DULCES SUEÑOS Parte-1

2K 159 19

Abro mis ojos perezosamente sintiendo una suave caricia sobre mi mano derecha. Volteo mi cabeza para saber de quien es el tacto sobre mi piel, ella sonríe y mis ojos la observan fijamente. Ese pitido ya no existe en mi cabeza y viendo estas paredes blancas, puedo adivinar que estoy en el hospital. Es verdad que me recuerda a la vez que salí del coma, pero esta vez es diferente, porque ella está a mi lado, acariciándome y sonríendome.

-¿Cómo estás, Clarke? - La escucho preguntar, pero está vez alto y claro.

-Bien, mejor ahora.-Digo con una sonrisa.

-Clarke en serio, ¿te duele aún la cabeza?-Pregunta y está vez parece preocupada.

-Te lo decía en serio, estoy bien.

-¿Porque no me dijiste lo del accidente? ¿Y por qué no te tomaste las pastillas?- Parece molesta y yo no puedo estar más feliz al oír sus preguntas.

- Nunca surgió el tema y se me olvidó tomar las pastillas, llegaba tarde al examen.

-Me has asustado.-Responde desviando su mirada y apartando su mano.

-Lo siento.-Ella asiente pero no me mira.-¿Cómo supiste lo del accidente?-Capto su atención y se levanta de la silla que había al lado de mi cama y se posiciona al lado de la ventana.

-Cuando Wells llamó a Raven, llamé a la ambulancia; estaba asustada y no sabía que hacer, ni que ocurría. Cuando te ingresaron Wells y yo nos quedamos en la sala de espera y entonces llegó Raven alterada y empezó a chillarme.-Que hizo ¿Qué? - La interrumpo - Déjame seguir- Levanta su mano para evitar que siga hablando. -Yo claramente no sabía de que me hablaba y entonces Wells intervino llevándose a Raven y yo me quede en blanco, sin saber que ocurría y que había hecho mal.-Toma aire para seguir su explicación- Al poco rato Raven apareció con dos cafés y me extendió uno y ahí sí que no entendía nada, antes de que pudiese preguntar lo que ocurría, me pidió perdón y comenzó a explicarme lo del accidente y tus dolores crónicos de cabeza. Deberías de habérmelo contado.

-No creí que fuera importante.- Le respondo levantando los hombros para quitarle importancia al asunto. - Y yo lo...- Antes de que pudiese seguir, llaman a la puerta abriéndose de seguido.

-Rubia, ya te has despertado y veo que con buena compañía - Ante la interrupción de Octavia le lanzo una mirada de asesina donde capta mi indirecta. - Bueno...esto ¿Cómo te encuentras? -Pregunta sonrojada

-Bien estoy bien ¿y Raven?

-Venía con migo, pero justo antes de entrar se encontró con...-Hace un pausa mirando a Alycia y luego a mi.- Con Maia.

- ¿Con Maia?- Pregunto sorprendida.

-La llamé yo, se estaba haciendo tarde y no quería que se procurara, pero no creí que fuera ha venir.- Responde mis dudas Alycia. - Aún que creo saber porque está aquí.-Añade mirándome fijamente y parece estar molesta.

Observo a Octavia donde me mira con el ceño fruncido, como si me pidiera una explicación.

-Si, se lo conté a Alycia, me imaginé que Maia ya se lo había contado, pero para mi sorpresa no lo había hecho.-Añado levantando los brazos en forma de rendimiento.

Antes de que Octavia interviniera la puerta se abre apareciendo tras ella Maia y Raven sonrientes, donde Alycia y Octavia las miran seria. Algo que no lo entiendo por parte de Octavia, pero no le doy mucha importancia.

-Tú señorita, te voy a matar como no vuelvas a tomarte las dichosas pastillas, que oye en serio, no es tan difícil de hacer eso. -Chilla Raven dándome un golpe en mi pierna y provocando la risa de todas.

-Llagaba tarde a un examen y se me olvidó- Me defiendo rodando los ojos.

QUEDATE CONMIGO¡Lee esta historia GRATIS!