EN MI CALVARIO

2.4K 146 42


(ACONSEJO ESCUCHAR LA CANCIÓN COMPLETA ANTES DE LEER PARA COMPREENDER LO QUE OCURRIRÁ EN ESTE CAPÍTULO).

Mi reflejo no es más que mi verdad, la verdad miserable que permito que entre en mi día a día, como una maldita droga, cada día una dosis más alta. Ya no me reconozco y la presión en mi pecho me sofoca.

-Te quiero y me muero...Es mi castigo verme aquí sola...-Susurro entre llanto esas palabras que me duelen tanto, porque no es una simple canción, si no palabras que no me atrevía a reconocer dentro del infierno en el que estoy viviendo.

-Alycia ¿Estás preparada? llegamos tarde.

-Si, ahora salgo.- Contesto secando mis lágrimas y apagando el reproductor de música antes de salir de mi habitación.


CLARKE:

-Vamos Clarke, pide un deseo.

-Chicas no quería celebrar mi cumpleaños.- Digo mientras me tapo otra vez con las sábanas.

-Solo son unas velas, con eso no significa que celebras tu cumpleaños.- Tras la insistencia de Octavia y Shiva saltando encima de mí, probablemente jugando con Raven, me doy por vencida y me incorporo en la cama donde dos sonrientes pesadas, me dan los buenos días con un pequeño pastel con el número 19 como velas encendidas.-¡Felicidades rubia!-Dicen al unísono.

Cierro mis ojos, pensando bien que deseo pedir, aún que creo que ya lo tengo muy claro.-" Deseo...Que las cosas vuelvan a ser como antes''-Pido mentalmente y apago las velas.

-Venga rubia vamos a desayunar, me muero de hambre.-Dice Raven abriendo mi armario.-Y...ponte algo.-Me lanza un sujetador con una camisa.

-Voy, voy, voy...-hago girar mis ojos a medida que me ato el sujetador.-Vamos.

-¿Vas a desayunar así?-Pregunta Octavia apuntando su dedo a mi sujetador y a mis cortos shorts.

-¿Y por qué no? Solo vamos a desayunar, como si fuera la primera vez que me vieras en sujetador o...¿Te pongo nerviosa?-Lanzo una mueca pícara.

-Anda quita, te lo he avisado.-Sonríe abriendo mi puerta.

Salen Raven y Octavia a quienes acompaño detrás.

-¡¡¡Sorpresa!!!-Me sobresalto llevando mis manos a mis pechos tapándolos de las miradas de Bellamy, Maia, Anya, Nylah, Ricky, Octavia, Raven y...Alycia.

Verla, hace que el sonido de las risas de los presentes desaparezca, que mis ojos solo la miren a ella buscando esa conexión que tanto anhelo. Sonríe tímidamente, pero no es esa sonrisa cálida que te transporta a otra dimensión, su mirada ya no brilla con tanta intensidad, esa luz que alumbraba su alma se siente apagada. Le devuelvo el gesto queriendo abrazarla con mi mirada, besarle con mi leve sonrisa, pero me aparta la mirada haciendo que nuestra conexión se rompa y que el ruido vuelva a aparecer. Ahora solo admiro su hermosa figura, poniéndose un rebelde mechón detrás de su oreja, su simple vestimenta; Unos pantalones pitillos negros con una blusa blanca, la hace especialmente hermosa.

Me quedo atónita, sin saber bien que decir o hacer. Miro las expresiones divertidas de los presentes y creo que ruborizarme es quedarme corta ¿Qué no entienden de que no quiero celebrar mi cumpleaños? Pero claro, Raven y Octavia no aceptan un no por respuesta y al menos podrían avisar y no dejar que salga en sujetador.

QUEDATE CONMIGO¡Lee esta historia GRATIS!