Once.

2.3K 206 59

Maratón 2/2

El aeropuerto estaba lleno de niñas gritando por todos lados y eso de una o de otra forma me hizo tener más nervios aún, no tengo mi la menor idea del porqué.

Solté la mano de Sam para que él fuera con sus fans, mientras que yo me acercaba a las chicas que si me querían.

La rutina de las fotos y las firmas por un tiempo en el aeropuerto hicieron que los nervios que habían aparecido bajaran, pero estaban comenzando de nuevo.

Nash, Andrea, Hayes, Jake y Tez irían de nuevo a Los Ángeles. Los Jacks, mis hermanos, Sam y yo. Sammila, como las fans que nos apoyaban nos había apodado. Nosotros volveríamos a Omaha.

Durante toda la espera para abordar el avión me la pasé tratando de no pensar en cosas sobre mi gusano, pero me era imposible.

Anunciaron el vuelo y miré a Sam con miedo, él se acercó y me sonrió.

-Todo estará bien, amor.-Me susurró mientras me abrazaba, asentí.

-Eso espero.-Le dije con miedo y los nervios a flote.

Abordamos el avión y por lástima no me había tocado con mi novio, mi asiento sería junto a Gilinsky.

-Hola compañera.-Dijo con esa sonrisa linda y grande que tenía, le sonreí.

-Hola compañero.-Me quité los audífonos y él se sentó.

-Perdón si la pregunta molesta, pero ¿darán la noticia?.-Me preguntó, yo sólo asentí.

-Quiero que estés ahí, y Jack y Ally, te pido que se sorprendan.-Él asintió.

-Haré lo que sea para que dejes de pensar esas tonterías y ya le dije a Sam que yo seré el padrino.-Asentí sin estar convencida, lo que nos hizo reír.

Durante una hora que hicimos en el avión, creo que eso hicimos, supe varias cosas de Jack que no sabía.

Me dijo que salía con Madison Beer, una niña de dieciséis años y aunque la noticia no me agrado para nada yo sólo le dije que estaba bien.

Había escuchado sobre Madison por Ally, mi amiga me dijo que la niña esa era una completa zorra a pesar de su corta edad.

Pero bueno, era la vida de Jack y yo sé que si le decía algo, no me haría caso.

Cuando el piloto dio las indicaciones para aterrizar los nervios volvieron a mi. Tomé la mano de Jack por inercia y él río.

-Todo estará bien, Cami.-Asentí y suspire.

-Necesito que tu buena vibra esté presente en todo momento.-Pedí.

-Lo estará y la de Johnson y la de Ally igual.-Me guiñó un ojo.

Al bajar del avión, seguía al lado de Jack hasta llegar con la fans. Después nos subimos a autos separados y luego nos encontramos en nuestra vieja calle.

Los Jacks se despidieron de nosotros para ir a ver a su familia y Gilinsky me susurró que vendrían más tarde. Ally hizo lo mismo, sabia que ella tenía ganas de ver a su hermano y Sam, hice que Sam fuera a su casa y yo le hablaría para que viniera.

Mis hermanos y yo entramos a casa en sumo silencio. Stew traía las llaves de mamá.

Mi mamá estaba en la sala viendo una revista y escuchando la canción de los chicos; 'Like that', los tres sonreímos al ver aquella escena y después la abrazamos al mismo tiempo.

-Ustedes me quieren matar de un infarto, mocosos.-Dijo riendo y al mismo tiempo abrazando a Skate alías su favorito.

Mi papá estaba trabajando y esperamos por él para después comer y pasar un rato en familia.

Tenía planeado hacer la 'junta' donde daría la noticia a las siete y faltaban tres horas para ello.

Un poco antes de las siete, Ally llamó a nuestra puerta. Saludó a mis padres y comenzamos a conversar todos juntos.

Le mandé un mensaje a Sam y le pedí que pasara por los Jacks. A las siete en punto, los Jacks, Sam, Emily, Lori y Benny estaban en nuestra casa.

-¿Por qué has juntando a todos?.-Me preguntó Skate. Él y yo estábamos en la cocina.

-Tengo algo que decirles.-Dije de lo más normal, no quería que mis nervios se notaran.

Él me miró serio.

-Estoy realmente decepcionado de ti, jamás pensé que esto pasaría tan pronto y no tienes la idea de las ganas que tengo de pasarle con un auto por encima a Sam.-Mis lágrimas comenzaron a salir, su voz de decepción me lo decía todo.

-¿Cómo te enteraste?.-Pregunté quitando algunas lágrimas.

-Camila, no nací ayer.-Bufo tomando una manzana.

-Esa no es una respuesta.-Le dije, él hizo una mueca.

-No importa como lo supe.-Dijo.

-No me odies.-Pedí, él negó.

-Jamás lo haría, quiero que sepas que cuentas conmigo para todo boba.-Sus últimas palabras me había ayudado mucho.

Él estaba decepcionado de mi pero por lo menos no me odiaba y sabía que él me apoyaría.

-Por eso te amo, Nate.-Me acerqué a él y lo abracé, él también lo hizo.-Tengo que ir a dar la noticia.

-Familia, tenemos algo que deciles.-Mi novio fue el primero en animarse en decir algo, todos nos miraron.-Mila, ella, ella está embarazada.-Miré a mis padres.

Stew mascaba un chicle y cuando lo vi, su boca se abrió dejando caer su chicle.

-¿Qué mi hija qué?.-Mi padre se levantó enojado, Nate también lo hizo y puso una mano en el pecho de mi padre.

Los padres de Sam, sus hermanos, mi amiga y Johnson lo tomaron muy a la ligera. Stew seguía como en shock, mi madre estaba siendo convencida por Lori que todos estaría bien y mi papá le estaba gritando a Nate y a Sam.

-Oigan, ya.-Dijo Gilinsky, viéndome fijamente. Todos se callaron.-Señor, con todo respeto, guarde silencio. Camila ha pensado demasiadas cosas malas como abortar al bebé y ella, así como Sam necesitan de su apoyo, del apoyo de todos nosotros.-Mi padre miró a Jack con algo de enojo.

-Gracias Jack, él se sentó.-Me levanté del sillón.-Yo quiero a éste bebé, así que dejen de hablar, es mi última palabra y se que fue lo más idiota que he hecho, pero ya lo hice. Así que, gracias.-Antes de que alguien me dijera algo, salí corriendo hasta mi habitación.

•••••
Maratón corto, pero mi cabezita no da para mas, de todos modos espero les guste y que tengan un lindo lunes..
I love you babies♥♥

The Sky isn't the Limit | Sammy Wilk¡Lee esta historia GRATIS!