¿Se...termino?

2.4K 148 49
                                    

Eso es para @-simplelectora-, quien me tuvo mucha paciencia ^_^

P-D: Espero que les guste :3

P-D-2: Por cierto, si pueden, envíenme sus peticiones por mensaje porque si no se me pierden entre los comentarios y las notificaciones ^_^U

-Bien, bien, bien...- Huey respiro profundo, dejando escapar un largo suspiro. -...recapitulemos lo que hicimos hasta ahora-

-Pues...- Dewey se rasco la nuca. -...lo llevamos al parque de diversiones pero se fue apenas desviamos la vista-

-Lo llevamos al centro comercial pero solo se sentó en el área de comida y miro por la ventana- el de rojo se cruzo de brazos.

-Convencimos al tío Scrooge de que nos dejara nadar en su montón de dinero pero solo se termino hundiendo- el de azul de encogió de hombros.

-Lo llevamos a la pileta pero se fue-

-También hicimos una maratón de sus películas favoritas pero nos ignoro por completo-

-Rayos...- ambos suspiraron y se asomaron por la puerta de su habitación, haciendo una mueca al ver a su hermano Louie tirado en su cama, con cara de tristeza y con los ojos fijos en el techo.

Y de seguro te debes preguntar: ¿qué fue lo que paso?

Todo había empezado como un día normal y tranquilos, los hermanos y la pata estaban dispuestos a relajarse y no hacer nada...hasta que tocaron la puerta. Webby había corrido para abrir y ante la atenta y molesta mirada de Louie, ella abrazo con gran alegría y emoción al pato que había tocado. Louie había gruñido al ver a su novia hablar con tanto animo con un desconocido, su humor solo empeorando cuando Webby volvió a abrazar al pato y le beso la mejilla.

Y así, la pelea empezó.

Huey y Dewey escuchaban desde la cocina la pelea entre la pareja. Habían corrido hacia su habitación compartida en cuanto la discusión paso a ser gritos, pensando que todo se solucionaría pero preocupándose cuando, después de unos minutos, pudieron ver a su hermano con una profunda tristeza escrita en todo su rostro.

-Termino conmigo...- había murmurado lentamente.

Y desde ese día, que fue hace apenas unas semanas, habían intentando todo lo que se les venia a la mente para animar al pato de verde pero nada funcionaba. Incluso habían ideado locos planes para que volviera a hablar con Webby, más ella no había estado mucho en la mansión durante la semana y eso, solo frustro más a los hermanos.

Louie suspiro, sentándose lentamente y parándose, metiendo las manos en el bolsillo de su chaqueta verde y empezó a caminar, pasando a un lado de sus hermanos.

-¿A donde vas?- ellos lo miraron con curiosidad y preocupación.

-Voy a dar un paseo- se encogió de hombros, sin detenerse. -Volveré en un rato- salio de la mansión, caminando a paso tranquilo. No supo cuanto tiempo estuvo caminando, ni en que momento sus pasos lo llevaron de manera inconsciente a la playa. Sus ojos se enfocaron en seguida en la figura de una pata muy conocida sentada en la arena con una mochila a su lado. Trago saliva y respiro profundo, acercándose lentamente. -Hey...-

-Hey...- Webby sonrío ligeramente, viendo de reojo como el pato de verde se sentaba a su lado. -Louie, yo...-

-Lo siento- él le interrumpió rapidamente. -No debería haberte gritado de esa manera, lo que menos quería era pelearme contigo pero no pude evitarlo y yo...-

-¿No confías en mi?- ella lo miro a los ojos con tristeza.

-Confío en ti...- respondió rapidamente y sin duda. -...el problema soy yo- suspiro. -Siempre temí que pudiera arruinarlo todo o que tu te hartaras de mi y buscaras algo mejor- soltó una triste risa. -Cuando te vi con ese pato, me sentí tan mal conmigo mismo...y pensé que te habías dado cuenta de que soy un completo desastre-

-Yo te quiero, desastre y todo- ella sonrío. -Eres mi pato favorito~-

-¿En serio?- enarco una ceja, mirándola de reojo.

-Claro~- asintió.

-Terminaste conmigo- sonrío ligeramente al ver que ella se tensaba.

-Entre en pánico y dije lo primero que se me vino a la mente- rió con nerviosismo. -Lo siento~-

-No te disculpes, me lo merecía- se quedaron en silencio por un momento.

-Entonces...- Webby le llamo la atención. -...¿vuelves a ser mi Lu~?- lo miro con ojos brillantes y con una gran sonrisa.

-Siempre y cuando tu vuelvas a ser mi Webbs~- rodeo los hombros ajenos con su brazo y la acerco a su cuerpo, dándole un suave beso en la frente. -Por cierto, ¿quien...?-

-El pato al que golpeas era solo el nieto de una de las amigas de la abuela- rió Webby ligeramente. -Él solo estaba entregando un paquete para la abuela- 

-Ho...- Louie se rasco la mejilla, nervioso. -...creo que le debo una disculpa-

-Sip~- soltó una carcajada sincera, mientras que el pato no pudo evitar mirarla con cariño. Tomo la mano de la pata, disfrutando de su risa y de su compañía. Esto era bueno.

Extra XD

-Por lo menos, se reconciliaron- sonrío Huey, parado junto a Dewey y mirando a lo lejos a su hermano y a su amiga sentados en la playa.

-Eso es un alivio~- suspiro el de azul. -Si tenia que soportar un día más al Louie depresivo, lo iba a tirar por la ventana- el de rojo solo rió, divertido.

DuckTales One-ShortDonde viven las historias. Descúbrelo ahora