Antojo

1.5K 87 31
                                    

Espero que les guste~

Petición de: MaiCrystalCross y kalet98

Webby estaba sentada en el sillón de la sala, cambiando los canales con una mano y con la otra acariciando su crecido vientre. Era un día tranquilo, sin mucho movimiento en la gran mansión. No pudo evitar gruñir ligeramente, un extraño malestar seguía presente desde hace unos cuantos minutos en su boca. Hizo una mueca y quedo pensativa, una sonrisa dibujándose en su rostro cuando una imagen de algo se le vino a la mente.

-Helado~- dispuesta a buscar lo que quería, se levanto con algo de dificultad y no pudo evitar soltar un suspiro de alivio al estar de pie, para después empezar su camino hacia la cocina. Estaba a solo unos pasos de llegar a su objetivo pero el sonido de alguien aclarándose la garganta hizo que se detuviera en seco, dándose media vuelta y mostrando la sonrisa más inocente que podía, llevando una de sus manos a su gran vientre. -¡Hola amor~!- canturreo con cariño.

-¿Qué haces, Webbs?- pregunto el pato frente a ella, vestido con una simple remera manga corta verde y con su flequillo, más largo de lo que debería, muy despeinado. Suspiro al no recibir respuesta, acercándose y tomando la mano ajena. -Se supone que debes tomártelo con calma-

-Estoy embarazada, no moribunda o algo por el estilo- rodó los ojos con diversión, sonriendole con cariño.

-Webby...- la miro fijamente, enarcando una ceja. Tenía unas cuantas ideas de la razón por la cual ella estaba levantada.

-Quiero helado~- canturreo, dejando que él la guiara hasta el sillón nuevamente. Se sentó lentamente, apoyando su espalda contra el respaldo y sintiendo un ligero alivio al poder acomodar su adolorida espalda.

-¿Más?- Louie la miro con sorpresa, sin poder creer lo que ella le decía. -Es la tercera vez en el día...- frunció el ceño, pensativo y algo preocupado. -...no creo que tanto helado te haga bien-

-Pero quiero helado~- se quejo, cruzando como podía los brazos y haciendo un puchero, frunciendo ligeramente el ceño. Louie no pudo evitar sonreír con diversión ante la actitud infantil ajena, era tan tierna cuando actuaba de esa manera.

-Está bien- suspiro, sonriendo al escuchar como ella soltaba un grito de felicidad y victoria. -¿De que sabor quieres esta vez?- tenía una idea de cual elegiría pero preguntaba de todas formas.

-¡Chocolate~!- contesto con ojos brillantes, sacandole una risa del pato.

-Bien...- se rasco ligeramente la nuca. -...pero sera el último, realmente creo que tanto helado no te hará bien- sentencio y se giro para irse, un agarre en su muñeca deteniéndolo antes de poder dar un paso. Miro con ojos curiosos a la pata, quien le hacia una ceña con su dedo indice de que se acercara. Se agacho y no tardo en sentir unas manos sosteniendo sus mejillas, seguido de un beso en su pico. Cerro los ojos y correspondió, apoyando su mano sobre la ajena que estaba en su mejilla.

-Gracias Lu~- le sonrío al separarse. -Ahora, tráeme mi helado- ordeno, soltándolo y sonriendo con inocencia.

-Abusas de que te amo- murmuro con una sonrisa cariñosa.

-Yo también te amo~- canturreo. -Ahora, mi helado~- le dio un rápido beso en la mejilla y rió. Louie rodó lo ojos, dándole un beso en la frente de la pata y levantándose, empezando su camino hacia la cocina y deseando con todas sus fuerzas que haya el helado del sabor pedido en el refrigerador. Solo él para cumplir los caprichos y antojos de su querida Webby.

DuckTales One-ShortDonde viven las historias. Descúbrelo ahora