Capitulo 39. Aparta de mi camino.

Llegamos después de unos largos minutos caminando a casa, estábamos completamente empapados, pero en estos momentos no me importaba. Entramos y gritamos a ver si alguien nos tría ropa limpiar para no tener que entrar así,  Matt en seguidas vino y asintió alegre de saber que estábamos bien, en parte. Nos cambiamos y sequé mi pelo mojado con la toalla que me había traído.

-Gracias- les dije a todos- os quiero- me abrazaron fuerte y sonreímos. Oí una persona bajar con una pequeña maleta, era Ryan.

Sus ojos contactaron conmigo, sabía que su dolor se podía ver reflejado en ellos, se veía la culpabilidad de haber cometido un gran error pero... mis principios y mi respeto no lo valoró, mucho menos mi amor por él y todo lo que hemos vivido, porque de haber sido así él no hubiera hecho lo que hizo ni borracho ni en buen estado.

Mis hermanos lo miraban con mucha rabia y pena a la vez, lo conocían antes que yo pero ellos me habían demostrado que el dolor y hacerle daño a una persona que no tuvo culpa de nada, estuviera sufriendo de tal forma y más siendo su hermana pequeña.

-Recogeré todas mis pertenencias en unos días- dijo abriendo la puerta.

-Oye Ryan- en seguidas se giró y me miró, tenía sus ojos hinchados como yo y rojos. Corrí a la cocina y cogí el sobre de Lily, la cual lo esperaba fuera en un coche ya que la vi cuando llegaba junto a Cristian- se te olvidaba esto- le tendí el sobre y me quité su anillo, quité mi colgante que le había regalado y los guardé en este.

-Pero, el anillo es para tí y el colgante era parte de nosotros- dijo tristemente. Yo solo sonreí.

-Tú lo has dicho era parte de nosotros, te recuerdo que tú no lo tienes colgado, lo dejaste en tu habitación cuando te fuiste, no signifiqué nada para ti cuando peor lo pasé y ni siquiera te has preocupado por lo que me ocurrió con esto- le enseñé mi cicatriz- así que ahora vete y cuando regreses a por tus cosas avisa antes para no tenerte que ver la cara, y por cierto que te vaya bien y espero que el niño crezca sano y fuerte, él no tiene culpa de cómo es su padre, dale las felicidades a la madre.- sonreí y me giré cerrándole la puerta en las narices.

- Bueno a cenar- sonreí y estos comenzaron a aplaudir.

*.*.*.*.*

Estaba en la oficina de mi padre, el tiempo corría y ahora teníamos bastante trabajo por delante, conseguimos encontrar más pistas que Simón nos había dejado pero aún no teníamos suficiente, cuando creemos que lo conseguimos sigue habiendo un cabo suelto. era estresante.

La relación con mi padre es mejor cada día y más ahora que estábamos trabajando juntos. Con Cristian después de aquel beso bajo la lluvia, me demostraba cada día que podía ser feliz por una vez, él me transmitía lo mejor que podía pero yo seguía pensando y asimilando lo que Ryan me había hecho,  pero tenía clara una cosa y es que iba a disfrutar cada segundo de mi vida sea como sea, porque de eso se trata de disfrutar el mundo antes de que te vayas a otro.

En cuanto a Ryan pues simple, nos habíamos visto algunas veces en temas de trabajo y lo entendía ya que seguía trabajando con mi padre, se seguía llevando con los chicos pero no tenían mucha relación ya que ellos aunque no tuvieran nada que ver en parte tenían motivos por lo que estar así, teniendo en cuenta que me causó un daño inmenso. Por las noches no dormía bien, no quería comer y aunque intentara fingir estar bien no lo estaba, pero eso sí cuando estaba junto a Cris o con todos me olvidaba por un minuto de lo sucedido y vuelvo a ser la misma de siempre. Ahora Sam, trabaja para nosotros, ya está menos vigilado pero nos ayudaba en muchas cosas.

Pronto sería el concierto de coldplay así que tendríamos que irnos a prepararnos ya que quedamos con Kylen, Sandra, Fernanda y Jorch en recogerlos.

Una nueva historia [#UNH1] COMPLETA#PNovel¡Lee esta historia GRATIS!