Capitulo 12. Todo acaba pero hay cosas que comienzan.

-¡Por fin!- grité tirando todos los papeles al aire.

- ¡Pongamos música!-dijo Sandra dirigiéndose al despertador que tenía radio que le habían regalado la directora.

Sí, la directora le había regalado ese despertador a Sandra, es una larga historia de cómo lo pudo conseguir pero al fin y al cabo la directora estaba intentando librarse de él ya que se lo había dejado su marido y ella no sabía controlarlo.

Comenzó a sonar la música "Animals" de Martin Garrix, y empezamos a saltar por toda la habitación como locas, hasta encima de la cama imaginence el escandolo que montamos las dos solas.

El verano ya había llegado para nosotros, nuestras clases terminaban antes de lo que en una escuela pública pudiese, por lo que al fin había acabado mis estudios de este año con buenas calificaciones y una beca que había conseguido gracias a estas y el esfuerzo que emprendí para conseguir algo de dinero para mis futuros estudios.

-¡Tía ahora podemos salir a la calle!- decía emocionada Sandra- comprar , ver cosas nuevas, es extraordinario y quizás nos dejan ir un poco más lejos todos juntos, me han dicho los otros de más años que hay veranos que según el comportamiento de la gente pues nos suelen llevar alomejor al monte o a ver museos o cosas de esas, y hasta un año se fueron tres días a un lago donde había una cabaña- dijo entusiasmada  y saltando por toda la habitación.

Acabamos en el suelo tiradas y agotadas de tanto saltar, como a pasado el tiempo..

Nos dimos una ducha y nos preparamos para ir al salón con los demás, nos acabamos reuniendo con todos los de nuestro curso en el gran salón todos alegres de acabar y comenzar el verano, sol, calor, amigos, risas.

Pero había algo que me traía desde hace unos días, algo del cual sigo pensando día y noche y me cuesta mucho decidirme, algo del cual Sandra me anima ha que lo haga..

Flasback:

-¡Hey Suri!- me llamó Manuel desde lejos y me acerqué a él. - ¿ Qué tal si damos un paseo?- preguntó con entusiasmo.

-Claro- respondí con una sonrisa de felicidad

Caminamos en un silencio un poco incomodo también esque esta semana no hemos hablado mucho que se diga, con los exámenes, trabajos y descansar,no he tenido el tiempo suficiente para poder dar n paseo como hacíamos hace meses por las tardes.

- Suri..- le presté atención, estaba nervioso porque siempre que lo está empieza a tartamudear o entrecortarse la voz.- he.. he.. estado pensando en..- nos señaló.

- ¿Nosotros?- asiente con la cabeza y suspira.

-Siento todo lo que ha pasado en la última semana, esa tensión entre los dos pero..- se miraba las manos, para pasar a mis ojos- ya no lo soporto más.. Suri Mcfloy.- cada vez se acercaba más a mí hasta rosar nuestras narices- Ya no puedo más con esto enserio estoy cada día más enamorado de tí Suri... cada vez que te veo en clase y ver esos ojos grandes y oscuros como un día de otoño, ver tus labios carnosos y preciosos que me hacen la boca seca por tener esas ganas de besarlos y hacerlos míos, ver tu pelo castaño largo y ondulado cada día con movimiento sin poder acariciarlo... estoy perdidamente enamorado de tí Suri- acabó diciendo con la mayor dulzura posible, colocando su mano suave en mi mejilla la cual estaba más que ardiendo de todo lo que me dijo...

-Manuel, yo...- puso un dedo en mis labios.

-No digas nada ahora, tomate el tiempo que quieras pero porfavor piensa en esto... no soporto ver como estás con todos y no a mi lado siempre agarrando mi mano.- seguiamos en la misma posición y podía sentir su aliento, el cual olía a menta uno de mis olores favoritos- por favor piénsalo.

-Yo... necesito un poco de tiempo, pensar bien y...- me interrumpió.

-¿Me consederías un deseo?- asentí con la cabeza.-Bésame por favor- dijo en un tono melancólico.

Y no fui yo quien se lanzó ya que estaba en estado de shock, sino él.. probé sus labios tan suaves y delicados., me gustaba esa sensación. Al principio no le correspondí el beso pero poco a poco entre en su boca.

Me sentía genial y sentía cosas en mi estomago que por fin salieron a la luz.

Su lengua rosó mi labio inferior pidiéndome  permiso a que pudiera introducirse en mi boca, me agarró las dos mejillas y sentía

¿ amor?.

Paramos por un minuto ,ya que ninguno nos quedaba aire y con nuestras respiraciones agitadas y los labios inchados nos miramos por un momento a los ojos. Manuel los tenía brillando era genial verlo así, pero necesitaba tiempo para asimilar todo esto.

-Necesito tiempo...- interrumpí nuestra conexión- lo siento.

Manuel se quedo en silencio y después asintió. Y me fui  sin más dejándolo ahí sentado y solo.

Corrí hasta mi habitación donde estaba Sandra sentada en su cama y corrí cerrando la puerta tras de mí y la abrace con todas mis fuerzas. Necesitaba un gran abrazo y a mi mejor amiga.

-¿Qué pasó?- dijo mientras me abrazaba fuerte y me acariciaba el pelo

-Manuel... me besó.- dije en un susurro

Guau! ¿ y que más pasó? cuéntame y tranquilízate- respondió preocupada.

-Me confensó todo que esta enamorado de mí, me besó y me propuso dar un paso más allá.

-¿y que harás?

-Quiero.. pero no quiero perder a un amigo... No lo sé- dije sin más porque era verdad, no sabía que más hacer..

-Todo se andará cariño- terminó por decir ella abrazodme de nuevo y tranquilizándome.

fin de flasback.

Y aquí estaba yo junto a Sandra y viendo a Manuel a lo lejos mientras hablaba con los demás.

Me acerqué a él mientras se reía. Pero dejó de reír cuando visualizó que me acercaba a él.

-¿ Podemos hablar?- pregunté en un susurro.

-Claro.- asintió y se despidió de sus compañeros.

Nos dirigimos al pasillo donde no había nadie y nos sentamos en uno de los muchos muros que tenían las grandes cristaleras y comenzamos hablar de tonterías pero ya era hora tras unos cuantos minutos de decir mi decisión.

-Manuel- dije mirando mis manos

-¿Es sobre lo que paso?- ¡parece adivino!

-Sí- respondí en un susurro.- Sí quiero- él me miró dudando- Si quiero.. tener contigo un paso más allá que un beso y una amistad- acabé por decir mirando sus ojos que ya brillaban. Acabé sonriendo.

-Verás que seremos felices mi amor- respondió levatandome en peso y dandome vueltas por el aire mientras me abrazaba y sonreía

-Espero que sí- dije en su cuello, me cargó todavía en su brazos y encima de él besando, un beso lleno de pasión y alegría pero que sí.. oficialemnte ¡soy novia de Manuel!

-¡No te haré jamás daño te lo juro!

Quería esto y es hora de ser yo quien también sea feliz.

Una nueva historia [#UNH1] COMPLETA#PNovel¡Lee esta historia GRATIS!