IMPULSOS

2K 151 23

Sigo caminando y ella sigue mirándome, desconozco la expresión de su cuerpo, no puedo leerlo y no me detengo. Me encuentro tan sólo a tres pasos de ella cuando le sonrío, la rodeo colocando mi mano a la altura de su cuello y con mi dedo índice rozo su espalda de hombro a hombro suavemente, no quiero que desconecte su mirada de mí, consigo captar su atención, pero no me detengo. Me alejo de ella girando mi rostro, lanzándo una mirada pícara, pues quiero que se note. A escasos metros de mí, se encuentra Titus y sé que ella me mira, porque la puedo sentir a distancia.

-Titus- Le llamo y él se gira con su postura seria.

-Clarke, ¿Necesitas algo?

-Sí, me gustaría decirte que me encanta las calvas y me encanta la tuya, ¿puedo tocarla?- Suelto sin pensármelo dos veces, él me mira sin entender lo que sucede pero a su vez se sonroja, sonríe, es raro que lo haga, pero lo hace; dónde simplemente asiente con la cabeza agachandola, dónde la acarició unos cuántos segundos.

-Creo que las clases de matemáticas nunca será lo mismo para mí- Pienso ruborizandome.

-Gracias Titus- Le agradezco sonriendo debido a que escucho una carcajada lejana donde puedo adivinar que es Alycia.

Él asiente y yo me giro buscando con la mirada Raven, dónde la veo acercándose con mi moto. Me acerco y me monto, Raven me extiende los cascos seguida de su sonrisa pícara. Coloco mi casco mirando a Alycia dónde sigue mirándome, pero esta vez con su boca entreabierta; probablemente este asombrada. Entonces aceleró varias veces con el freno puesto para realizar un buen estruendo mientras hago un gesto con mi cabeza para que se siente tras de mí.

La observo dudar unos segundos, el chico la observa fijamente sorprendido. Ella sin mirarle comienza a acercarse a paso ligero sonriendo de lado.

-Parece que está dispuesta a hacer su reto- Pienso.

Llega hasta a mí y le extiendo su casco dónde se lo coloca sin mediar palabra. Monta y me agarra por la cintura fuertemente, supongo que será por el miedo.

Sonrío triunfante.

Observo al chico y vuelvo a hacer otro estruendo con el motor donde él reacciona intentando acercarse mientras yo me alejo veloz a la vez que siento Alycia apretándome más hacia ella, incluso podría decir, que siento sus senos en mi espalda.

A medida que aceleraba, las llamas que hacía que ardiera mi cuerpo iba desapareciendo cuando sentía su cuerpo tensarse contra el mío al acelerar cada vez más por una carretera abierta, cosa que me recuerda a la última vez que cogí la moto con la intención de crear un accidente para encontrarme con ella y ahora resulta irónico que ella éste tras de mí, refugiándose en mi cuerpo. Acelero un poco más al asegurarme de que solo somos ella y yo vagando por esta carretera sin saber bien donde llevarla, miro el velocímetro y marca 120 k/hora. Acelero hasta que el velocímetro marque 150 k/hora donde la noto acerrarse más hacia mi, pero quiero que se relaje, que note la velocidad recorrer su cuerpo, que sienta la sensación de volar como lo siento yo.

Paso un largo tiempo con la misma velocidad, sus brazos ya no me agarran con fuerza y si no me equivoco, creo que conseguí mi propósito.

Al llegar a un descampado, aparco la moto y ambas nos bajamos.
Ella se quita el casco y el viento que sopla la golpea y no puede estar más hermosa. Mis ojos solo tienen vistas para ella, mi pulmones solo respira por ella.

Sonríe ante la imagen que tiene delante, mira todo detenidamente y me mira.

-Clarke esto, esto es hermoso.-Dice volviendo su mirada.

-Si, lo es.

-¿Cómo descubriste este lugar?

-Ahora.-Respondo dibujando una leve sonrisa.

QUEDATE CONMIGO¡Lee esta historia GRATIS!