¡Bienvenida a la familia!

1.9K 134 22
                                    

Simplemente se me ocurrió y lo escribí, espero que les guste ^_^

-¿Como que no tienes padres?- pregunto Dewey sorprendido, rompiendo el repentino silencio que había reinado la habitación.

-Pues...no, no los tengo- Webby se encogió de hombros, sus ojos fijos en el libro abierto que tenia entre sus manos.

-P-Pero...- Huey se rasco la nuca. -...d-debiste tenerlo, ¿no?- miro de reojo a sus hermanos. -Estas aquí después de todo-

-Pues si pero...realmente no los conocí- ella lo miro, curiosa al ver que los patos se movían con nerviosismo.

-¿No sabes nada de ellos?- Louie metió las manos en sus bolsillos, retorciendo ligeramente los dedos.

-No- agarro un mechón de su cabello entre su dedo indice y el pulgar, acariciándolo con aire ausente. -Le pregunte a la abuela una vez pero ella no quiso hablar mucho de eso...- suspiro con algo de tristeza. -...así que decidí dejarlo de lado y no volver a mencionar el tema-

-Webby...-

-Estoy bien chicos, no se preocupen- la pata se levanto, cerrando su libro y dándoles una sonrisa algo apagada. -Yo...no los necesito...tengo a la abuela...- su sonrisa se volvió algo más animada. -...y ahora los tengo ustedes- los trillizos abrieron la boca para hablar, la voz de Mr. Beakley llamando a Webby ganándoles la palabra. -Ya vuelvo~- le sonrío y dejo el libro en el piso, dándose media vuelta y corriendo hacia la cocina. Los hermanos se miraron entre ellos, prácticamente compartiendo ideas sin decir una palabra. Sonrieron y asintieron con una sonrisa, estaban decididos.

Unos días después

-¿Chicos?- Webby bufo, había recorrido las habitaciones superiores de la mansión pero no había encontrado a ninguno de los trillizos o a su abuela o al Señor Donald o al Señor Scrooge. No podía encontrar a nadie. -Me voy a comer algo mejor...- suspiro, caminando a paso lento hacia la cocina y sorprendiéndose un poco al ver la luz apagada. Se paro de puntitas, alzando la mano para alcanzar la perilla y prendió la luz.

-¡Sorpresa!- saltó del susto, apenas ahogando un grito. Parpadeo varias veces, viendo a quienes estaba buscando ahí mismo, con grandes sonrisas y brazos levantados.

-¿He?- se extraño al ver una torta sobre la mesa, levantando la vista y mirando con curiosidad el cartel ahí colgado con las palabras "¡Bienvenida!". -¿Q-Qué es todo esto?-

-Tu fiesta de bienvenida- Dewey se acerco con una sonrisa y un gorrito de fiesta azulado en la cabeza.

-¿Bien...venida?- ladeo la cabeza, confundida.

-Bienvenida a la familia, por supuesto- Louie se acerco con un gorrito de fiesta verde en la cabeza y una lata de soda en la mano. Ella solo los siguió mirando, sin entender del todo.

-Dijiste que solo tenias a tu abuela y a nosotros- Huey sonrío, acercándose y colocándose el gorrito de fiesta rojo en la cabeza. -No somos muchos pero ahora tienes a todos lo que viven en la mansión como familia-

-¡Eres oficialmente una de nosotros!- saltó el pato de azul con emoción.

-Así que también podrás llamar tío al tío Donald y al tío Scrooge...- sonrío el de rojo.

-...podrás ir de vacaciones familiares con nosotros...- asintió el de verde. Webby miro fijamente a los tres, sin escuchar realmente lo que decían después de eso. Sollozo, intentando limpiar rapidamente sus mejillas. -¿Webby?- la miro con preocupación.

-¿Estás bien?-pregunto el hermano mayor.

-¿Hicimos algo mal?- pregunto el del medio.

-N-No...y-yo...- soltó lo que parecía ser una risa ahogada. -...esto feliz...- les mostró una gran sonrisa a pesar de las lagrimas que corrían por sus mejillas. -...gracias chicos- sollozo, estirando los brazos hacia ellos y sonriendo al sentir que los trillizos la abrazan.

-Oigan niños...- levanto la vista, sintiendo una mano en su cabeza y encontrándose con Donald, quien sonreía ligeramente. -...el pastel los espera- rió.

-¡Gracias tío Donald!- rieron los tres patos, acercándose a la mesa.

-...gracias...- Webby lo miro con algo de timidez. -...tío Donald-

-No hay problema pequeña- sonrío. Le acaricio una vez más la cabeza, para después caminar hacia la mesa.

-Toma Webbigail- un pañuelo blanco apareció frente a sus ojos.

-Gracias...tío Scrooge- dudo por un momento en decirlo pero sonrío al ver que el pato mayor se veía contento. Se limpio los ojos y mostró una gran sonrisa, acercándose junto a Scrooge hacia la mesa. -¡Chocolate!- rió al notar la torta. Sintió una mano sobre su cabeza, mirando a su lado y sonriendo al ver a su abuela ahí, con una ligera y cariñosa sonrisa. Webby sintió algo cálido en su pecho, tenia una excelente familia.

DuckTales One-ShortDonde viven las historias. Descúbrelo ahora