Cuarenta y siete.

1.8K 148 25

Sammy

-Dejemos dormir a tu mami gusano, se desveló anoche.-Besé la cabezita de mi hijo, él dejó de llorar en cuanto lo tomé en los brazos.

El gusano era la criatura más bella del mundo, era tan frágil e inocente, que quería, sentía la necesidad de cuidar de él por siempre.

Lo aferre a mi pecho, no lo quería, y no lo perdería, haría de todo para siempre tenerlo a mi lado. Ningún loco nos los iba a quitar.

Bajé al living con él en brazos y me senté en uno de los sillones, encendí la televisión mientras él volvía a quedarse dormido sobre mi pecho.

Mi hijo, a veces me pongo a pensar en esa palabra y sonrió. Suena tan bien decirlo, y escucharlo.

También sentía que me estaba a nada de quedarme dormido, pero no quería hacerlo, quería ver a mi bebé dormir y ya después me dormiría yo.

-Sam, Sammy.-Abrí los ojos, seguía la tv encendida y Camila estaba a mi lado en el sillón.-¿Qué haces aquí?.

-Dormí al gusano.-Le dije y me recoste lentamente sobre su hombro para no despertar al gusano.

-Deberíamos de ir a la habitación, no descansarás aquí.-Escuché, mientras sentía que acariciaba mi cabello, negué.

-Camila, te propongo algo.-Le dije, ella me miró atenta.

-¿Qué me propones?.-Me preguntó.

-Vamos de vacaciones, a alguna playa o a donde sea, los tres solos.-Sonrió, mi idea le había gustado.

Los últimos dos días habían pasado muy tranquilos y rápido, el acosador no mandó cartas o mensajes.

Estuvimos por lo menos tranquilos en dos días.

-Estamos listos.-Bajó Camila junto con Norman en brazos, se veía tan tierno en ese pequeño bañador.

-Me alegro que hayas aceptado, así podremos estar tranquilos durante un par de semanas.-Los abracé y besé sus cabezas.

Nate iría a dejarnos al aeropuerto y él ya estaba afuera esperándonos.

Subí todas las cosas al auto, los Jack's, Madison, Ally, John, mi suegra y Stew estaban aquí para despedirnos.

Nos despedimos de todos y subimos al auto, Nate y yo cantábamos cada canción que sonaba, mientras que Camila entretenía a Norman con un raro juguete que tenía.

Stake nos dejó en el aeropuerto, y al terminar de despedirse de nosotros y darnos precauciones como "no hacer otro bebé" se fue y nos dejó solos en el gran aeropuerto.

-Serán las mejores vacaciones.-Me dijo y se tomó una selfie con Norman.

-El papá también merece salir.-Ella tomó unas diez fotos más y después anunciaron nuestro vuelo.

Abordamos el avión, Norman se quedó dormido, Camila iba en su celular viendo algo muy entretenida y yo sólo puse una película en la pequeña televisión del avión.

-Mira esto..-Mi chica me extendió su celular, era un mensaje.

"Gracias por darme dos semanas para pensar que voy a hacer ;).."

La miré atónito, no sabía que decirle, todo me salía mal.

-Todo estará bien, amor.-La abracé, sus lágrimas comenzaban a salir.

-No sabes la angustia que tengo cada vez que leeo un mensaje así.-Dijo.

Me sentía la persona más mierdas del mundo, yo sólo la quería feliz y por mi culpa ella no estaba para nada feliz.


••••
So sorry, mi cabezita no da para más :/

Oigan, me gustaría escribir imaginas y no sólo de los ex-magcon  sino de artists en general, ¿creen que debería?

Las amo, cuidense mucho my loves

The Sky isn't the Limit | Sammy Wilk¡Lee esta historia GRATIS!