Capítulo 26. No puedo creer que seas tú.

Sam en portada..

* P.D.V: Ryan Santandreu*

Salimos Simón y yo detrás de uno de los Diamosn que recién había salido de la habitación de Matt desesperado, apuntamos con nuestras armas pero no dimos en la diana.

Todo era difícil.

Se le cayó una carta junto a un dibujo de un diamante negro. Sabía que esto no tenía buena espina.

Para mis queridos Rattlesnake:

Hola mis amigos, para nada corren como locos detrás de nosotros, no merece la pena malgastar vuestra energía, es mejor que vayan a buscar a vuestro querido Matt.

Os daré una pista: ¿Ryan, por qué no vuelves al sitio donde todo empezó?. Es mejor que revises bien la zona, quizás encuentres a tu amigo. Por cierto, yo que ustedes vigilaría más a vuestra nueva compañera con quién habla porque quizás puede llegar a saber más de lo debido.

¡Por cierto! se me olvidaba, tarde o temprano le tendréis que contar la verdad sobre la muerte de Anna¿ no lo recuerdan? o sobre el amor¡ que romántico!.

Arrugué con todas mis fuerzas la carta y la voté al suelo. No podía permitir esto.

Sabía dónde tenía que ir pero antes debería de elaborar un plan, no podía dejar a Dian sola y menos con los Diamond sueltos...

-¡Simón!- este asintió- ve a buscar a Dian, mientras llamo a los demás, se dónde tienen a Matt.- asintió y entró en el hospital.

Comencé a llamar al padre de Dian.

-Señor Black. Es mejor que busque refuerzos, han raptado a Matt y está gravemente herido. Llame a la guardia roja, quiero bastante munición, pistolas, francotiradores, chalecos antibalas, todo lo necesario para un combate. Esto es la guerra.

-Entendido Ryan, ¿dónde esta mi hija?.- preguntó preocupado.

-Está con Simón y Zack, ya le contaré- y colgué.

Vi a Dian correr junto a Zack y Simón. Estaba bien.. menos mal.

Corrió hacia mí y se abalanzó a mis brazos. Lo deseaba, oler de nuevo su cabello y ver su rostro sin ningún rasguño, hacía que mi alma volviera a mi cuerpo. Inhalé su olor a frutas y me separé un poco para ver sus ojos oscuros llenos de miedo.

Sabía que esto se podía salir de las manos, Simón conducía mientras veía como Dianthe reconocía el territorio.

Estaba un poco pálida, sabía que esto sería doloroso para ella, pero salvar a Matt ahora era lo más importante que lo que los recuerdos podían echarla para a tras.

*.*.*.*.*.*.*

Nuestros guardias estaban ya preparados para dar la señal de ataque pero primero tenía que entrar y confirmar que él estaba ahí y sacarlo antes de que la guerra empezara.

Estaba vigilado por dos guardias en su exterior, otros dos en lo alto de la fábrica siendo francotiradores y el resto dentro.

-Bien- comencé hablar por el transmisor ha todo el equipo- que dos francotiradores se encarguen de los de la azotea de la fábrica- informé- quiero refuerzos dentro de esta así que una vez que no haya vigilancia en la parte superior entran los demás. Quiero que dos de ellos lleven consigo explosivos para dejarlos dentro de la fábrica y explotarla una vez salgamos. Cuando salgamos daré la señal, los de fuera vigilen la zona y hay que intentar que nadie de los enemigos salga con vida, ¿entendido? -Todos asintieron y comenzó el plan.

Una nueva historia [#UNH1] COMPLETA#PNovel¡Lee esta historia GRATIS!