Nueve.

2.2K 182 14

Estaba probando los mejores ángulos para las fotos de ésta noche, mientras que los chicos hacían la prueba de sonido.

Mientras Johnson me grababa para su snapchat y me pedía que dijera ‘hola’ yo seguía viendo a los chicos a través del lente de mi cámara.

Iba a tomarle una foto a Johnson para probarla, pero alguien llegó por detrás de mi e hizo que diera un leve salito, me di la media vuelta con la esperanza de ver a Sam, pero no, no era Sam.

¿¡Era Stew!? ¿Qué hacía él aquí? Y, y ¿cuándo llegó?. No es que estuviera enfadada de verlo aquí, pero ¿qué hace aquí?.

-¿Stew? ¿Qué haces aquí?.-Pregunté con una sonrisa y lo abracé.

-Todo en casa es aburrido sin ninguno de ustedes, y le dije a mamá que me encantaría conocer Chicago.-Sonrió, jamás cambiará.

-¿Ya enserio?.-Pasé sólo uno de mis brazos por sus hombros y los dos nos volteamos a ver a los chicos.

-Es enserio, ¿qué acaso no puedo venir a ver a mis hermanos mayores en el trabajo?.-Se encogió de hombros, negué.

-Lo que digas, ve a saludar a Skate.-Le indiqué, él asintió y corrió hasta la parte trasera del escenario para después subir y saludar a los Jacks, a Dillon y a Nate.

Los chicos estuvieron más que genial, como siempre. Stew estuvo a mi lado toda la presentación grabando para snapchat. También se tomó algunas fotos conmigo.

Después de terminar la presentación teníamos que ir al Meet&Great. Yo estaba tomando fotos a Sam, con Nate y a las chicas que llegaban.

Después de la locura antes ocurrida de el M&G, todos los chicos volvieron al hotel casi muertos.

Me tiré en la cama donde estaba Nate tirado, cayendo sobre su espalda. Él guimio de dolor y sólo reí.

-Me has tronado todos los huesos.-Me dijo con dificultad, pues su cara quedó aplastada contra el colchón.

-Eso es bueno.-Le dije y cerré los ojos, después sentí a Stew subiéndose a mi espalda.-Maldito moco, bajate.

-No quiero.-Dijo como niño pequeño, sólo rodé los ojos.

-Hey, hey, bajate de ahí, la puedes lastimar.-Era claramente la voz de Sam.

-Por favor, hemos jugado miles de veces a cosas mas pesadas que éstas con Camila y jamás se ha quejado de nada, no me vengas a decir que ahora la voy a lastimar.-Le dijo Skate, mi hermano tenía razón.

Stew y él siempre me molestaban de una forma un tanto pesada, pero con el paso de los años aprendí a hacer que sus golpes no dolieran. Me volví vulnerable a sus bromas, eso es lo malo de tener sólo hermanos hombres.

-Sólo digo.-Sam se rascó la nuca algo nervioso, reí.

-Oye, Camila tú me querías decir algo ¿o me equivoco?.-Nate se movió haciendo que Stew y yo cayéramos a su lado.

-Si, pero..-Alguien me interrumpió abriendo la puerta, era Nash.

Bendito Nash, porque pensándolo bien aún no estaba segura y mucho menos preparada para decirle a Nate que estaba esperando un bebé de su mejor amigo.

-¿A qué vienes, Nash?.-Le pregunté al ojiazul, él dejó de ver su teléfono para mirarme ‘ofendido’.

-Si quieres me voy.-Señaló la puerta, reí.

-No lo decía con esa intención.-Le expliqué, él me sonrió.

-Hay una fiesta.-Rodé los ojos.-Y yo, Nash Grier, quiero ir.-Se señaló.

-Vayamos.-Dijo Nate y se levantó de la cama.

Antes de salir a la fiesta Sam me dio unas pequeñas indicaciones:
1.-No coquetear con nadie.
2.-No separarme de él.
3.-No tomar nada, ni agua.
4.-No hablar con desconocidos.
5.-No separarme de los chicos en caso de que él fuera al baño.
6.-Decirle cuando quiera ir al baño, para que él me acompañe.

Y muchas tonterías más a las que no le puse atención, pues claramente no me separaría de él por nada.

La fiesta, era como todas y cada una de las fiestas a las que había ido con ellos; Desmadrosas, llenas de alcohol, tipos besándose por todos lados de la casa y, hasta, drogas.

Tenía la mano tomada de Sam, y no quería estar aquí, me quería ir al hotel, pero no. Nadie me hizo ni el mínimo caso.

Baile un rato con Sam y cuando Sam tuvo que ir al baño baile con Stew, baile con Ally y con Andrea. Después bailamos en grupo y así hasta que me cansé.

Después de cierto tiempo, estaba junto con Sam en la barra, los chicos no sabía donde estaban. Sam estaba ya algo ebrio y yo trataba de localizar a los chicos, pero ninguno contestó.

-Sam, vámonos.-Le dije, él asintió cerrando los ojos y tragando lo que le quedaba en la boca.

Ayudé a que Sam se levantará y pasé su brazo por mis hombros, y así caminamos hasta el auto.

Abrí la puerta trasera de la van y lo ayudé a que entrara.

-¿En el auto? No, Camila, en el auto no. Así solía hacerlo con Stella y no quiero recordar eso momentos.-Me dijo negando repetidas veces.

Su comentario de Stella hizo que me molestara un poco, pero estaba ebrio y era entendible.

-Subete, dormiremos aquí hasta que los chicos lleguen.-Se subió y después yo, me senté en el último asiento y él recargo su cabeza sobre mis piernas.

-Te amo Camila, y he estado pensando en un nombre para el gusano.-Decía todo tan lento y con tanta tranquilidad.

-¿Cuál es?.-Pregunté con una sonrisa y pasando mi mano por su cabello.

-Sí es niña, Gemma. Porque ella sería mi piedra preciosa.-Sonreí aún más.

Sam ebrio era de lo más chistoso.

-¿Y sí es niño?.-Le pregunté.

-Será niña, yo lo sé.-Me dijo, acarició mi pierna y después dejé de sentir que movía sus manos sobre mi pierna.

Se había quedado dormido.

•••••
Un poco tarde, sorry, but aquí está el cap nuevo ;)
Hoy en EU es día de los padres, no si en otro lugar también, pero de todos modos feliciten a sus papis y quiernalos siempre. Jamás saben lo que pueda pasar
Creanme que yo temo por mi papá todos y cada uno de los días, se que muchas veces lo hago enojar, al igual que él a mi, pero es mi papá y eso lo hace la persona mas especial del mundo
Y a las que no tiene papá, y sus mamás la han hecho de papá, ellas también merecen que las amen todos los días y que las apapachen siempre..
Las amo mis babies, cuidense

The Sky isn't the Limit | Sammy Wilk¡Lee esta historia GRATIS!