Capitulo 11. Todo empieza por un comienzo ¿no?. Parte 2.

Un nuevo adios, una nueva soledad, un nuevo comienzo, una vida reaserse, una amistad perdida, o quizás presente, silencio absoluto.

Fernanda se había ido junto a una nueva familia sabiamos perfectamente que ahora ella reaserá su vida y estudiaría diseño que era uno de sus sueños, también sabíamos que le iria bien, ella misma nos lo había comentado que estudiaría mucho para sacar sus estudios a la primera y que conseguiria trabajo para tener una vida satisfactoria.

Le deseamos lo mejor.

Seguía nuestro día, siempre lo mismo: ir a clases, recordar, estudiar, comer y dormir.

En toda la tarde Sandra estuvo rara, así que decidimos quedarnos en la habitación, sabía perfectamente que era porque Fernanda se había ido y ella fue la primera persona que estuvo con Sandra, aunque después de haber llegado yo todo se enfriara más.

No sabía por qué.

Una vez que sonó el despertador, me aseé y me puse el uniforme, hoy otra vez clases, menos mal que hoy faltaba el de Historia y no tenía que asistir a la última hora- mejor más descanso- Sandra ya estaba preparada y nos dirijimos al comedor a desayunar.

Hoy me tocaba a primera hora con Manuel y Sandra aunque también estaba Cristian, Sandra y  yo nos sentamos en la tercera fila casi alfinal juntas y Manuel se sentó detras de mi.

-Hola guapa- saludó guiñándome el ojo- Hola Sandra.

-Hola- contestó Sandra- ¿yo tan fea soy para que no me digas cumplidos?- preguntó irónicamente alzando una ceja.

- Un poco- asintió Manuel soltando una carcajada, Sandra le enseñó la lengua.

-Basta chicos me desconcentran- comento

Transcurrió la clase sin problema, algún jalón de pelo por parte de Manuel y algún pelliscón por mi parte.

Sandra tenía en otra clase y yo me fui  a la mía. Ya había pasado toda la mañana sin niguna cosa importante y al  fin era mi última hora y para la habitación a acabar cosas y ordenar.

Me sente en la última fila junto a la ventana, siempre me ha gustado estar en la ventana en el tiempo que ha pasado porque veo ese jardín lleno de estatuas, lo que no entiendo es porque ha estado cerrado y tan deteriorado.

Mientras miraba por la ventana siento la presencia de alguien. Me giro la cabeza a mi derecha y me encuentro con esos ojos claros llenos de misterio y ese rostro preocupado.

-¿Qué tal Suri?- preguntó Cristian con una bella sonrisa en la boca

-Bien observando nada más ¿tú?- respondí

-Bien observando también- asintió- me preguntaba si después te gustaría estar conmigo y me ayudas en una cosa de historia que no entiendo - dijo vergonzoso- pero sino, no pasa nada.

-Claro por qué ¿no?- me encogí de hombros.

- Señores, buenos días- saludó la profesora de Matemáticas- hoy no vamos hacer mucho, ya que se que están algo cansados y yo también porque saben que ya se están acabando las clases y llegarán las vacaciones. Así que saquen un boligrafo y apunten en su libreta lo siguiente que pondré en la pizarra, lo hacen en un momento y después tendrán tiempo libre.

La profesora apuntó unos ejercicios en la pizarra y los comencé a hacer, no eran dificiles así que no tardé nada en terminar.

Terminaron casi todos y yo seguía mirando por la ventana, el tiempo era maravilloso para estar en el patio y relajarte, hacia sol pero estaba fresco el ambiente.

Cristian tardó un poco más que yo en finalizar las actividades pero una vez que terminó le empecé a ayudarle con esa duda de historia, así tendría más tiempo libre.

*.*.*.*.*.*

* P.D.V: Cristian Sawyer *

Esta chica desde que la ví tan perdida cuando llegó aquí sentí la necesidad de ayudarla pero no sabía que iba ayudarme a mí en realidad ver otra vez la luz de la vida, desde lo que le pasó a mis padres no he mirado a otro lado sino de frente y a la oscuridad.

Solo una persona me supo ver de distinta manera en su momento pero la perdí para siempre por mi culpa y mi " trabajo". Bueno todos a mi alrededor se marcharon por mi culpa y eso me estaba matando por dentro que es lo más duro de todo esto.

Pero ella tenía algo que me hacía sentir diferente es como ver a la felicidad siempre sonrie ante cualquier cosa, es educada y en lo que la llevo conociendo nunca dice no.. aunque gracias a mi tiene un buen moratón seguro en su espalda ella me perdonó.

- ¿Estás bien?- me preguntó algo preocupada.

- Eh.. Sí- respondí rascándome la nuca.

-Esta bien- me sonrió

- Es esto sobre Napoleón Bonaparte no entiendo esta táctica que tenía y el profesor no me lo quiso explicar más.

- Es fácil no te preocupes.

Me comenzó a explicar pero sinceramente era la táctica mas fácil del mundo en cuanto a entenderla porque en su momento se habrán comido el cerebro pero solo quería oír su voz y ver sus ojos marrones como las hojas caídas en el suelo a causa del otoño, como miraban sin tener que haber nadie más.

Se parecía tanto a ella.

Me recuerda mucho a ella , parecía que había vuelto a por mí, era como tener el fantasma de mi pasado, sonriéndome y ayudándome a volver a levantarme de las grandes caídas que he tenido.

-¿Lo entendiste?- preguntó una vez que acabó la explicación.

-Eh.. Si muy bien- respondi nervioso- gracias- le di un beso en la mejilla e hice que se ruborizara, me encantaba cuando sus mejillas, a causa de la vergüenza que le podía causar con mi tacto, se volvían rojas como una manzana .

-¿Seguro? porque no te he visto muy atento- dijo un poco molesta. Pero asentí con rapidez y ella se limitó a sonreír. - Bueno.. pues si no me necesitas más- se levantó y cogió su bolso- me voy a ir a mi habitación.

Entonces fue cuando reaccioné y le cogí su delicada mano para detenerla, ella volvió a ruborizarse y yo sonreí ampliamente sabiendo que le gustaba mi contacto con ella.

-¿ Qué tal si salimos juntos?- pregunté vergonzoso- o sea juntos, o sea no salir de salir sino salir ahora a..

- Esta bien- me interrumpió al ver que me estaba poniendo nervioso- tengo la hora libre así que.. ¡vamos!- sonreí triunfante.

Y así comenzó como decidí crearme otra oportunidad a mi vida e intentar permanecer a su lado.

Una nueva historia [#UNH1] COMPLETA#PNovel¡Lee esta historia GRATIS!