Veinticinco.

2K 166 9

Sam había dormido en mi casa, en la habitación de Nate, pero en mi casa.

Eran apenas las sies y cuarto de la mañana, pero me había dado mucha hambre y había decidido bajar a ver sí había algo de comer.

Entré a la cocina, nada se escuchaba a ésta hora; sólo el sonido del reloj. Abrí el refrigerador y no había nada para comer, absolutamente nada. Cerré el refrigerador, y al cerrarlo pude ver a Sam parado en la puerta de la cocina con los brazos cruzados lo que hizo que diera un pequeño brinco y soltara un gritito de niña.

-¿Qué demonios haces aquí?.-Le pregunté quitando la mano de mi pecho, él sonrió y se acercó a mi aún con los brazos cruzados y esa linda sonrisa.

-Hago lo mismo que tú, buscó algo de comida.-Reí, él se separó un poco de mi y fue al refrigerador para ver sí él encontraba algo.

Como no encontró nada para poder comer, o para hacer comida me miró de nuevo.

-¿Haz encontrado algo?.-Pregunté con una sonrisa, y me subí sobre la barra.

-Te he encontrado a ti, pero tú dices que no te puedo comer gracias al gusano.-Rodé los ojos.

Él se acercó y se colocó entre mis piernas, colocando ambas manos sobre mis muslos. Sus frías manos sobre mis muslos desnudos, pues el shorts que usaba no era muy largo.

-No seas ridículo, Sam.-Le dije apartándolo un poco, él río.

-Está bien, te invito a desayunar sí no quieres hacer otra cosa.-Sonreí, claro que iba a aceptar su invitación.

-¿Me invitaras a desayunar a las seis de la mañana?.-Asintió.-¿Y a dónde iremos genio?.-Me coloqué las manos sobre las caderas.

-Tú sólo dime que si y yo me encargo de todo lo demás.-Hice como que lo pensaba por un momento y después asentí con una sonrisa.

No iba a negarme a ir a desayunar, 1 iría con él y 2 iría a desayunar.

Subí a mi habitación a darme una rápida ducha y después me vestí lo más rápido que pude.

Até mi cabello en una trenza y volví a bajar para encontrarme a Sam en la sala.

-Estoy lista.-Le dije con una sonrisa.

-No hay nada más en el mundo que me encante que verte con una linda y gran sonrisa en el rostro.-Se acercó lentamente hasta mi y me tomó de la cintura.

-Se lo que estás planeando.-Me separé un poco, pero él volvió a juntarnos.

-Oye, no puedo desaprovechar mi oportunidad.-Dijo, me dio un corto beso en la mejilla y tomó mi mano para guiarme hasta el auto.

-¿A dónde iremos?.-Le pregunté, él colocó una mano sobre mi muslo y me sonrió.

-Es una sorpresa.-Rodé los ojos y quité la mano de Sam de mi muslo con algo de asco.

Manejó hasta un súper, me dijo que lo esperara en el auto y yo así lo hice. A los minutos después llegó con dos bolsas de mandado y las metió a la parte trasera del auto.

-¿Qué compraste?.-Le pregunté como una niña chiquita cuando él se subió a su asiento.

-¿Podrías ponerte esto?.-Me mostró una cinta que iría en los ojos, negué.

-Es parte de la sorpresa.-Bufé y le quité la cinta de los ojos.

Me puse la cinta y él comenzó a conducir de nuevo. Como unas cinco canciones después sentí que el auto se detuvo.

-¿Me la puedo quitar ya?.-Pregunté colocando las manos en la cinta.

-No aún no.-Abrió la puerta de mi lado y me ayudó a bajar. Después me hizo dar algunos pasos y nos detuvimos.

Me quitó la cinta de los ojos y me dejó ver una hermosa casa de dos plantas con un gran jardín y muy grande.

-¿Qué es esto?.-Pregunté, él volvió a sonreír.

-Te dije que conseguiría un lugar en donde vivir, como una familia. Así que, bienvenido a tu nueva casa mi pequeño gusano.-Abrí la boca con sorpresa, Sam no era capaz de esto, ¿o si?.

Sam se estaba volviendo loco, muy loco.

-Sam, no podemos vivir aquí.-Le dije mientras el sacaba las bolsas del mandado.

-Claro que podemos, la he rentado, y ya después vemos si la compramos, Mila.-Negué a todo.

-¿Esto es enserio? ¿Vivir juntos? ¿Solo tú y yo?.-Nos señalé, él asintió.

-Somos una familia ahora, eso tenía que pasar tarde o temprano.-Me dijo al mismo tiempo que abría la puerta de la casa y entraba.



••••
Chicas perdón por no reportarme ayer, pero es que mi amiga (la que les dije el lunes) estuvo en mi casa todo el día, y pues aún sigue mal por lo de se abuelo y no me dio tiempo de terminar el cap..
Pero saben que las amo y aquí tienen otro cap, espero les guste
Mandenme ideas para el otro, puede ser en comentarios o en mensajes ;)
Las amo, cuidense y tengan un lindo y excelente jueves ♥•♥

The Sky isn't the Limit | Sammy Wilk¡Lee esta historia GRATIS!