CAOS

1.4K 136 19

ALYCIA:

Después de que los agentes nos tomaran declaraciones en urgencias hace apenas una hora, el olor intenso a detergente, las paredes de un color verde apagado y el silencio que invade esta pequeña sala de espera me desespera aún más. Sigo sin saber cómo es posible que con el temblor de mi cuerpo y la presión en mi pecho; no me haya desplomado ya.

-Dios...- freno mis movimientos de un lado hacia el otro, para dejar caer mi cuerpo en el suelo y dejar que se libere la angustia a través de mis lágrimas que tanto he estado reteniendo, con el simple echo de hacerme creer a mí misma, que tenía la situación bajo control; gran mentira, nunca me he sentido tan perdida.

-Tranquila cariño. - las cálidas palabras de Raven junto a su abrazo, probablemente inconsciente  de que ese gesto altera mis ganas de desahogarme, hace que el llanto sea más desgarrador.

-Fue mi...culpa...ella...ella quiso...yo...

-Shsss, no fue tu culpa cielo.-Interrumpe mis palabras ahogadas.

-Señora Abby.

-¿Dónde está Octavia?-Su voz es temblorosa y alterada a la vez.-¿Dónde está mi hija?-Chilla.

-La están atendiendo, aún no sabemos nada de Clarke.-Me levanto con la ayuda de Raven y me seco las lágrimas, sacando valor para mirarle a los ojos.

-¿Qué ha pasado?-Pregunta con la respiración agitada.

Silencio.

Silencio.

¿Cómo decirle a la madre de tu pareja que todo el mal que ha pasado a su hija es por mi culpa?¿Cómo decirle lo que ni siquiera yo con seguridad sé?

-Clarke estuvo...-Se aclara la garganta con dureza.-Clarke estuvo apunto de ser violada Abby.-Un nudo se hace en mi estómago al escuchar esa palabra que tanto temí de que fuera algo real y no mi imaginación.

-Raven dime que eso no...

-No Abby, Octavia, Ricky y yo llegamos a tiempo, no la habían...

-Suficiente.-Alza su mano para frenar las palabras de Raven, cierra sus ojos y se limpia con rapidez un par de lágrimas escapadas, respira profundamente y se da la vuelta para salir de la sala de espera justo cuando... el médico aparece.

-Familiares de la señorita Grif...Alycia.-No termina su apellido al alzar la vista y vislumbrarme. Las lágrimas vuelven una vez más y mi primer impulso es abrazarla donde sus fuertes brazos me reciben.

-Mamá...

-¿Qué haces aquí Alycia?-Pregunta después de unos cortos minutos. Me separo de ella y su mirada de confusión me pide una explicación de inmediato.

-Vengo por Clarke, mamá.-Se sorprende por mi respuesta pero no dice nada, solo asiente con la cabeza. Desliza su mirada hacia mi derecha y extiende la mano a Abby.

-Siento mucho reencontrarnos en estas circunstancias  Abby.

-Britney, por favor dime que mi hija está bien.

El silencio invade la sala una vez más, tanto Octavia, Maia, Raven y yo, esperando una respuesta positiva sobre el pronóstico de Clarke. Mi madre me dedica una mirada significativa, donde de inmediato mi corazón late desbocado, respira hondo y mira a los ojos de la madre de Clarke.

-En estos momentos Clarke se encuentra inconsciente debido a los fuertes golpes que ha recibido en la cabeza, tendrá que pasar unos días en observación debido a sus lesiones anteriores en el cerebro, la buena noticia es que ahora mismo se encuentra estable, pero este tipo de lesiones son impredecibles y el cuerpo puede reaccionar descansando en un nuevo coma de un momento a otro. Para evitarlo ya le hemos suministrado analgésicos para disminuir la presión craneal, esto no quiere decir que pueda evitar al cien por cien que este fuera de peligro. Ahora mismo Clarke necesita descanso y reposo absoluto, por lo que nadie puede entrar en la sala, lo siento Abby, esto es por su bien.

QUEDATE CONMIGO¡Lee esta historia GRATIS!