Capitulo 34. Falsas esperanzas.

Simón en portada...

Esta noche me quedaría en casa de Fernanda con Sandra y Amber, como bien dice Sandra tendremos una " noche de chicas". Así que tendría que preparar las cosas para ir después a la casa de Fernanda.

Hacia un día frío pero despejado aunque según las noticias esta noche quizás llega una tormenta, espero que no.

Era por la mañana así que me duché y me puse ropa cómoda, bajé a la cocina a preparar el desayuno, Boby y Mani bajaron conmigo y los saqué al jardín para que jugaran. Saqué leche de la nevera y la calenté para ponerlas en tazas, les eché cola cao y empecé a hacer jugo de naranja, lo eché en vasos y puse en la tostadora las tostadas, saqué la mermelada y la mantequilla y subí a despertar a los chicos.

Toqué en cada una de las puertas y oía los rugidos de estos quejándose, seguía tocando y cada uno salió de su habitación, bajé de nuevo a la cocina y terminé de colocar todo. Boby y Mani entraron por una pequeña puerta que tenía la puerta del jardín en su inferior específica para ellos y se pusieron a comer su pienso que les eché.

Los chicos comenzaron a bajar mientras fregaba algunos platos.

-Buenos días Dian- saludó un Simón dormilón.- parece que te despertaste con energía- sonrió y se le escapó una risita.

-Buen día de sol- llegó uno de los gemelos.

-Hola hijos míos- llegó el alma de la fiesta.

-Qué hay- fuerte saludo Ryan... vino hacía mi y me dio un corto beso en la boca.

Me senté con ellos a desayunar y todo estaba muy callado la verdad.

-Esta noche me quedo en casa de Fernanda con Sandra y Amber- dije sin más para romper el hielo. Zack se atragantó y Ryan le empezó a dar palmaditas en la espalda haciendo que escupa un poco de jugo- iug- hice una mueca de asco-¡ guarro!- chillé.

-¿Cómo que te quedaras en casa de Fernanda?- me miró serio, me encogí de hombros y le di un sorbo a mi jugo.

-Sí- afirmé- tengo veinte años creo que sé cuidar de mi misma y soy libre de hacer lo que quiera ¿no?- le guiñé un ojo.

-Seguro que os montaréis una orgía femenina- dijo Matt chocando sus manos y con cara de pervertido- ¿puedo unirme?- preguntó y le fulminé con la mirada.-¡ Qué!, yo también tengo sueños eróticos- pasó sus manos por la cara de arriba abajo y sonrió.

-Primero no nos montaremos una orgía y segundo si quieres sexo vete a un sitio donde nadie sepa qué haces- me dio un beso fugaz y me levanté para llevar los platos al fregadero.

-Bueno pero más que sea llámanos si alguna necesita mi ayuda- me giré y le tiré un plátano de la frutera a Simón. Este se comenzó a reír.

-Voy a preparar todo- dije sin más y me fui.

Fui a mi habitación y saqué un pequeño bolso rojo y negro para poner mis cosas, el plan era ir por el mediodía a comer a un restaurant e ir al centro comercial para ver alguna película con Amber, alquilar otra para verla en casa ya que aremos un maratón de pelis y aprovechar a comprar algo para esta noche.

Los padres no estarán y Jorch tenía que estudiar para un examen de una asignatura pendiente o algo así, así que Fernanda aprovecha para estar con nosotras y ayudarla a cuidar de Amber.

Cogí mi pijama largo rosado y blanco, unos jeans para mañana y una blusa, mis zapatillas de conejito, mi neceser con mis cosas de aseo y ropa interior limpia.

Una nueva historia [#UNH1] COMPLETA#PNovel¡Lee esta historia GRATIS!