Capitulo 43. Próximo destino... Costa Rica!. Parte2.

-Podríamos ir hoy hacer una caminata antes de la tarde para ir a la fiesta- sugirió Jorch mientras desayunamos.

-¡Sí!- comenzó a gritar Matt y saltar repartiendo jugo por toda la mesa.

- Mis tortitas maldito...- le di un cogotazo haciendo pucheros.- ¡mis tortitas!- chillé como una niña pequeña.

-¡Ten!- me dio las suyas- que aproveche y te engorden que estas muy flaca- me guiñó un ojo con la lengua por fuera, lo miré con maldad y creo que se supuso lo que le vendría encima.

-¡Guerra de comida!- grité y comenzamos a tirarnos la comida entre todos.

Cogí el jugo y con la cañita le rociaba a Matt, este me tiró un tortita a mi cabeza dejándola como un gorro de cura, cogí el sirope que había en la nevera y corrí hasta la mesa, subí velozmente con mis manos e hice una pirueta, parecía un ninja o eso intentaba hacer, apunté con el bote de sirope a Matt y este alzó las manos en son de paz.

- di tus últimas palabras.

-¡No por favor!- gritó imitando a una chica.

-¡Toma por listo!- exclamé y lo rocié de sirope.

*.*.*.*

-Vaya guarradas se te ocurren Dian- dijo Sandra mientras se quitaba una tortita de su cabeza.

-Pues para mí es divertido, en el centro nunca hicimos esto- se comenzó a reír Fernanda mientras se secaba el pelo ya que al final paso de castaño a rojo de salsa de tomate.

-Pues no es la primera vez que lo hacemos, en casa una vez acabamos Cristian y yo llenos de mayonesa con salsa.- les comencé a relatar todo lo que sucedió aquella noche.

Es increíble cómo pasa el tiempo pero me gustaba recordarlo siempre, esa noche que Cristian y yo nos encontramos en el parque mientras paseaba a Bobby, cuando me agarró por detrás y sin darme la vuelta sabía quién era. Es como mágico, con él parece una película la vida, como de esas románticas que dices que eres muy fuerte y nunca lloras pero acabas llorando porque la pareja hace cosas increíbles y acaban juntos o algo así, pues él es así.

Me gusta recordar también el día en que tuve aquella discusión con Ryan, aunque me duele en parte me gusta recordar el momento en el que estaba sola en aquel parque y Cristian se ponía a cantar, sinceramente el chico lo hace fatal pero le da igual lo que piensen y esa noche que pensé no poder parar de llorar acabó con un final feliz, pero aún recuerdo aquella mirada de Ryan, no sabía si transmitía felicidad porque será papá o tristeza por haberme enterado de su infidelidad.

Es difícil sinceramente y en eso nadie me puede ayudar, también no tengo a mis hermanas a mi lado y menos a mi madre, ellas sí que sabrían qué hacer con todo esto o por lo menos me aconsejarían. Aunque recuerdo siempre que mamá me decía que nunca la vida te dará las deciciones encima de la mesa si no que te pondrán obstáculos para que consigas lo que quieres, y en mi caso tengo un obstáculo llamado amor y con letras bien grandes, luces de colores y focos.

Sé que Ryan me quiere o por lo menos me quiso, pero no puedes querer o amar como me decía él a una persona y largarte sin más, estar con otra en ese tiempo dejando a alguien al otro lado preocupada, es increíble.

-¡Que guay!- chilló Sandra emocionada.-¿ Y os acabáisteis besando?- preguntó y comencé a reír.

-¡Claro!- afirmó Fernanda, pero yo negué casi en un susurro. Me miraron interrogantes.

-No nos besamos, porque no quería engañar a Ryan, además aún estaba con él y no sabía que me pasaba en ese momento.- confesé.- cuando estoy con Cristian es como si todo mi mundo solo girara entre los dos, como si lo malo nunca existiera y siempre hay cosas buenas, como si con él a su lado pudieras saltar un acantilado y no hacerte daño porque te protege, no sé es diferente a todos, pero...- miré mis manos aún llenas de sirope.

Una nueva historia [#UNH1] COMPLETA#PNovel¡Lee esta historia GRATIS!