SAY SOMETHING...

2.1K 154 20

-Clarke, ¿donde demonios estabas?- Chilla Raven nada más aparcar la moto y quitarme el casco, por su cruce de brazos parece estar enfadada.

-Fui a darme una vuelta,¿ y Octavia?.-Digo sentándome a su lado en el porche.

-Se fue, había quedado y no iba a esperar que regresaras tres horas después.

-Solo quería dar una vuelta Raven, no es tan difícil de entender.

-Podrías haber avisado, cancele mi cita porque mi mejor amiga no cogía el puto móvil y no sabía si estaba viva o no.

-Estuve a punto de no estarlo-Pensé en voz alta, pero hice caso omiso de la expresión de Raven al escucharme.

-¿Qué hiciste, Clarke?

Decidí dejar la pregunta en el aire, no quería hablar del tema. Pero al oír el reproche por parte de Raven para que le respondiese, respire hondo y decidí contarle, al fin y al cabo es mi mejor amiga.

-Cuando estaba en la carretera, muchas imágenes pasaron por mi cabeza, es decir todo lo que viví con Lexa cuando estaba en coma, pasó por mi cabeza como una especie de Flasback.- Desvío mi mirada hacia mi moto antes de seguir.- Hasta que la bocina de un camión hizo que volviera a la realidad.-Tomo una bocanada de aire intentando deshacer el nudo que se me hizo en la garganta al recordar lo sucedido horas atrás.-Y entonces pensé...¿Y si la única manera de verla,de estar con ella, es estar otra vez en coma?.- Dije mirando nuevamente a Raven que tenía intención de hablar- Déjame terminar Raven-Ella solo asintió- Después de esas preguntas a mi misma comencé a acelerar y a medida que aceleraba más y más, escuchaba lo que mi madre me decía esta mañana''Clarke, no puedo perderte a ti también'' y Simplemente comencé a llorar por las palabras de mi madre y lo que estaba dispuesta ha hacer en ese momento , y de la nada escuchaba a mi madre y a Lexa a la vez ''Clarke, no puedo perderte a ti también''''Me vas a amar a mi, mas que a nadie'' una y otra vez me golpeaban esas palabras-Noté como lágrimas amenazaban en salir por lo que respire hondo intentando reprimirlas, Raven seguía en silencio, observando atenta, en su mirada se veía la tristeza que sentía por mi- Por un momento decidí seguir acelerando hasta perder el equilibrio debido a mi nerviosismo, y mandar todo ala mierda, solo la quería a ella en ese momento, pero no quería a mi madre otra vez sentada a mi lado agarrándome la mano en espera a que yo me despertara, por lo que decidí frenar y sentarme a llorar de la desesperación que sentía en ese momento y que aun lo siento por encontrarla.

-Oh cariño lo siento, lo siento mucho Clarke. Ven aquí ojitos.-Recibo el abrazo de

Raven donde me agarro con fuerza en su cuello.

-¿Clarke?

-Dime- Respondo secando el resto de mis lágrimas.

-Deberíamos hacer una escapada a la playa, ya sabes desconectar.

Sonrió a medias sin responder su propuesta, sé lo que pretende y de alguna forma siempre sabe como hacer que me sienta mejor.

-Mañana mismo, tú, yo y Octavia. Las tres, tenemos que recuperar el verano perdido.

-Si, creo que después de todo me vendría bien salir de aquí.

-Será genial mi rubia.

-Pediré a mi madre las llaves de la casa de la playa y Raven, lo siento.-Ante mis disculpas frunce el ceño como si no supiese a qué me refiero-Por lo de la cita- Dije aclarando sus dudas donde una sonrisa pícara dibuja en su rostro.

-No pasa nada, lo aplazamos para la noche, ya sabes rubia cena, charla y final feliz.

Ambas soltamos una carcajada ante el comentario, Raven es de las que le gusta ir de flor en flor, sin compromisos. Es un espíritu libre, como suele llamarse a sí misma. No tenía problemas para ligar, es guapa con una sonrisa enorme que contagia a cualquiera, tiene cuerpazo debido a que está obsesionada con el gimnasio, cosa que le encanta. Y sabe como tratar a las chicas para que caigan a sus pies.

QUEDATE CONMIGO¡Lee esta historia GRATIS!