Treinta y seis.

1.8K 161 16

-¿Cómo sigues?.-Me preguntó Ally y tomó mi mano, me sentía totalmente helada, seguía en el hospital.

-Me duele la cabeza.-Le dije y tomé mi cabeza con mi mano.

Ella hizo una mueca y después me dio una leve sonrisa.

-Toc, toc.-Entró mi padre con una leve sonrisa, sonreí.

-Los dejaré solos.-Dijo mi amiga y nos dejó solos en la habitación.

-¿Qué han dicho?.-Le pregunté algo triste, él sonrió con tristeza.

-Aún nada, pero la amenaza de aborto paso por algo, no pasa así nomas a los meses que tienes.-Sonreí un poco, mi papá se veía realmente preocupado e interesado en todo esto.

-Tengo seis, ya faltan tres meses y el gusano puede venir en cualquier momento.-Le dije seria, él me miró molesto.

-¿Por qué te ríes, Cami? Esto es muy serio, hija.-Quise volver a reír, pero él se veía realmente serio en esto.

-Lo sé papá, pero ya estamos bien, ya no hay de que preocuparse.-Le dije, la puerta volvió a sonar y después entró el doctor y su enfermera ayudante.

-¿Cómo te sientes, Camila?.-Preguntó el doctor mientras la enfermera le pedía a mi papá que saliera.

-Bien, me di un gran susto.-El doctor y la enfermera se vieron al mismo tiempo, ¿qué pasa aquí?.

-No estamos muy seguros de creer en ti pequeña Maloley.-Me dijo el doctor con algo de diversión.

-¿Qué? ¿Por qué?.-Pregunté ofendida.

-Camila, nosotros sabemos que fue lo que bebiste, eso es muy peligroso.-¿Lo que bebí? ¿Qué bebí?.

-No entiendo de que hablan.-Les dije de verdad muy confundida.

-La bebida alterada, pudiste haber muerto tú.-Dijo serio el doctor.

¿Bebida alterada? ¿Qué demonios es eso?.

-Disculpe, yo no bebí nada de eso, es más no se que es.-El doctor lo anotó y después me miró.

-Tienes que cuidarte mucho, no debes de aceptar nada de extraños.-Asentí algo confundida.-Dejaré que pase tu amiga, puedes irte hoy mismo.

Salí del hospital, lo mejor era que ya nada dolía, como sí nunca me hubiera dolido nada. Fuimos a casa, y me di cuenta de que los chicos habían perdido su vuelo.

-Lo siento tanto, enserio.-Les dije, los chicos estaban todos conmigo en la sala, incluyendo John.

John pasó su brazo por mis hombros.

-¿Y qué fue lo que sucedió?.-Me preguntó, suspire, no les diría, no quería que se enojaran.

-Fue un esfuerzo grande que hice, eso causó el dolor del vientre.-Los recorrí con la mirada, todos me habían creído.

Dejé a los chicos en la planta de abajo, yo quería ir a descansar.

Me acosté sobre mi cama y de la nada algo golpeó mi ventana, era un papel y se había quedado pegado al cristal.

Me levanté, abrí la ventana y saqué mi cabeza; no había nadie. Tomé el papel y lo abrí.

"Fase uno, cuidate aún más, Camilita, esto es el comienzo"

Bien, esto ya me estaba dando miedo y mucho. Hice una bola con el papel y lo tiré por la ventana para después cerrar la ventana, ponerle el seguro e ir a dormir.

No podía dormir, no podía dormir pensando en la "nota" de hoy en la tarde, tenía que decirle a Sam, no a Sam no, a Nate.

Quité las cobijas de mi cuerpo, me puse las sandalias y salí de mi habitación.

Fui a la de Nate y Stew, abrí la puerta y vi ahí dormido solamente a Stew.

Cerré de nuevo la puerta, Nate estaba fumando lo mas seguro. Bajé las escaleras en silencio y salí al patio.

Ahí estaba mi hermano mayor.

-¡Nathan!.-Él se giró con el cigarro entre sus labios.-Ya no lo hagas, man.

Él apagó el cigarro de marihuana, y se acercó mientras se sacaba la camiseta para desaparecer el olor.

-¿Qué haces aquí?.-Preguntó, estaba molesto.

-Tengo que decirte algo.-Le dije, él me miró.

-Cada día me decepcionas más, ¿por qué esperaste tanto?.-Me mostró el papel entre sus manos, abrí la boca con sorpresa.

-No quería preocuparte.-Le dije, yo misma me sentía decepcionada de mi.

-Prefiero preocuparme y tenerlas vivas, que no hacerlo y tenerlas muertas, Camila.-Amaba tanto a mi jodido hermano.

No sé sí esto era efecto de las malditas hormonas, pero las lágrimas salieron y abracé a Nate como sí fuera la última vez que lo fuera a abrazar.


•••
Las amo, gracias por todo el apoyo, enserio mis loves...
Mi madre me había quitado el teléfono ya que mi familia estaba de visita y ella quería que estuviera con mi fam 24/7..

Las amo, hasta mañana, tengan linda noche, tarde o día, no se de donde me leen♥♥

The Sky isn't the Limit | Sammy Wilk¡Lee esta historia GRATIS!