VENGANZA

2.6K 147 13

LEXA:

Me dispongo a ponerme la armadura mientras que mi mente no para de pesar en lo sucedido hace un par de minutos. Sonrió con solo recordar el roce de sus labios. No me arrepiento no habernos unido, aunque ella no lo crea, necesita su tiempo para poner su mente en orden. Pero me tranquiliza saber que los sentimientos son mutuos.

Cuando creo estar preparada para encontrarme con Clarke, me doy cuenta que no puedo ponerme seria y sonrió una y otra vez, haciendo que mis pasos retrocedan volviendo al punto de inicio donde la risa me invade otra vez.

A veces se me ocurre la idea de alejarla de mi, hacer que todo vuelva a ser como antes, hacer que mi corazón no sienta esto que siento, pero ya es imposible, la verdad es que movería Cielo y Tierra para hallar la forma de volver a verla. Y aun que Titus piense que amar es debilidad, sé perfectamente separar mis sentimientos del deber.

Un golpe de seguridad me impulsa a salir definitivamente y cuando mis ojos comienzan a buscarla, solo veo mi cama hecha.

Supongo que estará en sus aposentos.

Me dirijo en búsqueda de Clarke para llevarle ante el Terrestre.

Su puerta está entreabierta, así que paso sin llamar. Nada más entrar, mis ojos se encuentra con su azul profundo apoyada en la ventana. Sonrío a medias mientras cierro la puerta.

Cuando me dirijo hacia ella, me doy cuenta que la pulsera que le iba a entregar ayer, estaba en el suelo. Se me habrá caído al enfrentarme con Finn.

La recojo y me acerco a ella:

--Ayer te la dejaste en mi cama cuando tuviste el accidente y Nyko te trato, vine a dártela cuando escuche la discusión.

-Gracias, Lexa.- dijo mientras yo cogía su muñeca y se la colocaba.

--Clarke, si no llega a perderse esta pulsera, no sé que hubiese pasado anoche con Finn..-Dije mientras acariciaba su hombro.

-Ni yo Lexa, pero me alegro de que aparecieras.

--Clarke, si no llego a aparecer y el te hubiese hecho algo... yo...

-Pero apareciste Lexa y gracias a ti, estoy bien.

Asiento dándome cuenta de que me estoy volviendo vulnerable al estar a su lado.

--¿Estás preparada, Clarke?

Ante mis palabras noté que fruncía el ceño y sonreí a medias al verla:

--¿Estás preparada para que te lleve ante el Terrestre?

-¿Por qué?

--Después de la discusión con Finn y lo de esta mañana en mi cama, quiero asegurarme de que la decisión que vas a tomar sea la correcta. El destino del Terrestre, está en tus manos y entiendo que quieras vengar a tu amigo, pero si necesitas descansar y meditar sobre lo que vas ha hacer, toma tu tiempo.

Cuando mencioné lo de está mañana en mi cama, Clarke de inmediato bajo su mirada avergonzada y noté que se sonrojaba.

Casi sonrío pero me contengo.

-No te preocupes Lexa. Sé lo que tengo que hacer.

Sonrío leve ante su respuesta.

--Estoy segura de ello.

*******

CLARKE:

Me encanta el hecho de que Lexa, tenga confianza en mi palabra. Sonrió a medias cuando responde.

Cuando nuestras miradas están fijas, mi puerta se abre de golpe.

Es Titus y parece estar sobresaltado. Lexa se gira nada más abrir la puerta y Titus se dirige hacia ella:

QUEDATE CONMIGO¡Lee esta historia GRATIS!