A primera vista

1.3K 69 19
                                    

Petición de: BlytheBelle8

Ella a querido un Della x McQuack. Espero que les guste~

Della Duck tarareo una melodía recientemente escuchada, explorando la mansión que no veía hace mucho tiempo. Había vuelto con su familia hace pocos días, había recibido gritos de parte de su tío y hermano pero su enojo no duro mucho, porque muy pronto se lanzaron a abrazarla entre lagrimas y risas. Ella les correspondió, sintiéndose tranquila ante la calidez ajena. Sus hijos no tardaron mucho en lanzarse apenas estuvo libre, llorando con fuerza y abrazándola, sin dar señales de querer soltar muy pronto. Todos estuvieron pegajosos durante un tiempo, siempre intentando estar con ella...hasta que las responsabilidades los llamaron. Los niños debieron volver a la escuela, Donald a su trabajo y Scrooge a su empresa. Por suerte, eso le daba algo de paz.

-¡Señor McDuck!- alguien, con voz masculina, golpeo la puerta principal. La pata suspiro sin poder evitarlo, adiós paz.

-¡Ya va!- se acerco y abrió, parpadeando con sorpresa. Parado ahí había un pato mucho más alto que ella, con grandes músculos. Vestía verde, apenas visibles gracias a la campera marrón que tenia puesta y con el cierre hasta arriba, con pantalones marrón claro y con lo que parecían ser botas negras, con una gorra verde y un mechón de cabello naranja algo despeinado.

-Ho...- él se le quedo mirando con sorpresa, para después mostrarle una gran sonrisa. -¡Hola señorita!- se rasco la nuca. -Espero no molestarla...-

-¡No, no, no, no! Claro que no- Della sonrío con nerviosismo, había pasado demasiado tiempo sin hablar con nadie más allá de su familia. -No molestas...yo solo...am...- jugueteo ligeramente con un mechón de su largo cabello, enredándolo entre sus dedos. -Soy Della Duck, la hermana de Donald- extendió su mano con algo de nerviosismo.

-Ho, en ese caso...- agarro la mano ajena, dándole un ligero apretón. La pata no pudo evitar mirar sus manos unidas, notando sin poder evitarlo que la mano del pato era más gran que la suya y sintiendo algo cálido crecer desde su pecho. -Soy Launchpad McQuack, un gusto- sonrío enormemente.

-Un gusto- sonrío ligeramente, algo viniendo a su mente. -Eres...el piloto de mi tío, ¿no?- recordó que sus hijos le habían contado algo al respecto.

-Piloto, conductor, lo que se necesite- rió ligeramente.

-Tu...- Della se sobresalto al notar que aun lo había soltado, aclarándose la garganta sin saber que más decir. -¿Buscas al tío Scrooge?- el pato con músculos asintió rapidamente, dándole un gran sonrisa y soltándola lentamente, metiendo las manos en los bolsillos de su campera. Della ya extrañaba la calidez de la mano ajena agarrando la suya. -Él...- sonrío con nerviosismo. -...no esta en este momento-

-Ho...- él hizo una ligera mueca, para después sacudir la cabeza. -Pues,entonces, me voy- le sonrío. -Si alguna vez necesitas, no dudes en llamarme- se dio media vuelta, empezando a caminar. -¡Adiós!- hizo una además con la mano, para después volver a ponerla en su bolsillo y seguir su camino.

-Adiós...- murmuro Della. Se quedo ahí un momento, parada, sin moverse. Se sentía...nerviosa y ansiosa, algo en su interior diciéndole que no podía dejarlo irse así nada más. Trago saliva, ella siempre actuaba por instinto y esta vez no seria la excepción. -¡ESPERA!- sonrío cuando él se detuvo y se volteo a verla con curiosidad. La pata no perdió tiempo, acercándose rapidamente y mirándolo con una sonrisa. -Tú...¿crees que puedas mostrarme la ciudad?- rió ligeramente. -He estado fuera durante un tiempo y de seguro, muchas cosas han cambiado-

-¡Por supuesto!- sonrío con entusiasmo. -¡Soy un gran guía de turistas~!- hizo una pose, apuntándose a si mismo y sonriendo. -¿Nos vamos?- extendió su mano hacia ella, con la palma hacia arriba.

-Un momento...- corrió hacia dentro de la mansión, volviendo a salir con unas llaves en mano y cerrando la puerta con llave, guardando esta en su bolsillo y corriendo hacia el más alto. En vez de agarrar la mano ajena, se abrazo al brazo del pato y le mostró una gran sonrisa. -Listo~- él la miro con sorpresa, para después mostrar una gran sonrisa.

-¡Empezamos entonces~!- empezaron a caminar. Della lo volvía a repetir, este muy feliz de haber podido volver.

DuckTales One-ShortDonde viven las historias. Descúbrelo ahora