Primer encuentro

1.2K 62 25
                                    

Espero que les guste~

Petición de: gaylla10

Nota: Aquí Mrs. Beakley y Flintheart Glomgold están casados, por lo cual Webby vive con ellos

Huey Duck odiaba admitirlo pero estaba muerto de aburrimiento. Lo habían obligado, junto a sus dos hermanos, a ir a una "importante" reunión con un pato extraño muy bajito y algo regordete, con barba blanca y vestido como si fuera...¿escoses quizás? Eso es lo que suponía.

¡Al punto de vuelta! ¡Estaba completamente aburrido! En vez de presenciar una importante reunión de negocios, esto parecía ser más soltar planes infantiles y locos de parte del más bajo sobre eliminar a alguien tonto obsesionado con la tecnología, recibiendo solo expresiones de fastidio y respuestas cortas de parte de su tío-abuelo Scrooge McDuck.

Dejo escapar un ligero suspiro, mirando de reojo los sillones que tenía al lado, justo donde estaban sus hermanos: Dewey estaba con los ojos fijos en la pantalla de una consola de vídeo-juegos que no recordaba de donde saco, mientras que Louie tenía sus auriculares verdes puestos y con los ojos fijos en la pantalla de su teléfono, ambos entretenidos en sus propios mundos.

-¿Por qué deje mi libro en casa?- pensó con tristeza, casi maldiciéndose al haberlo olvidado debajo de su almohada. Recorrió el lugar con los ojos, una sombra desapareciendo por un pasillo no muy lejos de él llamándole la atención. Frunció el ceño, curioso por aquello. Miro una vez más a sus hermanos y a los viejos patos, aprovechando que ninguno le prestaba atención y levantándose, yendo por el pasillo a paso silenciosos. -Sé que vi algo...- miro el lugar, buscando al causante de la sombra que antes vio. Dio un paso hacia el frente y quedo tieso al sentir rodear algo su tobillo. Grito al sentir un fuerte tirón, bufando cuando su pecho golpeo en suelo y antes de poder reaccionar, se vio siendo arrastrado hacia una habitación oscura. Dejo escapar un ligero jadeo al ser colgado de cabeza, escuchando pasos rápidos acercarse y una puerta cerrarse.

-¡¿Quien eres?!- hablo una voz femenina, se oía seria y firme.

-Y-Yo...bueno...- no podía ver nada más que oscuridad y eso lo ponía algo nervioso. -Soy Huey Duck- escucho como su "secuestrador" jadeaba con asombro.

-¡¿Eres el sobrino de Donald Duck?! ¡¿Sobrino-nieto de Scrooge Mcduck?!- ahora ella se oía totalmente emocionada.

-Siiii...- hablo con nerviosismo.

-¡Eso es increíble!- Huey parpadeo varias veces cuando las luces se encendieron de repente, casi cegándolo por un momento. Se refregó ligeramente los ojos, soltando un grito ahogado al ser soltado de golpe.

-Auch...-murmuro. Cayo de espaldas, dándose un ligero golpe en la nuca. Se sentó y se acaricio el lugar golpeado, escuchando pasos acercarse.

-¿Estás bien?- él se volteo a verla y reclamar el trato reciente pero se callo al ver a su "secuestradora": era un pata que parecía tener su edad, con una pollera violeta, una camisa rosa y un chaleco color azul, junto con un moño rosa adornando su cabello corto hasta los hombros. -¿Huey?- ella lo miro con curiosidad, extendiéndole una mano.

-¡Ho!- reacciono, sonrojándose ligeramente y agitando la cabeza para despejar sus ideas sueltas. -Estoy bien, estoy bien. No te preocupes- acepto la mano ajena, sintiendo una ligero nerviosismo recorrer su cuerpo ante el contacto, y dejando que ella lo ayudara a pararse. La soltó lentamente, sacudiéndose la ropa y levantando su gorra, poniéndola en su lugar.

-Realmente lo siento~- la pata le sonrío, avergonzada. -Usualmente, el abuelo no deja que entren muchas personas, así que pensé que eras un intruso-

-No hay problemas- suspiro pero la miro con sorpresa al notar algo. -¿Eres nieta de quien?-

-¡Perdona, no me presente!- rió ligeramente. -¡Webbigail Vanderquack, nieta de Flintheart Glomgold!-

-¿Eres su nieta?- parpadeo con sorpresa, viendo como ella asentía con firmeza. Huey se rasco ligeramente la nuca, dejando escapar un suspiro. -Dijiste que tu nombre es Webbigail, ¿no?-

-Puedes llamarme Webby~- sonrío. -¡Esto es increíble!- el pato podía jurar que los ojos negros de la pata brillaban de la emoción que tenia.

-¿Qué cosa?- pregunto con curiosidad, sin entender la razón de la emoción ajena.

-¡Es la primera vez que hablo con alguien que no es un adulto~!- rió ligeramente.

-¿De verdad?- enarco una ceja, curioso y algo triste ante esa frase.

-B-Bueno...- Webby parecía nerviosa ahora, moviéndose ligeramente en su lugar y acariciando un mechón de su cabello con sus dedos indice y pulgar. -...no...se me tiene permitido salir...así que...- se encogio de hombros, mirando hacia abajo con tristeza. -...no siquiera debería estar hablando contigo...- murmuro para si misma pero él logro escucharla.

-Ya veo- frunció ligeramente le ceño pero termino por sacudir la cabeza, mostrandole una sonrisa a la pata. -No te preocupes Webby, no le diré a nadie que te he visto-

-¿En serio?- ella lo miro con sus grandes ojos, los cuales brillaron con alegría cuando vio como él asentía rapidamente. -Gracias- suspiro de alivio, para después acercarse a Huey y le tomo la mano, sonriendo enormemente. El pato vestido de rojo miro sus manos entrelazadas por un momento, un nerviosismo llenando su cuerpo en un segundo. -Vamos...- lo empezó a guiar hacia la puerta. -...¡apuesto que podemos divertirnos juntos~!-

-Si, seguro- respondió con aire ausente, dejando que ella lo llevara y sonriendo como un tonto sin darse cuenta. La reunión de su tío con ese pato enano no fue tan malo ahora.

Extra XD

Huey miro desde el frente el gran lugar, su sonrisa de tonto solo agrandándose al notar a Webby con una gran sonrisa y saludándolo con energía desde una de las ventanas en lo alto. Volvió a la realidad al sentir un brazo rodear sus hombros, un peso colgándose de su costado.

-¡Hermano!- Dewey le sonrío con diversión. -¿Hay alguna razón para que tengas esa cara de bobo?- rió.

-Ahora que lo dices...- Louie lo miro de reojo, sonriendo ligeramente y enarcando una ceja. -...¿acaso conociste a alguien y no nos lo dijiste?-

-Nop- negó, sonriendo y soltándose del agarre del pato de azul, empezando a caminar hacia la limusina donde su tío Scrooge los esperaba impaciente. Se sentó y miro por la ventana, ignorando las preguntas de sus hermanos y con su tonta sonrisa volviendo a su rostro al ver a la pata aun saludándolo desde la ventana. -Que linda~- pensó mientras se alejaban. Realmente esperaba poder volver a verla pronto.

DuckTales One-ShortDonde viven las historias. Descúbrelo ahora