(2° Parte) Reconciliación

1.8K 136 53
                                    

¡Ta-Da~!

P-D: Quería preguntarles, totalmente fuera de tema: ¿alguien ve "Bunnicula"

Segunda y última parte:

Había pasado una semana desde la pelea desde la pelea. Una semana sin ver o hablar con Webby, una semana con sus hermanos enojados con ella, una semana sin decir la verdad.

Una semana con la culpa carcomiendole desde adentro.

No había encontrado el momento correcto para decirles a sus hermanos que él había sido el responsable, que él había decidido investigar a su madre y no decirles nada. Intento hablar con Webby para disculparse, más ella los evitaba a todos en todo momento. Sus hermanos se negaban a hablar con ella o dar el brazo a torcer. El ambiente entre los pequeños, los mayores se podían dar cuenta, estaba tenso.

... ... ... ...

-¡¿Qué?!- los trillizos miraron a Scrooge McDuck con los ojos bien abiertos, sorprendido.

-Webbigail ha desaparecido- repitió el pato mayor con toda la tranquilidad que podía.

¡¿Como que desapareció?!- pregunto Dewey.

-¡¿En qué momento paso?!- Huey apretó los puños.

-¡¿Como dejaron que saliera sola?!- gruño Louie.

-¡¿Por qué se fue?!- los tres patos preguntaron al mismo tiempo.

-No sabemos en que momento paso o la razón pero necesitan tranquilizarse niños- hablo Scrooge. -¿Tienen una idea de donde pueda estar?-

-No...- el de azul desvió la mirada, la culpabilidad solo creciendo en su interior.

-...no hemos estado hablando con ella...- suspiro el de verde.

-...en los últimos días- termino el de rojo con algo de tristeza.

-Eso lo arreglaran después, primero hay que encontrarla- suspiro el mayor. -Estaremos en la ciudad, ustedes quédense aquí-

-Si, tío Scrooge- vieron como el pato mayor y la abuela de Webby salían por la puerta, cerrándola y dejándolos solos.

-Esto es nuestra culpa- suspiro Huey, rompiendo el tenso silencio.

-Nos decidimos a nos escucharla...o a pasar tiempo con ella- Louie hizo una mueca. -Se habrá sentido muy sola...-

-¡ES MI CULPA!- Dewey no pudo evitar gritarlo, la esfera de la culpa ya demasiado grande para estar en su cuerpo.

-¿Qué...?-

-¡Es mi culpa!- repitió. -¡Todo fue mi idea, no de ella!- hizo una mueca, aguantándose las ganas de llorar. -Yo...Webby ha investigado a nuestra familia por tanto tiempo que pensé que tendría información de mama pero ella no tenia nada, así que pensé...que...- se rasco la nuca. -...podría ayudarme a investigar sobre mama-

-¡Eso no explica la razón por la que no nos dijiste!- el de azul se hundió en su lugar, viendo la cara de sus hermanos que tenían el ceño fruncido y se veían muy enojados.

-Es nuestra madre también, no tenias derecho a ocultarnos algo como eso- gruño el de rojo de brazos cruzados.

-Lo sé- suspiro Dewey.

-¿Dejaste que nos enojáramos con Webby?- el de verde frunció el ceño.

-Si- murmuro lentamente.

-¡No le hablamos durante una semana!- gruño el menor de los tres. -Estás tan muerto...-

-Lo siento- chillo.

-Debes disculparte con Webby también- sentenciaron el de rojo y el de verde.

-En cuanto la encuentren, lo haré- asintió Dewey, sintiendo más tranquilo. Y justo en ese momento, se escucho un grito femenino al mismo tiempo que alguien caía frente a ellos.

-¡Auch!- Webby se quejo, arrodillándose y acariciándose la zona golpeada, había caído de sentón. Estúpida linterna...- gruño agarrando el objeto caído a su lado, agitándolo un poco y golpeándolo ligeramente. -¡Ja~!- sonrío cuando la linterna se prendió. Sonrío en señal de triunfo, levantándose y mirando a su lado, parpadeando con sorpresa al ver a los trillizos que la miraban con sorpresa. -Ho...- retrocedió un paso, apagando la linterna. -...yo...me caí- señalo hacia arriba, donde se podía ver una rejilla de ventilación rota y apunto de caer, colgada de un tornillo desde una esquina.

-¡Webby!- los trillizos se lanzaron hacia ella, apretándola entre ellos en un gran abrazo.

-¡Que bueno que estés bien!- sonrío Huey en cuanto la soltó.

-Por un momento, pensamos que estabas en problemas- suspiro Dewey.

-Por suerte, estás a salvo y con nosotros- asintió Louie con una sonrisa.

-¿Ya...no están molestos?- la pata los miro fijamente, sus ojos brillando con esperanza.

-Lamentamos haberte gritado- hablo el de rojo.

-Debimos haberte escuchado, no asumir ideas locas- el de verde apoyo su mano en el hombro ajeno.

-Ho...- ella solo los miro, retorciendo la linterna entre sus manos.

-Lo siento Webby- hablo el de azul llamando la atención. Dio un paso hacia adelante, mirándola con pena. -Debí haber dicho la verdad desde el principio, no dejar que tu asumieras toda la culpa-

-Esta bien...yo solo...- ella parecía indecisa. -...¿volvemos a ser amigos?-

-¡Claro~!- Webby rió al ser nuevamente apresada entre sus amigos en un abrazo, sintiéndose tranquila.

Extra XD

-¿Cuanto tiempo más?- pregunto Dewey vestido con un traje con una muño azulado en el cuello, su flequillo peinado hacia atrás con gel y con un bandeja en mano.

-Unas cuantas semanas más- rió Huey, sentado en el sillón con Webby a su lado y Louie al lado de ella.

-De todas las cosas, decidieron hacerme su sirviente- suspiro el con traje pero no dijo nada.

-Hey Webby, ¿quieres otra soda?- sonrío Louie.

-¡Si, por favor~!- asintió con una sonrisa.

-Ya la escuchaste...sirviente~- rió el de verde.

-Si, señor- suspiro nuevamente Dewey, dando media vuelta y caminando hacia la cocina pero sonriendo ligeramente al escuchar las risas ajenas. Por lo menos, todo se había solucionado.

DuckTales One-ShortDonde viven las historias. Descúbrelo ahora