Cincuenta y dos.

1.6K 142 19

-Hola Andrew.-Le dije a mi amigo al abrir la puerta.

-¿Cómo has estado, Cami?.-Preguntó abrazandome.

-Mal, peor que ayer.-Le dije, me dolía recordar, él me abrazo más fuerte.

-¿Qué ha dicho la policía?.-Preguntó, sólo negué.

-No han tenido noticias, ni los chicos tiene nada nuevo.-Le dije, me senté en el sillón, él a mi lado.

-¿No tienen algún posible sospechoso? Digo, alguien los debe de querer a los dos separados.-Asentí.

-Habíamos pensado en Madison y Jack, digamos que Sam salió con ella y yo con él, pero es imposible. Ellos se fueron de vacaciones hace dos semanas.-Expliqué.

-¿Y no han tenido noticias del bebé? ¿No les han pedido dinero a cambio o algo así?.-Asentí, recordar la llamada de ayer me congeló la sangre.

-Ayer llamó alguien, al parecer era un chico, le decía a Sam que quería a su familia..-Le conté, él hizo una mueca.

-Así que, ¿el odio es contra Sam y no contra ti?.-Asentí, era prácticamente eso.

-Si, él odia a Sam..-Le dije.

-Pero también existe la posibilidad de que sea ella, y lo que quiera es verlo sólo, sin su familia.-Andrew tenía razón.

Iba a decirle algo más, pero el sonido del teléfono de la casa sonó, haciendo eco en toda la planta baja.

-¿Hola..?.-Contesté dudosa, tenía el mal presentimiento de que era el acosador.

-Camila, es tan bueno escucharte.-Me dijo, sentí en todo mi cuerpo un gran escalofrío.

-¿Qué es lo que quieres?.-Pregunté, las lágrimas iban a comenzar a salir, y sentí las manos de Andrew sobre mis hombros.

-Mi pequeña, al parecer te has olvidado de mi, y de lo que me hiciste.-Negué, ¿quién demonios era? ¿y qué le había hecho?.

-¿Quién eres, maldición?.-Grité, tenía tanta rabia dentro de mi.

-Ahora tu peor pesadilla...-Alguien comenzó a llorar, era Norman.

-Cuelga.-Me dijo Andrew, y colgó por mi el teléfono.

Las pocas fuerzas que tenía se habían acabado con esa llamada, me sentía más débil que nunca.

-Necesito a mi hijo, lo quiero conmigo ya, Andrew.-Le dije, me dejé caer al suelo con mi espalda pegada a la pared.

-Pronto lo tendrás, haré todo para que recuperes a Norman, Camila.-Me dijo, abrazándome.

-No podrás, ninguno puede, el único que puede es Sam..-Le dije, alejándolo de mi.

-¿Sam? ¿Qué ha hecho el idiota de Sam por el bebé? ¡Nada!.-Me gritó, enojado de verdad.

-¿Por qué te molestas?.-Me dio algo de miedo verlo enojado, nunca lo había visto enojado.

-Me da coraje que confíes tanto en el idiota de Sam, y él no haga nada por ustedes.-Cerré los ojos, molesta.

-Sam ha hecho mucho por mi, y por nuestro hijo, y lo amo, no dejaré de confiar en él.-Se levantó del suelo más molesto.

-Estás ciega, Camila.-Se alejó y al salir dio un gran portazo.

Odiaba pelear con mis amigos, pero Andrew estaba diciendo cosas de Sam que no eran para nada ciertas.

Sam había hecho mucho por nosotros y yo se que haría más, haría de todo por encontrar a nuestro hijo.

The Sky isn't the Limit | Sammy Wilk¡Lee esta historia GRATIS!