¿Celoso? Para nada

3.9K 203 86
                                    

Lo siento por el final pero me gusto así ^_^

P-D: No se me ocurrió otro titulo XD

P-D 2: Recuerden que no todos los capítulos están relacionados entre si, lo aclaro por si las moscas

-¿Quien rayos es ese?- gruño Louie con las manos en los bolsillos y el ceño fruncido, viendo a aquel pato de traje caro y sonrisa estúpida, con mucho gel en la cabeza hablando con una sonriente y animada Webby no muy lejos. Desvió la vista un momento pero pronto sus ojos volvieron, viendo al pato con odio.

-Ho cielos...- Dewey estaba intentando ocultar su risa pero termino por rendirse, soltando una sonora carcajada e ignorando la mala mirada que le dedicaba su hermano de verde. -¡Esto es muy divertido!- se tira al piso sin detener su risa.

-¿Qué esta pasando?- Huey se les acerco con curiosidad.

-¡Louie esta celoso, hermano!- rió el de azul.

-¡Claro que no lo estoy!- gruño el de verde. -Solo...- mantiene sus ojos en el pato de traje. -...él no me agrada-

-Vaya...- el de rojo no puede evitar sonreír con diversión. -...jamas pensé que estaría presente para ver a mi hermanito celoso- rió ligeramente.

-¡Oye!- Louie reclamo pero los otros dos no lo escucharon en medio de sus risa.

-Vamos hermano, relájate- Dewey se limpio las lagrimas que habían salido gracias a tanta risa, levantándose y rodeando los hombros ajenos con su brazo, sin siquiera prestar atención a la mala mirada que le dedico el pato de verde. -No es para tanto- rió ligeramente.

-Si, además...- Huey se le acerco, mirando al pato desconocido y a su amiga seguir hablando. -...Webby es tu novia, es normal estar celoso porque ella este hablando con alguien más-

-Que no estoy celoso...- gruño en voz baja.

-Sigue repitiéndolo hasta que te lo creas- rió el hermano del medio. El menor de los tres rodó los ojos y empezó a caminar a paso firme, dispuesto a llevarse a la pata consigo. Todo rastro de mal humor borrándose de su rostro cuando, al estar lo suficientemente cerca, ella lo miro con sus grandes ojos brillantes y llenos de curiosidad.

-Hey Webs~- le sonríe con tranquilidad, sacando las manos de los bolsillos y extendiendo los brazos.

-¡Lu~!- Webby sonrío con emoción pura, abalanzándose hacia él y abrazándolo con fuerza, sintiendo como el pato vestido de verde le devuelve el gesto. Ella se separa un poco solo para darle un beso en la mejilla, manteniendo sus brazos rodeando su cuello. Louie mantiene su brazo en la cintura ajena y se voltea a ver al desconocido, sintiéndose superado al ver que el otro fruncía el ceño con enojo.

-¿Quien eres?- pregunto de manera casual el pato de traje.

-Soy Louie, vivo aquí y soy su novio- se encogió de hombros, mirando de reojo a la pata que aun lo abrazaba. -¿Y tú?-

-Soy Ricardo y yo...-antes de poder continuar, la puerta principal de la mención se abre de golpe, un pato mayor y furioso saliendo a grandes pasos.

-¡Vamos Ricardo, no vamos de aquí!- gruño el pato caminando hacia el gran portón.

-...supongo que me voy- suspiro y le sonrío ligeramente a la pata, extendiendo su mano hacia ella. -Fue un placer conocerte Webbigail~-

-¡Lo mismo digo!- Webby sonrío alegremente, soltando al de verde y extendiendo la mano de igual manera, agarrando la ajena.

-Espero que nos volvamos a ver pronto- Ricardo sonrío con coquetería, dispuesto a besar el dorso de la mano de la pata.

-Siiii...- Louie agarro de la cintura a Webby, alejándola del pato de traje y logrando que la soltara. Le mostró una una sonrisa forzada, mientras que Ricardo lo miro con el ceño fruncido. -...no creo que eso pase-

-¡Ricardo!- se escucho la voz del pato mayor desde el portón.

-Creo que te llaman- sonrío con diversión, mientras que Ricardo le fruncía el ceño y empezaba a caminar, acercándose al mayor y desapareciendo de sus vista después de atravesar el portón. -idiota...-

-¿Lu?- miro a Webby, quien lo miraba con curiosidad. -¿Estás bien?-

-Claro que si Webs~- le sonrío. -¿Por qué preguntas?-

-Te veías algo...molesto- agarro su manos.

-Nha, debe ser tu imaginación- ignoro a sus dos hermanos, quienes canturreaban: "¡Louie estaba celoso!".

-¿Celoso?- la pato lo miro fijamente, ladeando la cabeza. -¿Por qué estarías celoso?-

-Pues...-

-¡Si siempre seras mi pato favorito y el mejor novio del mundo!- rió con alegría, abrazándolo.

-No digas esas cosas...- murmuro correspondiendo el gesto, rodeando la cintura ajena pero sonriendo levemente, sonrojándose. Ella se separo un poco, dedicándole una gran sonrisa.

-Sé que te gusta que te lo recuerde~- sonrío, besando la mejilla del sonrojado pato.

DuckTales One-ShortDonde viven las historias. Descúbrelo ahora