Capitulo 47. Cena de bienvenida.

Keller cada día era más hermoso, ya tenía un mes desde que nació. Es increíble cómo había pasado el tiempo, ya un mes solo. A Lily le comenzaba a quedar menos, cada minuto que pasaba era uno más perdido que para ella era ganado con su hijo y Ryan. En cuanto a Ryan, desde que ese día hablamos en su salón todo va en viento en popa, podíamos estar cerca sin pelear ni pensar en el uno al otro de la anterior manera, Cristian se comenzó a llevar mejor con él e incluso le está comenzando a coger cariño a Keller igualmente va a tenerlo que hacer porque soy su tía y él se va a tener que atajar.

Hacía un mes ya que Manuel no daba señales, lo intentamos buscar pero ni rastro de ellos y eso me preocupaba porque presentía algo aún mayor. Temía hasta por la seguridad de Keller, es el hijo de Ryan y sobrino de Sam, eso significaría que Manuel puede hacerle algo y nosotros perder, así que mandé a algunos de la mafia a vigilar desde fuera a Ryan su casa, por seguridad no solo del Keller si no también de Lily y Ryan.

Hoy tocaba cena en celebración del nuevo miembro en la familia, los chicos aún le tenían un poco de molestia a Ryan por todo lo sucedido pero todo poco a poco iba tranquilizándose.

-Hay que prepararse Dian..- susurró Cristian en mi oído haciendo que mi piel se erice.

-Sí- asentí- tenemos que preparar la mesa y todo.- me quejé un poco pero me acabé levantando de mi cama para ir al baño arrastrando mis pies.

Entré y me di una ducha, ya la comida estaba lista solo faltaba preparar la mesa y esperar a los invitados: Harry, Peter, Marc, Jesi, Natasha, Grania, Ryan, Lily, Fernanda, Jorch, Sandra, Sam, mi padre y los chicos incluyéndonos a nosotros dos.

Sequé mi pelo para alisarlo y salí a coger mi ropa en el closet.

-Joder...- había abierto la puerta y Cristian me encontró en ropa interior, grité sin querer.

-¡Toca hombre!- chillé tapando mi cuerpo con un cojín.

-Creo que vamos a tardar un ratito para la cena- cerró la puerta tras él y se fue acercándose a mí, lo fulminé con la mirada pero acabé debajo de él en el suelo.

-Esto no está bien Cristian- murmuré con mi respiración un poco agitada por sus besos.

-Bueno es mejor con telespectadores- dijo en mi cuello donde dejaba besos húmedos.

Comenzó a pasar sus dedos por todo mi cuerpo, besaba cada parte de mi piel al igual que le robaba algunos en sus labios dulces y tentadores. Reía ante sus cosquillas con su lengua, oí unos pequeños pasos y de repente se abrió la puerta. Era Matt. Grité intentándome tapar.

-¡ Matt, idiota!- chillé.

-Dejen de tener sexo y vístanse que ya Peter y sus hijos llegaron- dijo así tan pancho.

Le lancé un cojín pero lo esquivó. Cristian solo murmuraba cosas que no entendía y se fue.

-Gilipollas- lo fulminé con la mirada y este se comenzó a reír.

-Si quieren un trío hazme un llama cuelga- hizo con sus dedos como si fuera un teléfono guiñándome un ojo.

-¡Lárgate pervertido!- le lancé la puerta en su cara dejándolo ahí en el pasillo.

Entré a mi closet para poner mi ropa. Me puse unos jeans muy ajustados blancos con una blusa rosa pálido sin mangas, junto a unos tacos altos del mismo tono pero con bordaditos negros. Salí de mi habitación para encontrarme a un Cristian con sus jeans y una camisa gris con unas letras en forma de V, junto a Matt y Zack, quienes iban igual que Cristian solo que de distintos tonos.

Una nueva historia [#UNH1] COMPLETA#PNovel¡Lee esta historia GRATIS!