160 EN MIS VENAS

2.2K 144 15


Ya ha pasado una semana desde que la vi bajándose de aquel autobús. Una semana volviendo a aquella parada, cogiendo el mismo autobús para volver y aún mis ojos no se encontraron con aquella melena color miel.

-Clarke, en serio deja de pensar tanto, a final te acabas agotando más.

-Estoy con Raven, desconecta un poco.

Suspiro rodando los ojos ante el comentario de Raven y Octavia. Que sabrán ellas de lo que se siente amar a una persona, no tenerla y no saber si algún día la encontraré.

-Dejarme en paz, no sabéis que es lo que se siente.-Digo volviendo mi vista a los dibujos de Lexa realizado en la semana.

Al no escuchar respuesta por parte de ninguna, me doy cuenta de lo que dije.

Mierda...

-Chicas yo lo siento...no quise decir eso.- Miro a ambas donde asiente sin decir nada.-No sé que me pasa, solo quiero encontrarla y no saber donde buscar es...buff-Suspiro, antes de seguir, pero Octavia se levanta de mi cama y se acerca a mi.

-Clarke te entendemos, en serio. Solo que no nos gusta verte así. Volveremos a la parada mañana y haremos los mismos recorridos como los otros días, solo deja de pensar.

-Está bien- digo con media sonrisa.

-Cambiando de tema-Salta Raven de repente haciendo que ambas la miremos-¿Has cortado ya con Finn?

Asiento con la cabeza sin decir nada.

-Vamos Clarke, queremos detalles.-Dice Octavia dándome un pequeño golpe en el hombro haciendo que me ría.

-A ver por donde empiezo...-Suspiro-Por el principio-Interviene Raven con una sonrisa-Shss-Digo riéndome-Fui a su casa, al llegar me recibió Emma con una sonrisa enorme cosa que me sentí mal por querer dejar a su hijo, hasta que el muy cabron me dijo que mientras estaba en coma, me puso los cuernos con una que conoció en una discoteca.

-¿Que hizo qué?-Dicen al unísono asombradas.

-Lo que oís, pero por un lado incluso me alegré, porque lo hizo todo más fácil y por el otro claramente me enfade, por la poca lealtad, pero eso ha sido algo que no le di mucha importancia.-Digo levantando los hombros- Y antes de irme, le dije que estaba enamorada de otra persona y me fui dejándole con la palabra en la boca.

-Es broma ¿no?- Dice Octavia aun asimilado todo lo que dije.

-No, y a decir verdad me siento...como liberada-Digo con una sonrisa en la cara.

-Vaya...la verdad, me alegra que le hayas dejado así, con lo mal que me cae yo le habría dicho un par de cosas más, incluyendo una cachetada en la cara-Dice Raven guiñándome el ojo con una sonora carcajada.

-Como eres Raven-Digo haciendo un gesto de negación con la cabeza seguida con una sonrisa dibujada en mi rostro.

Estuvimos un rato hablando sobre los ligues de Raven, cosa que no se cansa de hablar, siempre quiere resaltar a cuantas liga en una noche. Hasta que unos golpes en mi puerta nos saca de la conversación.

-¿Si?-Respondo en señal de aviso para que pueda pasar.

-Hola chicas, ¿queréis que os prepare algo para cenar?-Pregunta Megan con amabilidad.

Miro a Raven y Octavia y por sus caras, me recuerdan las noches que la pasábamos viendo una película de miedo cenando alguna pizza, por lo que decido recordar viejos tiempos.

QUEDATE CONMIGO¡Lee esta historia GRATIS!