EL TIEMPO SE DETIENE ANTE MIS OJOS.

1.9K 129 92


CLARKE:

-Buenos días, preciosa. -Escucho su voz pero lo que realmente me llama la atención es este maldito dolor de cabeza.

-Mmmm...-Emito un ruido porque hablar derrepente se volvió una tortura. Escucho su risa, posa en mi desnuda espalda un beso que consigue erizarme la piel. Abro mis ojos, pero decido cerrarlos al comprobar que la luz intensifica mi dolor de cabeza. Sin esperarme , ese juego de lenguas y degustaciones de anoche, se apodera de mis pensamientos haciendo que sonría sin poder evitarlo.

-¿Qué te parece si nos levantamos, tomas algo para el dolor de cabeza y disfrutamos del resto de la mañana?-Se levanta de mi cama y escucho como abre mi armario, probablemente para ponerse algo cómodo y sin importar cuan dolor me ocasione esta vez la luz que traspasa por mi ventana, abro mis ojos, porque verla desnuda cura cualquier dolor.

-Qué sexy. -Mi voz ronca llama su atención, donde sonríe de lado y se vuelve cogiendo un  short de algodón azul y una camisa un tanto ancha de mi armario.

-Supongo que quieres lo mismo que yo.-Dice buscando una vestimenta parecida a la suya.

-Supones bien.-Le respondo incorporándome de la cama  y acercándome a ella. La abrazo por la espalda, juntando nuestros cuerpos desnudos.-Qué rico se siente tenerte así.-Susurro posado un casto beso en su cuello antes de posar mi barbilla en su hombro.

-¿Qué te parece Egipto?-Me pregunta tras darme un rápido beso en los labios y entregarme un conjunto de ropa cómoda.

-Egipto ¿Qué?  No te entiendo.-Le digo vistiéndome.

-Para ir este verano, me parece que las Pirámides son algo muy interesante.

-Mmmm....Me gusta. ¿Otra idea que se acople a esta?

-India.

-Dame tus razones para decirte que si.

- Aparte de que el  Taj Mahal es una de las siete maravillas del mundo, podríamos hacer este viaje en grupo y asistir al Holi, sería algo muy emocionante.-La miro ya vestida y sonrío al ver como hace una mueca adorable.

-¿Cómo decir que no a estos ojitos?-Me acerco a ella y la cojo de la cintura.-Creo que a las chicas les encantará la idea.-Le poso un rápido beso en los labios.-Y también me parece a mi, que Raven nos acabará arrastrando a México, siempre quiso visitar Machu Picchu.

-Clarke.-Se ríe como si hubiera dicho algo gracioso.-Machu Picchu queda en Perú.

-Upss, fallo técnico.-Digo riéndome con ella.-¿Café?

-¿El de Raven?

-El mismo.

-Vamos.

Salimos de la habitación y nos encontramos con una Raven un tanto nerviosa caminando de un lado al otro.

-Mmmm que rico huele.-Dice Alycia caminando directamente hacia la cocina.

-Buenos días guapa. -Digo acercándome a ella.-Tía ¿que te pasa?-Pregunto al ver que de verdad esta nerviosa.

-Clarke tengo un problema.-Suelta sentándose en el sillón enfrente del sofá. Alycia se acerca con tres tazas y nos extiende una a cada una.-Gracias.

-Gracias cariño.-Agradezco a Aly donde me sonríe y toma asiento a mi lado en el sofá.-Dispara.

-He saltado mi protocolo.

-¿Protocolo?-Preguntamos al unísono Aly y yo.

-Ajá.-Responde tomado un sorbo de café.

-Mmmm vale ¿Y tu protocolo es....?-Pregunta Alycia tan extrañada como yo.

QUEDATE CONMIGO¡Lee esta historia GRATIS!