GRATIS!