Capítulo 3. Planes por sorpresa.

Sandra en portada...

Cuando llegamos a la siguiente clase deseaba ansiosa que acabase para poder llegar ya a mi habitación y descansar. Estábamos sentadas Sandra y yo en la tercera fila de cinco, como de costumbre al lado de la ventana, me gustaba porque podía ver el cielo y poder pensar en esas personas que tanto extrañaba.

- Despierta mujer- dijo Sandra dándome una palmadita en la espalda.

-¡ Dame más fuerte si quieres!

- Blah blah blah, fuerte mujer más pesada - dijo mi compañera aburrida y bufando.

-  Sandra nos vamos a meter en problemas y recuerda que soy nueva- contesté preocupada.

Paso por fin la hora de clase..., y nos dirigíamos a matemáticas, mi última clase y encima la más aburridas de todas ya que no me gustaban para nada, menos mal que este tipo de enseñanza no se lleva a cabo todo un año como pasa en los institutos normales sino durarían unos cuatro meses lo que serían dos en Septiembre y Octubre y parte de Noviembre, y ya casi en verano que serían en Abril y Mayo. Tenían este sistema ya que decían que no podíamos obtener de muchos recursos ni podían pagar tantos meses a un profesorado etc.

Cuando llegamos a mates, me sente junto a Sandra, cerca de la fila trasera, me encantaba Sandra porque era una chica muy simpática, tranquila y amistosa, se le ve que no es una chica mala con nadie, ni que le guarda rencor a nadie, y eso me gustaba, porque sabía que había encontrado a una verdadera amiga.

Fue absolutamente aburrida la clase de mates la verdad, apesar de las risas que nos hechabamos Sandra y yo del profesor cada vez que se viraba, ya que hacía alguna mueca o me decía algo gracioso hacerca del profesor. Pero lo que más me gusto es que Manuel no paraba de mirarme aunque Cristian tampoco se quedaba para atrás, el último se acercó.

-Suri, como ya terminamos las clases...¿por qué no quedamos en el jardín un rato?- preguntó con vergüenza.

- Hola Cristian- saludé amablemente-pues.. hoy la verdad estoy agotada porque anoche no dormí nada.

Sandra, me dio un pequeño pero doloroso codazo en mi brazo, la miré de reojo y me dio señales con los ojos y su cabeza con un "¡ di que si!".

- Bueno.. No pasa nada, es normal...- dijo pasándose la mano por sus cabellos oscuros.

-Mmm..- medité por un momento- Vale quedamos un rato, me vendrá genial despejarme un poco y olvidar mis pensamientos por un segundo- Aunque sabía perfectamente que no resultaría ser así, porque he tenido que sufrir la perdida de mis mayores amores.

-Pues nose... a que hora?

Y como no podía mantenerse callada la cotorra de Sandra, tuvo que abrir la boca.

- Bueno.. la tendré preparada y perfecta a las 6 en los bancos del jardín- dijo mi amiga con una sonrisa de oreja a oreja, yo creo que estaba más entusiadmada ella con que tuviera una cita que yo.

Cristian soltó un pequeña risa- pues a esa hora, tenla preparada.

-  Vale- asentí- pues nos vemos Cristian- dije con mis mofletes rojos y acalorados.

Empezamos a caminar Sandra y yo por los pasillos para ir a nuestra habitacióm, viendo como me alejaba de Cristian y como me decía un " Hasta luego Suri" con su mirada brillante.

Una nueva historia [#UNH1] COMPLETA#PNovel¡Lee esta historia GRATIS!