Cincuenta.

1.6K 142 12

Mi vida estaba a nada de acabar, me sentía vacía, me sentía sin nada de ganas de vivir.

Estaba en la sala de la casa, acostada en el sillón, sin fuerzas para hacer algo, pero también con muchas ganas de salir corriendo y buscar a mi hijo.

Estaba tan asustada, y no tenía noticia alguna de Sam, le había marcado a su teléfono y había tratado de contactarlo por el número de Nate.

Pero ninguno de los dos me respondía ninguna llamada.

Ally seguía tratando de contactarlos, yo no tenía fuerzas para hacerlo, y también las lágrimas que caían de mis ojos no me dejaban ver con claridad.

-Camila.-Escuché la voz de Johnson y me levanté del sofá para ir a abrazarlo.

Era lo que necesitaba, un abrazo.

-Me lo han quitado.-Solloce en el pecho de Jack, él me abrazó.

-Lo encontraremos.-Me dijo.

En eso se abrió la puerta principal dejando escuchar la alegre risa de Sam y de Nate, ambos sintieron rápidamente el mal ambiente y dejaron de reír, al verme ambos se acercaron.

-¿Qué pasa? ¿Por qué lloras? Camila, dime algo.-Me dijo Sam tan rápido todo que no me dejaba procesarlo.

-¿Dónde está Norman?.-Preguntó Nate, lo miré y me solté en llanto.

-Se lo llevaron está tarde, hemos llamado a la policía, están trabajando en eso.-Les explicó Johnson.

-¿Cómo que...?.-Sam dejó la pregunta en el aire.

Su rostro lo decía todo; estaba enojado, asustado, molesto, triste y me daba a entender que yo tenía la maldita culpa de el robo de mi hijo.

-¿Qué dices?.-Preguntó Nate igual de atónito que Sam.

-Un niño me distrajo, solo fueron un par de segundos y de la nada volteé y alguien corría con Norman en brazos, y no pude hacer nada.-Volví a abrazar a Johnson, quién no me había soltado en ningún momento.

Sammy

Llegue a casa y me dieron la peor noticia que me podían haber dado en el mundo; se habían llevado a mi hijo.

-Yo he tenido la culpa, sí yo no me hubiera levantado.-Escuchaba repetir a Ally llorando en el hombro de Nate.

Camila no se separaba de Johnson, los demás chicos no estaban y aún no se enteraban de la mala noticia. John estaba hablando con alguien por teléfono, creo que era la policía.

Yo me sentía un asco, yo me había prometido que nada jamás les pasaría y ¿qué sucedio? Mi hijo está perdido en los brazos de alguien más.

-¿Dónde está Gilinsky?.-Preguntó John algo confundido.

-No lo he visto en toda la mañana.-Le respondió Johnson.

-Oigan, no es por nada, pero ¿se han dado cuenta de que Jack no se ha presentado a las últimas juntas?.-Nos preguntó Nate.

Habíamos tenido unas cuantas juntas todos los chicos hablando sobre el acosador y maneras para tratar de atraparlo, Jack sólo había asistido a la primera.

-¿Qué tratas de decir?.-Preguntó Mila.

-Todo comenzó a pasar en cuanto Jack y Madison volvieron todo oficial.-Mi amigo tenía razón, pero no entendía su punto.

-¿Estás culpando a Jack?.-Preguntó de nuevo John, aún más confundido.

-Él está diciendo que Jack, podría ser el acosador, ¿no es así?.-Preguntó Ally, Nate asintió.

-Amigo, estás loco.-Le dije, no podía ser Jack.

Porque Jack es Jack, Jack es mi amigo y uno de los mejores amigos de Mila también. Uno de los chicos que ella consideraba su hermano, Jack es parte de la familia.

-Quizás no Jack, quizás Madison.-Nos dijo Johnson, todos nos quedamos callados y serios.

Podría ser Madison, pero ¿para qué esa niña estaría haciendo todo esto?.

¿Qué quería conseguir?.

-Iré a hablar con esos dos.-Dijo Camila y se separó de los brazos de Jack.

Cuando pasó a mi lado, tomé su brazo y me miró.

-Iré contigo.-Ella negó.-También es mi hijo, Camila, y mis amigos.

Ambos salimos de la casa, subimos al auto y manejé hasta la casa de Madi.

-No creo que sean ellos, da la vuelta en la siguiente.-Me dijo, tampoco estaba muy seguro de ir.

Ellos no podían ser, era imposible.



•••••
Chicas, enserio lo lamento, mi mamá me ha tenido muy ocupada en eso del cambio de casa y he estado muy ocupada en la escuela por lo mismo :(

Pero aquí está el nuevo cap, espero les haya gustado..♡

Las amo babies, cuidense mucho

The Sky isn't the Limit | Sammy Wilk¡Lee esta historia GRATIS!